Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

llegan al lunes con una incidencia inferior a 500 casos por cada 100.000 habitantes

Más de 15 municipios cruzan los dedos para que Salud les dé la bendición para abrir sus terrazas

7/02/2021 - 

MURCIA. Expectación máxima ante la reunión del Comité Covid de Seguimiento de este lunes. La tendencia de la covid-19 ha descendido en la Región de Murcia tras soportar en enero una espiral de contagios que empujó a la Comunidad a adoptar duras restricciones. La favorable evolución de la pandemia invita a pensar que el Gobierno regional puede levantar algunas de las medidas que pesan sobre los municipios.

La esperanza está puesta sobre las terrazas. Los hosteleros de las poblaciones con menos contagios confían en recibir este lunes la bendición de la Consejería de Salud para que puedan reabrir sus exteriores al 75%. Actualmente, el servicio de la hostelería sólo funciona en las terrazas de Aledo, Librilla, Ojós, Ulea y Villanueva del Río Segura, ya que la pasada semana eran las únicas localidades que no presentaban un nivel de transmisión del virus extremo.

Ahora el escenario ha cambiado. La media regional de la incidencia acumulada en 14 días se ha situado en 663.43 casos por cada 100.000 habitantes. El desplome ha sido generalizado tras registrar 5.000 casos activos menos en la última semana. Febrero llega cargado de optimismo después de un enero negro, que dejó 344 muertos y una media de infectados superior a 1.500 casos por cada 100.000 y con hasta cinco poblaciones por encima de los 3.000 contagios por cada 100.000 (Yecla, Moratalla, Albudeite, Mula y Fortuna).

La incidencia acumulada es uno de los principales factores que valora el Comité Covid a la hora de tomar sus decisiones, pero no es el único, pues también se tiene en cuenta la presión asistencial de los centros sanitarios. Con todo, la Región es previsible que se mantenga en fase 2, dado que hay más de 800 pacientes ingresados y la carga de los hospitales sigue siendo elevada; pero más de 15 municipios pueden salir de la franja de riesgo extremo al presentar una incidencia inferior a 500 contagios por cada 100.000 habitantes, según la última actualización del Servicio de Epidemiología, consultada este domingo por este periódico.

Las mejores posicionadas:

Se trata de Ricote (316), Blanca (321), Puerto Lumbreras (331), Águilas (337), Fuente Álamo (367), Abanilla (391), Lorquí (392), Mazarrón (394), Archena (424), La Unión (435), Los Alcázares (446), Alhama de Murcia (452), Cehegín (460), Totana (481), Torre Pacheco (493) y Pliego (493). Todos ellos deben presentar estos datos -o mejores- este lunes para albergar una esperanza de abandonar la zona de riesgo extremo

El portavoz del Comité, Jaime Pérez, ya avanzó la pasada semana que estudiarán si se pueden relajar algunas de las restricciones. Ciudadanos, miembro del Gobierno regional y que estará presente en el Comité, pedirá un respiro para la hostelería de los municipios menos afectados por la pandemia. En concreto, el partido naranja solicitará que se abran las terrazas de las poblaciones de la Región de Murcia con una tasa acumulada de contagios en 14 días por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes.

Muy difícil para las ciudades más habitadas

Más difícil lo tienen las tres ciudades más pobladas de la Región. Cartagena soporta una incidencia de 608, Lorca registra 617 y Murcia, 675. Molina de Segura, la cuarta más habitada de la Región, contabiliza 557, por lo que apura sus opciones hasta el último segundo.

Noticias relacionadas

next