Hoy es 14 de julio

ENTREVISTA A luis alberto marín, número seis del pp y consejero de economía y hacienda

"Hemos demostrado que bajando impuestos se recauda más en la Región"

30/04/2023 - 

MURCIA. Luis Alberto Marín (Murcia, 1969) se estrena en una campaña electoral. Su ascenso en el seno del PP ha sido fulgurante. Hace dos años que López Miras le designó al frente de la Consejería de Economía y Hacienda, y desde entonces se ha convertido en uno de sus hombres de confianza, dada la importancia del departamento que dirige. Además, hace un año se incorporó al equipo económico de Núñez Feijóo, como secretario ejecutivo de Economía. Sus recetas se escuchan en Génova. Y ahora afronta la carrera electoral como número sexto de la candidatura del PP regional. "Estoy con mucho ánimo y no temo a ningún partido". Su mayor preocupación, asevera, es "llevar bien el mensaje a los ciudadanos".

El consejero, que nació en el Hospital San Carlos de Murcia y reside en el barrio de Vistabella, es doctor en Derecho y economista de profesión. Casado y padre de dos hijos que le preguntan por su día a día en la Consejería, siente pasión por la novela histórica y la música indie. Pero sobre todo se declara un amante de los datos. De hecho, no para de divulgar cifras a lo largo de la entrevista con Murcia Plaza. "Como economista que soy...", dice recurrentemente, en un tono a medio camino entre lo didáctico y el responsable público que también es. Por eso tiene muy claro los números que el PP regional necesitaría para conseguir la mayoría absoluta, la gran obsesión de su partido: un 48%, más de lo que necesitan otros territorios como Madrid, que está en un 42%.

-Acabamos de conocer la encuesta del Cemop. ¿El PP va a ganar las elecciones?

-La encuesta del Cemop ratifica una tendencia: el PP va a ganar las elecciones con una mayoría suficiente para gobernar. Si bien la verdadera encuesta la veremos el día 28 y puede pasar cualquier cosa, como decimos en estadística, hay una línea tendencial que se mantiene en el tiempo. Existe un apoyo constante al PP desde hace más de un año; es una señal inequívoca de que nuestras propuestas están calando.

-¿Ve posible la mayoría absoluta?

-Trabajamos para lograrla. Pero es muy complicada. Tenemos un sistema de circunscripción única que hace que debamos tener un porcentaje de voto superior al de otras comunidades autónomas, lo que dificulta el acceso a una mayoría absoluta.

-¿Qué porcentaje es?

-Aproximadamente un 48%. En Madrid con un 42% ya tienen la mayoría absoluta. El reto es difícil. 

-Y traducido en votos, ¿cuántos votantes necesitarían?

-No la sé y tampoco quiero saberlo. Nosotros no nos fijamos en lo que nos falta para la mayoría absoluta, sino que intentamos conseguir el mayor apoyo posible electoral.

"No le temo al PSOE ni a Vox. Sólo tengo miedo a defraudar a nuestro votante"

-Hay una bolsa de indecisos importante, que roza el 40%.

-Es normal que una parte del electorado se sienta indeciso a falta de un mes. No obstante, hay un dato revelador: en todas las horquillas de indecisos está el PP. El Cemop habla de electores que no se deciden entre PP y Vox o entre el PP y el PSOE. Es decir, en todas las quinielas está el PP.

-¿A quién teme más? ¿Al PSOE o Vox?

-No le temo a nadie. Mi único temor es defraudar a nuestro electorado.

-¿No tiene miedo de que Vox les arrebate votos que tradicionalmente han apoyado al PP?

-Al revés. Vemos un flujo positivo a favor del PP de votantes de otras formaciones. Pero, insisto, mi único temor es que defraudemos al electorado y no sepamos hacerles llegar nuestras propuestas.

Foto: MARCIAL GUILLÉN

-¿Sería un fracaso para el PP no alcanzar la mayoría absoluta?

