protesta vecinal este próximo domingo

Alsa limita a casi un tercio las llegadas del urbano al residencial Buenos Aires por ser poco rentable

14/04/2021 - 

CARTAGENA. La línea 6 de autobús urbano de Cartagena transcurre entre la Plaza de Alicante y Molinos Marfagones, pero en 12 de los 31 servicios que ofrece de forma diaria llega o parte del residencial Buenos Aires, un complejo en el que actualmente viven alrededor de doscientas familias. 

Alsa, la empresa concesionaria en los autobuses urbanos de Cartagena, ha decidido quedarse en el resto de salidas o llegadas a 800 metros de Buenos Aires. Alegan que este plus, diario, semanal y mensual, eleva los gastos de forma considerable en la línea, por lo que, de momento, los vecinos que quieren coger el urbano que no ha hecho parada en el residencial tienen que ir andando ese casi kilómetro a la orilla de la carretera, que además presenta un elevado tránsito de vehículos.

Ante la desesperación de los usuarios y residentes en Buenos Aires y tras la falta de soluciones que afirman que esperan tanto de la concesionaria como del Ayuntamiento, han decidido convocar para el próximo domingo 18 de abril una protesta en la que denunciar esta situación. "A la gente se le ha acabado la paciencia y debido a que todas las viviendas de los 2 bloques de viviendas están vendidas la demanda es mayor", afirma Juan, vocal de la Asociación de Vecinos, que añade que han puesto en conocimiento en reiteradas ocasiones al Ayuntamiento, pero siguen sin encontrarle solución. "Hace ya semanas que están viendo con Alsa el kilometraje y el presupuesto", apostilla el representante vecinal, quien añade que todo parecen "excusas" cuando hay tan poca separación entre paradas "y cuando el autobús haría el recorrido entre paradas en menos de 2 minutos, para mi forma de entender no trastoca horarios ni frecuencia de pasada".

Desde el Ayuntamiento explican, por su parte, que la concejalía de Infraestructuras estudia el coste que supone ampliar todas las frecuencias porque aunque son 800 metros solo, hay que contar con los siete días a la semana y cuantificar cuánto supone en kilómetros y gasto a lo largo de todo un año. Tras ver el coste, estudiarán la posibilidad o no de asumir dicho coste, "porque no solo están los usuarios de Buenos Aires, también hay en otras zonas que también reivindican más frecuencia y horarios", explicaba para Murcia Plaza Diego Ortega, concejal de Descentralización. 

next