Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

sondeo

Las encuestas refuerzan a Miras... otra vez: lograría su primera victoria electoral y le bastaría con Vox

1/08/2020 - 

MURCIA. Las encuestas siguen reforzando a Fernando López Miras. Desde que irrumpió la pandemia, todos los sondeos publicados hasta ahora coinciden en mostrar una misma tendencia: el PP crecería y ganaría las elecciones en la Región de Murcia y podría incluso cambiar de socio de Gobierno porque Ciudadanos perdería apoyos a costa de Vox, mientras que la izquierda no tendría ninguna posibilidad para alcanzar el Palacio de San Esteban.

El panel quincenal de julio elaborado por Electomanía.es y difundido por Murcia Electoral pronostica que el PP lograría 19 diputados, tres más de los que acaparó en los últimos comicios regionales. Los populares no conseguirían la mayoría absoluta -establecida en 23 escaños en la Asamblea Regional-, por lo que tendrían que pactar de nuevo. Ciudadanos, su actual aliado, perdería la mitad de su representación, ya que se quedaría con apenas tres parlamentarios. Vox ganaría un escaño y se asentaría con cinco representantes. El PSOE, que se alzó con el triunfo el año pasado, se dejaría un diputado y se situaría con 16 mientras que Unidas Podemos -el panel da por hecho una alianza entre Podemos e IU- obtendría dos asientos en la Cámara, insuficientes para formar un grupo propio en el Hemiciclo.

Fuente: electomania.es. Gráfico: Murcia Electoral.

Fernando López Miras nunca ha ganado unas elecciones desde que en 2017 fuera designado presidente de la Comunidad, tras la dimisión de su antecesor, Pedro Antonio Sánchez. En 2019, el PP regional sufrió su primera derrota autonómica desde 1995. Miras, además, ha vivido cómo su partido también encajaba sendas derrotas en las dos elecciones generales de 2019 en un feudo, el murciano, hasta entonces inexpugnable. No obstante, logró retener el poder autonómico merced a sus acuerdos con Ciudadanos y Vox- que actúa como socio parlamentario-. 

La gestión de la pandemia, además, ha reforzado su imagen. Al menos así lo atestiguan las encuestas: tanto el Cemop como el barómetro de Murcia Electoral auguran su triunfo, al igual que también lo vaticinó electomania.es en un panel anterior. En esta ocasión, el sondeo estima que el PP se alzaría con el 37,9% de los sufragios, casi seis puntos más que en las urnas de 2019 (cosecharon el 32,36% de los votos). No obstante, Miras no puede, con la ley en la mano, presentarse como candidato a una nueva cita electoral autonómica, ya que el artículo 7.2 del Estatuto del Presidente y del Consejo de Gobierno establece que "no podrá ser elegido presidente de la Comunidad quien ya hubiese ostentado este cargo durante dos mandatos". Está por ver cómo resolverá el PP esta papeleta.

El PSOE de Diego Conesa vería frustradas sus opciones de gobernar a tenor de la encuesta, a pesar de que mejoraría ligeramente en votos -pasaría del 32,4% al 32,6%-. Su representación electoral, de 16 escaños, no le serviría para alcanzar la mayoría absoluta con Unidas Podemos, cuya alianza sumaría 18 insuficientes escaños; ni tampoco con Ciudadanos (tres), una ecuación que sí es viable en la actual legislatura (los socialistas tienen 17 y los liberales, seis). 

La formación naranja es, junto con el PSOE, otra de las grandes perdedoras de la encuesta. Ciudadanos reduciría sus apoyos del 11,99% al 7,1% y quedaría al borde del Grupo Mixto. Los liberales, que sufrieron un sonoro batacazo en las generales de noviembre, buscan remontar en las encuestas. Pero de momento las subidas se aprecian en los sondeos nacionales, no en los regionales, especialmente a raíz de los últimos movimientos de su presidenta, Inés Arrimadas, hacia el centro, al pactar con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Vox, indemne a las crisis internas

Vox, por el contrario, continúa en la cresta de la ola de los estudios demoscópicos. Crece pese a que vivió todo un terremoto político en la Región: su grupo parlamentario se encuentra resquebrajado, con tres diputados expulsados del partido, cuya dirección nacional sólo reconoce un parlamentario. Las crisis internas, sin embargo, no le pasan factura y la formación que preside Santiago Abascal avanzaría del 9,4% al 12% que prevé electomanía.es. Vox, que llegó a las instituciones por primera vez en 2019, podría incluso tener opciones reales de estar en un Consejo de Gobierno, a juzgar por el panel.

Podemos, en cambio, no mejoraría sus resultados electorales. La formación morada, que se desplomó en 2019 hasta el punto de que se quedó sin grupo propio, recibiría un 4% de los votos frente al 5,5% que registraron en las urnas. Lejos quedan los felices tiempos de los inicios, cuando lograron seis diputados en el Parlamento murciano. Podemos, que recientemente eligió su nueva directiva regional con el diputado nacional Javier Sánchez Serna al frente, tiene competencia en el espectro progresista: Más Región ya se ha constituido como partido, integrado por, entre otros, Óscar Urralburu, precisamente el exlíder de Podemos.

Otras fuerzas quedarían fuera del arco parlamentario, cuyo mínimo se encuentra en el 3% de los sufragios: es el caso de Somos Región (1,4%), el partido regionalista que encabezó Alberto Garre; y MC-CCD (1,3%), la formación cartagenerista cuyo principal dirigente es el excalcade de Cartagena José López.

Noticias relacionadas

next