-Conseguirla sería un grandísimo éxito, habida cuenta de la circunscripción única. Si no la conseguimos, depende del resultado. Pero la horquilla que nos da el Cemop, de 20-22, es una mayoría suficiente que nos permite formar gobierno, que al fin al cabo es lo que buscamos: gobiernos sólidos, estables, que no dependan de fuerzas políticas que sólo miran sus propios intereses. 

-Si tuvieran que pactar con Vox, ¿le incomodaría que Vox fuera su compañero de Gobierno?

-Si tenemos que andar con compañeros de viaje, queremos que sean aquellos que aporten estabilidad. Por desgracia, venimos de una legislatura en la que nuestros compañeros iniciales nos pusieron una moción de censura. No nos gustaría que eso se repitiera. Si hemos de caminar acompañados, sea quien sea, sólo pedimos que tengan sentido de Estado.

-Usted interviene en Génova. ¿Qué aporta el PP de la Región a la dirección nacional?

-Aportamos trabajo y dedicación. Tratamos de marcar la futura estrategia económica del país. El grupo de Economía es muy profesional; todos ellos provienen de la gestión, tanto privada como pública, porque ese es un requisito que pedía Feijóo.

-Si López Miras gobierna de nuevo, ¿cree que volverá a confiar en usted para el área económica?

-Eso habría que preguntárselo al presidente López Miras. Yo he hecho todo lo que he podido en estos dos años. 

"Pedro Sánchez nos trata a los murcianos como ciudadanos de segunda"

-¿Qué balance hace de sus dos años como consejero?

-No me he detenido a hacer ningún balance. No me interesa mirar atrás. Sólo quiero mirar hacia delante. Sí puedo decir que han sido dos años muy intensos, en los que hemos trabajado al 200% con un equipo fantástico y muy implicado. Hemos alcanzado grandes retos: la presentación de los Presupuestos en tiempo y forma, el desarrollo de los fondos Next Generation, la implementación de la agencia de transformación digital, la mejora de las condiciones de los empleados públicos... Pero, insisto, no quiero hacer balance, sólo mirar hacia delante.

-Aun así, ¿qué le queda por hacer?

-Muchas cosas. Lo que más preocupa, y es algo que seguiré trabajando de forma urgente en lo que falta de legislatura, es la reforma urgente del sistema de financiación autonómica. Es insostenible, es injusto y es inequitativo. Es un agravio terrible e inmerecido hacia los ciudadanos de la Región, que estamos considerados ciudadanos de segunda.

Foto: M. GUILLÉN

-¿Hay algún viso de que pueda cambiar el sistema? Es un problema enquistado en el tiempo que nadie resuelve...

-Mire. Para el Gobierno del señor Sánchez los ciudadanos de la Región son ciudadanos de segunda. Eso no lo puedo aceptar como consejero. Nos estamos desgañitando exigiendo una reforma que simplemente nos iguale a la media. Simplemente eso. ¿Por qué un millón y medio de murcianos son considerados ciudadanos de segunda? Es urgentísima la reforma porque nos penaliza de forma muy grave. 

Acaba en unos meses la legislatura nacional y el Gobierno de Sánchez y la ministra Montero nos han movido un dedo para modificar el sistema de financiación. Hace un año y medio plantearon una propuesta trampa, cuyo único objetivo era enfrentar a las comunidades autónomas entre sí. Pero no tenía ninguna intención de que fuera fructífera. La reforma no está ni se le espera. Y hace un par de meses la ministra Montero dijo que no se iba a reformar. 

-¿Ha tenido contactos con la ministra?

-Sí.

-¿Y qué le dice?

