Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ATLETISMO

"Siempre fui un crío inquieto, de los que van de un lado a otro sin parar", dice el lorquino Pablo Lozoya

10/01/2020 - 

MURCIA. Nadie como él ha corrido tan rápido en España antes de cumplir los 16 años. Pablo Lozoya Esteban, un joven lorquino de 15 años -nació el 15 de julio de 2004 en la Ciudad del Sol-, es el actual plusmarquista nacional de los 60 metros lisos en la categoría sub-16 y su progresión hace de él una firme apuesta de futuro para el atletismo español.

El velocista del club Eliocroca batió hace unos días el récord estatal de la corta distancia con una marca de 6 segundos y 93 centésimas. Lo hizo primero en Alhama de Murcia, pero al lograrlo en una prueba al aire libre y ser este trazado específico de la pista cubierta, su registro no fue validado oficialmente. Sin embargo, apenas una semana después volvió a parar el cronómetro en 6.93, esta vez sí bajo techo, en el control federativo de Andalucía que tuvo lugar en la localidad malagueña de Antequera. Ahí ya el récord era suyo.

“No esperaba hacer esa marca y fue una locura además de una gran satisfacción”, expone Pablo, quien practica el atletismo desde que tenía ocho años.

“Siempre he sido un crío inquieto, de los que van de un lado a otro sin parar, y me inicié en esto porque me decían que tenía talento para correr y para saltar. De hecho, he competido en salto de altura y de longitud, aunque de un tiempo a esta parte estoy más centrado en la velocidad”, declara.

Los 60 y los 100 metros son su especialidad, aunque él casi se decanta más por el hectómetro, distancia en la que acredita una marca de 11 segundos y 5 centésimas. “Es del año pasado y ahora supongo que bajaré de los 11”, indica este deportista que, aunque está focalizado en el atletismo, también ha jugado al fútbol y al baloncesto. “Todavía quedo alguna vez con los amigos para jugarnos unas canastas”, cuenta.

Ya más en serio el atletismo le lleva a ejercitarse cinco días a la semana, entre una hora y media y dos horas por sesión.

“Hago carrera y series además de trabajo en el gimnasio y ejercicios de fuerza”, relata este estudiante de 4º curso de Educación Secundaria en el Instituto Francisco Ros Giner de Lorca.

Pablo Lozoya, a quien entrena Juan Carlos Abellán, ha sido dos veces subcampeón de España en las categorías sub-13 (80 metros lisos, 80 vallas y lanzamiento de peso) y sub-15 (100 metros lisos) y campeón regional tanto en los 60, como en los 100 y en salto de longitud y subcampeón en salto de altura durante el recién acabado 2019.

Este atleta tiene al también murciano Sergio López Barranco, cinco años mayor que él, como referencia más cercana en la que fijarse y, más allá de nuestras fronteras, sus ojos se detienen en velocistas de talla mundial como el estadounidense Christian Coleman y anteriormente el jamaicano Usain Bolt.

“Son deportistas a los que admiro, aunque a día de hoy no me planteo otra cosa que no sea progresar día a día. En 2020 espero hacer una buena temporada y bajar mis marcas”, avanza este chico que, como es lógico, tiene sueños altos y estos pasan por acudir algún día a unos Juegos Olímpicos.

“Es la meta para cualquier deportista y para mí, sabiendo que todavía tengo 15 años, me queda mucho camino por recorrer. Los de 2024 en París y obviamente los de Tokio 2020 llegan pronto y creo que mi momento sería la cita de dentro de ocho años”, asegura Pablo Lozoya, quien es consciente de que para alcanzar resultados primero hay que trabajar mucho y bien.

“Yo soy de los que piensan que si las cosas no salen ahora ya saldrán con el tiempo siempre que se busque. Así, el trabajo acaba viéndose y sé que tengo que ser muy paciente pues además en la velocidad bajar cada centésima cuesta mucho”, expone.

Noticias relacionadas

next