Hoy es 15 de julio

mitin

Pedro Sánchez llama en Los Alcázares a frenar la "internacional ultraderechista para no volver a los hombres de negro"

31/05/2024 - 

MURCIA. Pedro Sánchez hizo un llamamiento a frenar en las urnas a la "internacional ultraderechista" que a su juicio representan Alberto Núñez Feijóo, Santiago Abascal y sus aliados para "no volver a los años oscuros de los hombres de negro y sus tijeras y motosierras", en referencia a la "terrible" época de las políticas europeas de austeridad, "recortes y desahucios" de hace una década. En un mitin en Los Alcázares, celebrado a orillas del Mar Menor, el presidente del Gobierno arengó a sus fieles a movilizarse y "parar con alegría y optimismo" a la derecha "maleducada, malencarada y malhumorada", como así la definió.

El secretario general del PSOE sacó pecho de sus "políticas expansivas" y defendió la situación económica del país: "España es la Taylor Swift de las economías europeas". Comparó la acción del Gobierno en la crisis de la pandemia y el alza de los precios con la "respuesta antisocial y neoliberal" de Bruselas en la crisis financiera de 2008. Él, afirmó, prefiere a Josep Borrell, a Teresa Ribera y a Nadia Calviño. Y puso como ejemplo el impuesto a las grandes compañías energéticas: "Teresa se plantó en Bruselas y dijo que esas ganancias eran abusivas y repercutían en los hogares; por eso creamos un impuesto a los beneficios caídos del cielo".

En su discurso pronunciado en la Plaza del Espejo, también mencionó al presidente argentino JavierMilei, en plena crisis diplomática con Argentina. Aseguró que Vox eligió Madrid para su cumbre porque "le molesta el Gobierno progresista" y advirtió de que "la mayor de las mentiras" de Milei fue la crítica a la justicia social, que catalogó de "aberración social": "No son palabras inocuas", replicó Sánchez. "Sabemos muy bien en España qué es la pobreza", esgrimió al tiempo que expuso que una cama UCI cuesta en España 3.500 euros al día y un trasplante vale 135.000 euros.

El mandatario acudió a la Región de Murcia flanqueado por la cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas del próximo 9 de junio, la todavía vicepresidenta y ministra Teresa Ribera. También tomaron la palabra el líder del PSRM-PSOE, José Vélez, y el candidato murciano al Parlamento Europeo Marcos Ros (número 17 de la lista). El líder fue coreado por los asistentes, entre gritos de "Pedro, Pedro" y "presidente, presidente".

Abucheos de un grupo

Sánchez, eso sí, tuvo que soportar los gritos de un grupo crítico de una veintena de personas. "Doy las gracias a mis fans, que siempre vienen conmigo. ¿Qué harían sin mí?", bromeó el dirigente desde el atril. Fuentes de la Agencia Efe precisan que los manifestantes pedían en pancartas 'Amnistía pa los payeses murcianos' y 'Menos burrocracia y más producto europeo'. También gritaron frases como "Pedro Sánchez, dimisión" y "Socialismo, corrupción" e hicieron sonar silbatos, cláxones y martillazos en una sartén, lo que dificultaban la escucha constantemente. 

"Tengo ganas de que llegue el 9 de junio", espetó el socialista en varias ocasiones, convencido de que van a ganar en escaños y votos a PP y Vox, a los que describió como la "internacional derechista". Sánchez se preguntó, irónico, de qué sirve votar al PP "si acaban los votos en Vox", pues, "por desgracia hay muchos Milei, Trump, Bolsonaro, Orban, Abascal... Muchos referentes de la internacional ultraderechista", insistió. Y para ello pidió el voto, arguyendo: "O estamos con la justicia social o estamos con Milei; o estamos con el juego limpio o con Feijóo; o estamos con la paz o con Netanyahu; o estamos con el feminismo o con Abascal".

No mencionó El Gorguel

En clave regional, el jefe del Gobierno no se acordó del Gorguel, en plena polémica en la Región tras el carpetazo del Ministerio para la Transición Ecológica al proyecto portuario y sus duras condiciones a Barlomar (la iniciativa para ampliar la Dársena de Escombreras). Sí mencionó que los fondos europeos han supuesto una inversión histórica en el Mar Menor, con más de 680 millones.

Con todo, el líder del PSOE se mostró optimista y auguró que van a gobernar en España "tres años más", hasta el final de legislatura. "Y ganaremos las elecciones generales en 2027 a la derecha y la ultraderecha", añadió, eufórico. "Como hicimos en Cataluña y haremos en las europeas". Sánchez, desatado a orillas del Mar Menor.

Noticias relacionadas

next