-La última vez fue el 27 de julio de 2022, en el Consejo de Política Fiscal Financiera celebrado en Madrid. Asistimos todos los representantes de Hacienda de todas las comunidades. En el turno de ruegos y preguntas, yo levanté la mano y pedí que se produjera exclusivamente un Consejo de Política Fiscal Financiera para abordar la reforma del sistema de financiación. La ministra me contestó que no estaba en su agenda. Era la quinta vez, sumando las cartas que le he mandado, que le pedía por favor que se reformara. Está penalizando a los servicios públicos. Hay datos terribles: es una diferencia de más de 300 euros por ciudadanos respecto a la media. Y respecto a la comunidad mejor financiada, hablamos de 800 euros por habitante. Multiplique 800 por un millón y medio de habitantes... Eso es lo que estamos recibiendo menos que Cantabria, la mejor financiada.

"Nos reunimos los responsables de hacienda del PP para que cuando feijóo tome las riendas reforme el sistema de financiación"

-¿Qué está sucediendo para que nadie la reforme? Ni el PSOE ahora ni el PP en su día.

-Es una pregunta para hacérsela a la ministra. El presidente Rajoy tenía la reforma muy avanzada, la tenía consensuada con las comunidades y se apoyó en un grupo de expertos de reputados profesionales. Y en 2018, justo cuando estaba a punto de implementarla, llegó la moción de censura de Sánchez. Ese estudio de la reforma estaba encima de la mesa, pero pasó a un cajón. 

-¿Y con Feijóo va a cambiar?

-Seguro. 

-¿Qué garantías tiene?

-Los responsables de Hacienda de las comunidades gobernadas por el PP nos reunimos con periodicidad. Todos estamos preocupados por la financiación autonómica. Estamos avanzando decididamente para que cuando el presidente Feijóo tome las riendas de este país se lleve a cabo la reforma. Probablemente pasará por lo que venimos diciendo: mientras se implemente de manera decisiva, ya que es un proceso largo, se establecerá un fondo de nivelación, que nos igualará a la media.

Foto: M. GUILLÉN

-La deuda autonómica sigue disparada. Son quince años de subidas ininterrumpidas, salvo el último trimestre del año pasado. La Comunidad debe 11.400 millones de euros, el 32,2% de su PIB. ¿Esto es asumible?

-Existe una correlación absoluta entre la infrafinanciación y la deuda. Es indiscutible. Y está avalada por numerosos y prestigiosos estudios. No es causal que las tres comunidades más infrafinanciadas son las que más deuda pública tienen: la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha y la Región. ¿Por qué se genera la deuda? Le explico con un ejemplo: si uno necesita 1.000 euros para pagar el alquiler, la comida y la gasolina pero solamente recibe 800 euros, entonces hay dos opciones: o no come y no paga el alquiler o se endeuda. 

Eso es lo que hace la Región: no vamos a dejar de prestar servicios públicos ni cerraremos hospitales ni centros educativos porque el Estado no nos financie adecuadamente. Si hemos de acudir, aunque no nos guste, al recurso de la deuda, lo haremos. Le doy más datos. En 2022 la deuda se incrementó en 436 millones. La financiación que recibió la Comunidad fue de 430,2 millones, por debajo de la media española. Si nos hubieran financiado sólo como la media, no habríamos incrementado la deuda. Otro dato. Si hubiéramos recibido la misma financiación por habitante que recibió Cantabria, la Comunidad habría tenido un superávit de 800 millones de euros.

-No todos están de acuerdo. El PSOE se lo recuerda constantemente. Y algunos economistas le avisan de que no todo se debe a la infrafinanciación.

-Las horquillas que imputan la infrafinanciación a la deuda van del 60 al 90%, según estudios académicos, incluidos la AIReF. El actual sistema de financiación autonómica lo implantó Zapatero en 2008. En ese momento la Región debía únicamente 755 millones. Entró el nuevo sistema y a partir de ahí empezamos a encadenar subidas en la deuda. La propia ministra en mayo de 2021, en el Congreso, dijo literalmente que era inconcebible e inasumible que existieran diferencias de más de 800 euros entre comunidades. Y dijo una frase que tengo grabada a sangre y fuego: "Es obvio que en la Comunidad Valenciana y en Murcia la infrafinanciación se ha convertido en deuda". Y le digo más: la deuda por habitante de este país ha crecido un 31,75%; desde que gobierna Sánchez sube un 30% aproximadamente. En la Región subió un 19,2%. A pesar de los pesares, la Comunidad hace esfuerzos encomiables por reducir el ratio de deuda. 

