Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El chasco de las ayudas a la conciliación: la de Empleo sin demanda y la de Familia sin convocar

10/10/2020 - 

MURCIA. Desde que comenzó la pandemia el Gobierno regional ha anunciado numerosas líneas de ayudas a empresas, autónomos y también para la conciliación de las familias ante la complejidad creada por la alarma sanitaria. Sin embargo, algunas de ellas han quedado en una mera declaración de intenciones, a tenor de los pobres resultados que han obtenido hasta la fecha.

Es el caso de la ayuda a los autónomos, que esta semana UGT denunciaba que apenas había llegado a 300 de los 14.000 empleados por cuenta propia a los que pretendía apoyar. Similar o peor situación es la de la línea 'Cheque Concilia Reactiva', impulsada desde la Consejería de Empleo, y la ayuda para la conciliación de la Consejería de Familia: en el primer, caso por falta de solicitantes; en el segundo, ni siquiera ha salido la convocatoria después de dos meses.

"De momento, no hay nada desde el Gobierno regional que ayude a las familias", lamenta Anna María Mellado, secretaria de Mujeres e Igualdad de CCOO-RM. "Llevamos desde marzo con la pandemia, con las dificultades enormes que ha provocado en la conciliación, y las familias no han tenido ningún apoyo. Hay niños solos porque los padres no pueden permitirse contratar a nadie y tampoco faltar al trabajo. Además, muchas empresas no están asumiendo su responsabilidad de ayudar a los trabajadores ante esta coyuntura. Es un situación muy grave".

"Muy pocas solicitudes" en Empleo

El 'Cheque Concilia Reactiva' perseguía ayudar a la conciliación de las familias con una ayuda única de 500 euros. La convocatoria ha estado abierta desde el 30 de julio al 30 de septiembre y estaba dotada con un presupuesto de 1,5 millones de euros, con la estimación de poder beneficiar a unas 3.000 familias. 

El consejero de Empleo, Miguel Motas, señalaba en su presentación en junio que eran "conscientes de que la situación de carácter totalmente excepcional causada por la covid-19 ha supuesto dificultades para la atención de los hijos menores u otros familiares con discapacidad, y por ello lanzamos esta iniciativa”.

Sin embargo, y según ha reconocido la Consejería, una vez acabada la convocatoria han recibido "muy pocas solicitudes", aunque no facilitan la cifra, lo que atribuyen a que la fecha en la que se sacó la convocatoria no ha sido propicia por estar el verano por medio. 

No obstante, los requisitos que exigía la orden también han podido influir. Las destinatarias de la ayuda eran familias con hijos menores de 12 años que debían contratar a personas desempleadas y que estuvieran dadas de alta en el Sef. La contratación debía tener una duración mínima de 30 días naturales a jornada completa o su equivalente en supuestos de jornada a tiempo parcial y la persona solicitante debía adelantar la cuantía del gasto.

Mellado califica la ayuda del Cheque Concilia de elitista, ya que solo pueden acceder a ellas las familias que pueden adelantar el importe para la contratación de una persona para el cuidado de los niños, algo "imposible" para las familias de pocos recursos que son, paradójicamente, las que más lo necesitan. "No me extraña que haya sido un fracaso: las familias que se pueden pagar una asistenta, no piden la ayuda; las que no pueden pagarla, tampoco tienen para adelantar el dinero. No sirve para nada".

Debido a la escasa respuesta, ya sea por las fechas o por la dificultad de alcanzar los requisitos, la Consejería de Empleo va a prorrogar la ayuda un mes más. Tal y como indican, para poder llevarla a cabo hace falta esperar 15 días y volverá a salir con las mismas condiciones próximamente. 

La de Familia, a la espera de la convocatoria

La consejera de Familia, Isabel Franco, presentó en agosto una de las ayudas incluidas en el plan de conciliación del Gobierno regional para el inicio de curso. La línea, que presentó junto a representantes de UGT y CCOO, está destinada a las familias con miembros que han tenido que pedir excedencias o rebajado su jornada laboral desde el inicio del estado de alarma para poder atender a los hijos.

La medida cuenta con un presupuesto de dos millones de euros de fondos estatales y estaba previsto ponerla en marcha a partir de septiembre pero con carácter retroactivo desde el pasado 14 de marzo.

Cada unidad familiar podrá recibir hasta 600 euros al mes siempre y cuando puedan acreditar la solicitud de excedencia o rebaja de la jornada laboral desde marzo. También se podrán beneficiar los trabajadores que ya estaban en régimen de jornada reducida y la rebajaron aún más desde el inicio de la pandemia.

Sin embargo, de momento la convocatoria sigue sin salir y, por tanto, ese dinero aún no ha llegado a las familias, a pesar de que muchas llevan desde marzo sufriendo las consecuencias. "Nos han asegurado que saldrán a lo largo de este mes de octubre y esperamos que sea así. Muchas familias la necesitan", recalca Mellado.

Noticias relacionadas

next