Cerca de 35.000 son las entradas vendidas para el festival que arranca hoy

El impacto del Rock Imperium: más de 10 millones de euros, hoteles desbordados y 1.500 trabajadores

23/06/2022 - 

CARTAGENA. El Rock Imperium se convierte desde hoy en el gran acontecimiento internacional que vivirá Cartagena este año, puesto que son cerca de 35.000 las entradas que la organización de este concierto de música ha conseguido vender desde que en junio del pasado año se anunciara.

Entre 10 y 15 millones de euros es el impacto estimado que dejarán los tres días de música rock en la Cuesta del Batel para los hoteles, alojamientos, bares, restaurantes y tiendas de la ciudad que se han encontrado con el cartel de ‘no hay habitación’ casi desde el mes de septiembre. Además, el evento ha supuesto que hubiera que emplear a cerca de 500 personas antes, durante y después del concierto y otras mil personas de empleo indirecto, llegadas desde puntos geográficos como Alemania y Países Bajos para montar un escenario colosal.

Son un total de 43 bandas, internacionales, nacionales, regionales y locales que tocarán durante estos tres días, pero con un cabeza de cartel, Scorpions, secundado por Whitesnake, Europe y Avantasia, que atraen a legiones de seguidores del rock desde puntos tan distantes de Cartagena como Japón, Nueva Zelanda, Canadá, Estados unidos, además de múltiples países europeos (Alemania, Suecia, Países Bajos, Noruega, etc..) y de todo el ámbito geográfico nacional.

Los hoteles de la ciudad, tal y como confirmaba el propio Bartolomé Vera, presidente de la asociación empresarial hotelera de la Región de Murcia, han tenido que derivar a los asistentes del concierto a otros establecimientos de la zona, principalmente de San Javier, La Manga, Los Alcázares y San Pedro del Pinatar debido a la falta de camas en Cartagena. "Casi desde que se anunció el concierto las reservas empezaron a sucederse y en dos meses teníamos nuestros hoteles llenos", afirma Vera, gerente del hotel Los Habaneros, a 1 minuto del escenario principal.

Por ello, el productor del Rock Imperium, el alhameño Juan Antonio Muñoz, se lamentaba que no hayan suficientes camas o un transporte adecuado, problemas que no habían previsto y que se han encontrado por el camino y que "habrá que ir solventándolos con los siguientes que vengan". Y es que el Rock Imperium tiene solución de continuidad, al menos así lo explicó Muñoz, quien dijo que el próximo sábado, una vez que se dé por concluido el Festival se anunciará en el propio escenario las fechas y el cabeza de cartel para el próximo año, 2023.

En la mañana de este pasado miércoles se producía la visita al gran escenario ubicado en la Cuesta del Batel, en el que se encontraba la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, el consejero de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes, Marcos Ortuño, la presidenta de la Autoridad Portuaria, Yolanda Muñoz, el director general del ICA, Manuel Cebrián, el director de comunicación de Estrella de Levante, Yayo Delgado, el director del festival, Juan Antonio Muñoz, y demás autoridades y patrocinadores del evento. 

Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena, destacaba entre otras cosas, el gran escaparate turístico que supone para la ciudad un evento de esta magnitud. "Es el de mayor proyección internacional de Cartagena. Hay más de 50 medios acreditados de otros países, que hablarán de nuestra ciudad, de nuestro potencial turístico y del patrimonio de Cartagena".

Subrayó la importancia de que la ciudad entrara en el circuito de festivales internacionales "y ha sido posible gracias a Juan Antonio, el productor, que es de Alhama, que tenía claro que este festival se tenía que llevar a cabo sí o sí. Este evento genera empleo, hace industria y hace marca de ciudad, con la que queremos proyectarnos".

El consejero de Presidencia, Turismo, Cultura y Deportes, Marcos Ortuño, incidía en este mismo aspecto, al explicar que el Rock Imperium va a suponer "un impulso para el sector turístico, con un gran impacto positivo para los hoteles y alojamientos turísticos y también para la economía de la ciudad. Cartagena consolida su posición dentro del mundo de la Cultura y de la música".

Hoy, apertura de puertas en la Litha Night

Las puertas de esta primera edición se abrirán hoy en una noche de celebración por el solsticio de verano, la llamada Litha Night en las culturas nórdicas. Será una noche previa al festival con las actuaciones de Myrkur y Moonsorrow.

Esta tradición eminentemente nórdica encuentra en la noche de San Juan un espejo en el que mirarse. Lo hace con la presencia de dos formaciones que aúnan en su música todo el espíritu de lo que podría ser una noche irrepetible en el Escenario Paseo del Puerto (junto Auditorio el Batel) y cuyas entradas cuestan 20 euros. 

La noche comenzará con Moonsorrow. Con más de 25 años de trayectoria, la formación finesa son una de las bandas más representativas del Pagan/folk metal, siempre con una recurrente base de black metal que hierve en cada uno de los temas de su último trabajo  'Jumalten Aika'.

Por su parte, la voz de la cantante y multiinstrumentista danesa Amalie Bruun y su proyecto Myrkur  se encargará de avivar el fuego de las almas en esta Litha. Si bien Myrkur comenzó como un proyecto que hundía sus raíces en una suerte de black metal etéreo, la dirección de su último, delicadísimo y mágico trabajo titulado “Folkesange” (Canciones Populares) abandona toda estridencia para sumergir al público en un inolvidable recorrido por la tradición sonora de los países nórdicos mediante un folk construido a base de instrumentos tradicionales escandinavos.

Litha Night es la fiesta de presentación de Rock Imperium Festival pero debido al aforo del recinto y no formar parte del festival en sí, la entrada tendrá un precio de 20 € (más gastos) para todo aquel que quiera acudir, tanto si tienes abono como si no.

El tráfico se cortará a partir de las cuatro de la tarde

Para la correcta celebración del festival durante la jornada del jueves se cortará al tráfico desde las 16:00 horas los alrededores del recinto: carretera El Batel, desde la plaza Bastarreche, hasta parte del Paseo Alfonso XII. Esos mismo cortes se realizarán viernes y sábado, desde las doce de la noche, hasta el final del festival, previsto para las cuatro.  

El festival ha montado un parking disuasorio para unos 3.500 coches en el Eroski. Aparcamiento que estará conectado con el recinto del Rock Imperium a través de autobuses lanzadera que cada 20 minutos hacia el festival y también para la vuelta. El parking es gratuito, y el autobús costará 1 euro por trayecto. El jueves el servicio de los autobuses lanzadera estará desde de las cinco de la tarde. hasta las doce y veinte de la noche. Viernes y sábado, desde las diez de la mañana hasta las cuatro y veinte de la madrugada.

Noticias relacionadas

next