-¿Y van a hacer algo más al margen de la infrafinanciación?

-Somos unos defensores a ultranza del equilibrio presupuestario, pero necesitamos unos recursos que no tenemos. Somos una de las pocas comunidades que tiene una Dirección General de Racionalización del Gasto público. Se dedica a chequear todas las partidas para ver dónde hay ahorro sin poner en peligro la calidad del servicio. Estamos obsesionados con el uso eficiente de cada céntimo. Lo estamos porque muchos de los miembros provienen del ámbito privado y tienen experiencia en la gestión, cosa que el Gobierno de Sánchez no puede acreditar. 

"tenemos motivos para la esperanza económica a pesar de los virulentos ataques del gobierno de sánchez"

-Le pregunto por las perspectivas económicas para este año. ¿Pueden ser los murcianos optimistas pese a las turbulencias?

-Venimos de un contexto económico muy complicado e incierto. Es importante resaltar que la Región fue una de las comunidades que mejor resistió el terrible golpe de la pandemia. Y como amante de los datos que soy, le digo: somos la tercera comunidad, empatados con Madrid, que más ha crecido el PIB, un 3,2%, por detrás de Canarias y Baleares, que fueron las que más cayeron en la pandemia. En 2022 cerramos el PIB con un 2,84% superior al PIB de 2019, mientras que la economía nacional creció un 0,49% más. La economía se ha mostrado sólida. 

¿Podemos ser optimistas? Acabamos de conocer la EPA y en este primer trimestre hemos alcanzado la cifra de 649.000 empleados. Es el mayor crecimiento de un trimestre en los últimos años. En esta legislatura hemos creado 35.000 puestos de trabajo y las exportaciones han superado los 12.000 millones. Tenemos fundados motivos para la esperanza a pesar de los virulentos ataques del Gobierno central hacia sectores estratégicos para la Región, como el agroalimentario. La criminalización del campo y el ignominioso recorte del Trasvase atentan contra la línea de flotación de nuestro principal sector productivo. El Gobierno regional siempre va a estar de lado de los agricultores.

-Mencionaba el dato de la EPA. La encuesta revela también que se ha incrementado en un 3,9% el número de parados y la Región vuelve a superar la barrera psicológica de los 100.000 desempleados.

-La subida del desempleo es prácticamente el mismo dato porcentual que el incremento nacional. Me preocuparía más si las cifras de la Región de Murcia fueran disonantes con la media nacional, pero es estamos en esa línea, inmersos en un contexto de incertidumbre económica.

Foto: M. GUILLÉN

-Le pregunto por la negociación de la jornada laboral de las 35 horas, que se está haciendo de rogar. Hay sindicatos, como CCOO, que hasta que no lo rubrique el Consejo de Gobierno no se lo creerán. ¿Qué nos puede avanzar?

-Estamos muy cerca de alcanzar un acuerdo. Lo creo firmemente. Llevamos muchos meses de negociaciones, que han sido complicadas porque suponen un importante desembolso económico para una Región infrafinanciada. Hablamos de más de 130 millones de euros que hay que poner en el Presupuesto para la jornada de las 35 horas. En condiciones normales no habríamos tenido tanta dificultad para cuadrar esas cifras. Hacemos todo los esfuerzos posibles e imposibles para dar satisfacción a las peticiones de las organizaciones sindicales. 

