Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el 90% de la población regional, en RIESGO EXTREMO

Salud cierra la hostelería al completo (incluidas terrazas) en 36 municipios de la Región

11/01/2021 - 

MURCIA. Situación "casi" de emergencia en la Región de Murcia. La covid-19 se ha desbocado por todo el territorio regional y el Gobierno murciano ha ordenado el pase de fase 1 a fase 2 en la toma de medidas para contener la pandemia. Esta orden, que entrará en vigor este martes, implica que en 36 municipios que se sitúan en un nivel de alerta extremo la movilidad quedará restringida por un confinamiento perimetral y la hostelería se cerrará al completo, tanto en exteriores como interiores.

Las 36 localidades afectadas son las siguientes: Murcia, Cartagena, Moratalla, Fortuna, Abanilla, Jumilla, Mula, Caravaca de la Cruz, La Unión, Ricote, Yecla, Albudeite, Santomera, Lorquí, Villanueva del Río Segura, Molina de Segura, Alguazas, Lorca, Blanca, Pliego, Los Alcázares, Campos del Río, Cieza, San Pedro del Pinatar, Bullas, Torre Pacheco, Las Torres de Cotillas, San Javier, Águilas, Abarán, Alcantarilla, Ulea, Ceutí, Fuente Álamo, Cehegín y Archena. Se trata del 90% de la población de la Región.

Hasta ahora, 22 municipios tenían cerrados sus accesos, pero la hostelería podía funcionar a través de los espacios al aire libre (las terrazas). La nueva restricción, sin embargo, conlleva que tampoco podrán abrir en el exterior. Únicamente se permitirá el servicio para llevar (el take away), según confirman fuentes de Salud a Murcia Plaza.

Los comercios seguirán limitados al 50% de su aforo. Los jardines deberán cerrar a partir de las siete de la tarde y los centros de día también estarán clausurados. El Ejecutivo también ha decidido suspender todos los actos multitudinarios que supongan la presencia de 200 personas en interiores y 500 al aire libre.

Nueve localidades con terrazas al 75%

En cambio, sí podrán abrir las terrazas en el resto de localidades de la Región, si bien con una capacidad máxima del 75%. Son las cinco poblaciones encuadradas en el nivel muy alto (Beniel, Alhama de Murcia, Totana, Puerto Lumbreras y Mazarrón), así como las dos ubicadas en riesgo medio-alto (Librilla y Calasparra) y las dos en nivel bajo (Aledo y Ojós). En cualquier caso, el cierre del interior de los bares es obligatorio en los 45 municipios de la Región.

Estas nueve poblaciones tienen igualmente que cerrar sus parques a las siete de la tarde. El comercio seguirá al 50% mientras que las zonas comunes de hoteles se limitarán también al 50%. Además, las celebraciones se permiten con un aforo del 30% con un máximo de 30 asistentes tanto si es en espacios abiertos como cerrados.

Así lo ha decidido el Comité de Seguimiento de la Covid-19, en su reunión de este lunes. "Afrontamos una situación casi de emergencia, habida cuenta de la evolución de la pandemia", reconocía el portavoz, Jaime Pérez, que ha señalado que el 76% de los brotes se producen en el ocio y el entorno familiar. 

"Teníamos previsto que esto sucediera, pero no en la medida en que ha ocurrido", admitía Pérez, quien explicaba que se han dado casos "de gente que se contagia en el ocio y luego transmite el virus a la familia". La población joven, con edades entre 17 y 40 años, encabeza el aumento de los contagios, según indicó Pérez.

La Región, abocada a un escenario inédito

Nunca antes, ni siquiera en los peores momentos de la primera ola ni tampoco durante la segunda oleada, se había registrado un número tan elevado de casos cada día en la Región de Murcia. Estos son los últimos partes diarios: 1.200, 1.444, 1.279, 1.107, con la excepción del miércoles (568) y este domingo (667), ya que las pruebas descendieron. La segunda ola dejó su pico, en 1.002 infectados (el 5 de noviembre).

Este repunte tiene su efecto en los hospitales, que ya atienden a más de 400 contagiados. Hace sólo una semana había unos 230 hospitalizados. Los ingresos en las UCI también han crecido en los últimos días. A día de hoy hay 87 pacientes críticos, diez más que hace una semana. Esto significa una ocupación del 72,5% (en total hay 120 salas de Intensivos).

La incidencia en 7 días de la Región alcanza ya los 516,6 casos por cada 100.000 habitantes mientras que la tasa en 14 días llega a 713,6 por cada 100.000. "Nuestros centros hospitalarios peligran", advertía Pérez. Por esa razón, la Región pasa a fase 2 del 'riesgo asistencial' al soportar una "ocupación muy alta de los dispositivos asistenciales por personas afectadas por covid-19, lo que genera dificultades para mantener una atención asistencial normalizada respecto al resto de patologías", apuntó el epidemiólogo jefe regional.

Noticias relacionadas

next