Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EPA segundo trimestre

Las mujeres se llevan el batacazo del desempleo: el 86% de los trabajos destruidos son de ellas

2/08/2020 - 

MURCIA. La Región perdió durante el segundo trimestre del año 14.700 puestos de trabajo, según los datos de la Encuesta de Población Activa que facilitó el Instituto Nacional de Estadística esta semana. Se trataba de un dato relativamente negativo, ya que la pérdida ha sido generalizada debido al confinamiento provocado por la pandemia, pero Murcia se situaba como la tercera comunidad en la que menos empleo se destruyó. Sin embargo, esa cifra agridulce escondía otra mucho más amarga: el 86% de los empleos que se han eliminado estaban ocupados por mujeres. Es decir, 12.700 mujeres han perdido su trabajo entre marzo y junio.

"Cuando se destruye empleo, la mujer siempre se lleva la peor parte porque son los empleos más precarios. Viene siendo lo habitual en cada crisis y tiene un efecto generalizado en el aumento de las brechas de género existentes en el acceso y permanencia en el sector laboral", subraya Eugenia Pérez, del sindicato UGT.

Son las mujeres las que se han llevado el mayor batacazo por la crisis provocada por la pandemia: las ocupadas descienden en 12.700 frente a los 2.000 ocupados menos que registran los hombres, casi un 5% menos que el trimestre anterior, y las paradas también descienden en menor medida que los hombres: 3.800 frente a 6.200. 

En cuanto a la variación interanual, las cifras son aún peores: hay 18.600 mujeres menos trabajando en la Región que hace un año, lo que supone una reducción de un 7%, y 5.300 paradas más, con un aumento del 10%.

"La subida del paro femenino en la Región de Murcia no es una buena noticia, sin duda. La crisis de la covid-19 ha hecho estragos en la clase empresarial y, las mujeres, muchas de ellas autónomas, han sido las más castigadas", señala la presidenta de la Organización de Mujeres Empresarias, Carmen Botella. "Desde la Omep pedimos medidas concretas de política económica tanto a nivel nacional como autonómico".

También la tasa de actividad, que recoge a todos los desempleados que no pueden ser clasificados como tales por verse imposibilitados para la búsqueda de empleo durante el confinamiento, desciende 2,77 puntos en el caso femenino y dispara su brecha respecto a la de los hombres hasta los 15,78 puntos.

"Lamentablemente, el sistema no tiene bien resuelto el tema de la plena incorporación de la mujer al trabajo", subraya Josefina Lozano, presidenta del Foro Colabora Mujer RM. "Muchas empresas no están dispuestas a asumir que las mujeres tienen bajas maternales y es en las que en mayor medida recae el peso de la conciliación".

La pandemia ha acentuado la precariedad en el sector femenino porque también son las que más empleos tienen a tiempo parcial. Muchas mujeres, además, han salido del mercado laboral porque el confinamiento y la interrupción de las clases las ha obligado en mayor medida a quedarse al cuidado de los niños. 

"Evidentemente hay un retroceso y muchas mujeres se verán abocadas a volver a casa si no hay colegio porque se les presupone que deben ocuparse de los hijos. Ante la pandemia, las opciones son complicadas pero deberían articularse medidas para minimizar este impacto. No avanzamos porque la administración no nos lo pone fácil", apunta.

En cuanto a los ERTE, las cifras son levemente mejores. En la Región de Murcia el número de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo registrados hasta la fecha  es de 14.652 y el número de trabajadores afectados es de 79.474. De ellos, un 47,4 son mujeres, 37.659, algo menos que los hombres, que alcanza la cifra de 41.815.

Noticias relacionadas

next