Tras un proceso arduo de negociación, hemos fijado la implementación de las 35 horas para sanidad y administración de servicios el 1 de enero y para los docentes el 1 de septiembre. Vamos ahora a intentar cerrarlo en los próximos días si las organizaciones sindicales se muestran comprensibles, como lo han hecho hasta ahora. No voy a detraer otros servicios para ponerlos en las 35 horas. No podemos ponerlos en peligro. Tenemos toda la voluntad del mundo, pero siempre y cuando podamos pagarlo. A los sindicatos les he dicho que firmaré todo aquello que pueda pagar. Apelo a su responsabilidad.

-El teletrabajo. ¿Ha venido para quedarse ya de una vez?

-Ese es uno de los puntos que está en la negociación para el cierre del acuerdo de las 35 horas. Como bien sabe, por la pandemia implantamos el teletrabajo casi de forma apresurada. Eran herramientas desconocidas y muy poco usuales en la Región. Llevamos al teletrabajo a 10.000 empleados públicos. Pero no estaba regulado porque era una situación sobrevenida. Los sindicatos exigen que el teletrabajo se regule de una forma definitiva. En eso estamos trabajando, porque ha venido para quedarse siempre y cuando permita la conciliación laboral y familiar, y ayude a la eficiencia de los servicios públicos.

-¿Seguirán apostando por más bajadas de impuestos? Le deben de quedar ya pocos por bajar...

-Nuestro objetivo no es estar siempre bajando impuestos. Nuestro objetivo es gestionar eficientemente. Hay un error de concepto, desde mi punto de vista: hay quien considera que es mejor gastar más dinero. Yo creo que se trata de gastar mejor, no más. Abogamos por la eficiencia en la gestión y por el uso prudente, cauteloso y efectivo de cada céntimo euro. Nuestro trabajo no es andar siempre bajando impuestos, porque ya quedan muy pocos, sino gestionar eficientemente. Y eso no supone dar menoscabo en los servicios. Por ejemplo: el servicio centralizado de limpieza de servicios públicos. Hemos centralizado esos contratos para conseguir ahorros sustanciales de coste y los servicios se prestan con la misma calidad. 

"Nuestro objetivo es gestionar con eficiencia, no estar bajando continuamente impuestos"

-Entonces, ¿no van a seguir bajando más impuestos? No me esperaba que respondiera así...

-En esta legislatura hemos ahorrado 1.400 millones de euros a los murcianos reduciendo impuestos. Revisamos continuamente nuestro sistema tributario para bajar impuestos donde podamos facilitar la vida. Pero no vamos a entrar en una carrera desmedida por bajar tributos, porque el gasto público se sufraga mediante impuestos. Vamos a revisar todos aquellos que son injustos, como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones o el de Patrimonio.

-Este año estrenan la bonificación del Impuesto de Patrimonio, que supondrá un ahorro de 12.000 millones. Pero, ¿cómo suple la bajada de la recaudación?

-Le doy más datos, y perdóneme que lo haga pero es que soy economista. La recaudación de impuestos en la Región ha aumentado un 14% en términos netos. Es decir, bajando impuestos hemos recaudado más. ¿Por qué? Si bajamos impuestos, la renta neta disponible del ciudadano es mayor. Es decir, si paga menos impuestos, le queda más dinero en su bolsillo. Ese dinero en el bolsillo se transforma en más actos de consumo. 

Le pongo un ejemplo. Si yo a usted hoy, que es viernes, le frío a impuestos, esta noche no tendría suficiente dinero para salir a cenar o para ir al Warm Up. Si en cambio le bajo los impuestos, usted tendría más dinero y probablemente vaya al Warm Up. Y cuando se consume se generan impuestos, aunque no seamos conscientes. Y ese impuesto revierte en las arcas de la Comunidad. La otra posibilidad, la que abandera el Gobierno de Sánchez, es subir los impuestos, con lo que se disminuye la renta disponible de los ciudadanos y la economía se estanca.

Noticias relacionadas

next