nueva era del arma submarina española

Así ha sido el amadrinamiento de la Princesa Leonor en la puesta a flote del S-81 'Isaac Peral' en Cartagena


22/04/2021 - 

CARTAGENA. El de este pasado jueves acabará convirtiéndose en uno de los días históricos para Navantia, pero no solo para el astillero cartagenero, sino para el futuro armamentístico de la Armada. El acto de puesta a flote del S-81, llamado Isaac Peral, es el gran acontecimiento tecnológico naval del país y para ello se ha engalanado Navantia, en un acto al que acudía el rey Felipe VI, quien estuvo acompañado en este acto por Su Majestad la Reina y por Sus Altezas Reales la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía. La princesa de Asturias será la madrina del S-81.

Nadie, a excepción de un reducido grupo de invitados que no supera el centenar, pudo presenciar este solmene acto por lo que todo aquel interesado en ver la puesta a tuvo que seguirlo por streaming

Entre otros, estuvieron presentes la ministra de Defensa, Margarita Robles; el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras; el delegado del Gobierno en Murcia, José Vélez, el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante qeneral Teodoro López Calderón y el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante general Antonio Martorell Lacave; además del presidente de Navantia, Ricardo Domínguez, la presidenta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), Belén Gualda y la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón.

El submarino S-81 se ha construido dentro de la grada número 1 de la Nave de Armamento de Submarinos (NAS). El primer paso para su puesta a flote es mover el submarino al exterior de la NAS, a la zona conocida como “antegrada”, que se llevó a cabo este pasado fin de semana. Después, ha sido necesario mover el submarino hasta colocarlo dentro de un dique flotante. Esta maniobra termina cuando el submarino está en su posición final de puesta a flote dentro del dique flotante y los carros de botadura están fijados a la estructura del dique.

A partir de ese momento comienza la maniobra de puesta a flote, realizando su movimiento hasta la fosa, el lugar de la dársena con el calado necesario para inundar el dique. Una vez que el dique ha llegado a la fosa, comienza la inundación de sus lastres y empieza a sumergirse, comenzando el submarino a recibir agua y poco a poco a flotar por sí mismo.

En este momento es necesario realizar una serie de comprobaciones vitales para la seguridad del submarino (soplado y ventilación de los lastres, soplado de rejillas, etc.) y a continuación se continúa inundando el dique hasta que el submarino flota libremente dentro del mismo. En este momento, con la ayuda de los prácticos, los remolcadores y empujadoras sacan el submarino del interior del dique y comienza el traslado hasta el muelle de armamento, lugar de atraque del submarino para realizar las pruebas de puerto.

El submarino carece de propulsión operativa hasta que se han realizado las pruebas de puerto sobre amarras. Con la ayuda del personal de la dotación, personal de tierra y los prácticos, se realiza el atraque del submarino en el muelle, quedando el submarino amarrado en su posición final en el muelle de armamento.

Noticias relacionadas

next