Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

en cabezo cortado

María Rubio, primera mujer al frente de una ITV en Murcia: "Animo a luchar a todas por trabajar en lo que quieran"

15/11/2020 - 

MURCIA. No es sencillo triunfar en un mundo de hombres, pero María Rubio lo ha conseguido dentro del ámbito de las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos. Ingeniera en Tecnologías Industriales, ha logrado con tan solo 28 años ser la primera mujer al frente de una ITV en Murcia, en concreto la de Cabezo Cortado, donde comenzó como ingeniera adjunta en 2018. "He aprendido muchísimo. Todos los días sale algo nuevo. Al estar de cara al público aprendes mucho de la gente y es una experiencia muy enriquecedora", explica.

Se define como una persona curiosa, responsable y resolutiva, y capaz de asumir grandes retos y confiesa que le encanta su trabajo, "aunque no sea lo que se espera de una chica".

-Como única mujer al frente de una ITV en Murcia, ¿cómo es su experiencia? 

- Hay gente que se sorprende. Llaman y preguntan por el ingeniero o el director y cuando los atiendo asumen que soy la secretaria o la administrativa. No se lo esperan. Por ser mujer y por ser joven. Pero nadie se ha escandalizado ni ha puesto el grito. En general, la actitud es correcta aunque hay gente que puede faltar. Cualquier mujer en cualquier cargo directivo puede notarlo, pero creo que cada vez menos. 

-Y su equipo, ¿tiene claro quién manda?

-La mayoría de mis trabajadores son hombres y no tenemos ningún problema. Ellos saben que tienen que cumplir con lo que yo diga y ya está. Creo que estamos evolucionando mucho y la gente ya no tiene esos prejuicios.

-El ámbito de las ITV es tradicionalmente muy masculino. ¿Ha sido complicado llegar a a ser directora? ¿Se lo esperaba?

-Existía la posibilidad pero también podían haber traído a alguien de otra ITV. Pero sí, me sorprendió. Creo que trasmito confianza y he sido resolutiva. Si funcionas bien, te dan la oportunidad es ascender igual. Quizás lo fácil hubiera sido traerse a otra personas y apostaron por mí. 

-¿Echa de menos tener más colegas en el sector?

-Que yo sepa, hay otra directora en la Región, y otras dos compañeras como ingenieras adjuntas. Yo creo que cambiará con el tiempo. Cada vez hay más mujeres ingenieras y, por estadística, también entrarán en este sector. Es un trabajo muy bonito y animo a todas las chicas a que luchen por trabajar en lo que quieran, aunque no sea lo que se espera de ellas. Pueden conseguirlo.

-¿Qué supone estar al frente de una ITV?

-Es una responsabilidad enorme, hay que ser muy organizado y estar pendiente de muchas cosas. Hay que velar por la seguridad vial, el medioambiente, las necesidades de los clientes y a la vez gestionar el equipo, resolver dudas técnicas, etc. La parte positiva es que ya estaba trabajando aquí como ingeniera adjunta desde los inicios de la estación, por lo que el cambio ha sido menos drástico que si vienes de otro trabajo, ya que conozco bien la forma de trabajar y el equipo humano.

-¿Ser mujer, directiva, y pertenecer a este sector, te ha supuesto algún inconveniente en tu día a día?

-La verdad es que, gracias al apoyo de mi equipo que siempre está dispuesto a arrimar el hombro, he conseguido que, liderar un grupo de trabajo compuesto en su mayoría por hombres sea una tarea de lo más sencilla. Siempre te encuentras con gente que no se espera que la persona al mando de la estación sea una mujer, pero son la minoría y espero que con el tiempo la sociedad se acostumbre y lo vea con total normalidad.

-Cuando eras pequeña ¿Te imaginabas estar al mando de una ITV?

-Si te soy sincera, de pequeña no sabía ni que había ingenieros en la ITV. Yo quería ser arquitecta, pero finalmente me decanté por la ingeniería, mi padre es ingeniero y las profesiones técnicas me han llamado la atención desde siempre. Comencé mi experiencia laboral en una fábrica de latas, y la verdad es que me gustó mucho, pero en la profesión de ingeniería hay muchísimas posibilidades y ésta es la que más me gusta.

-¿Qué es lo que más te apasiona de tu trabajo? 

-Me gusta el trato con los clientes, por mi forma de ser creo que no valdría para estar encerrada en un laboratorio o en una oficina técnica 8 horas al día. El cuidado del medioambiente es otro de los aspectos que más me apasiona, en la ITV, se controlan las emisiones contaminantes de los vehículos, para que cumplan con la normativa establecida, me gusta pensar que estoy aportando mi granito de arena al conseguir que los vehículos cumplan estas normativas.

-¿Cómo habéis afrontado la pandemia en la ITV? 

-Hemos tenido la suerte de que nuestra forma de trabajar ha sido fácil de adaptar a la nueva situación que estamos viviendo, como los clientes no tienen que bajar del vehículo, el contacto es prácticamente nulo. Tuvimos que cerrar por el confinamiento en marzo, pero ya estamos perfectamente preparados y adaptados a esta situación.

-¿Qué medidas habéis tenido que adoptar?

-Tenemos gel hidroalcohólico por todas partes, en la caseta donde se entrega la documentación, en dos zonas de cada línea de inspección y en el pupitre final donde se entrega la documentación una vez ha terminado la inspección. Usamos mascarilla siempre y hemos modificado nuestro horario para evitar contacto estrecho entre trabajadores de los distintos turnos de trabajo.

Noticias relacionadas

next