protesta para este sábado

Los vecinos de Los Urrutias exigen que no se arranquen las 41 palmeras de su paseo durante su arreglo

5/11/2021 - 

CARTAGENA. El proyecto de paseo marítimo Miguel Hernández en Los Urrutias se ha encontrado con un problema que ha levantado las protestas de los vecinos de la diputación cartagenera. Durante los trabajos de acondicionamiento de este enclave marítimo, la empresa encargada de la construcción tendrá que arrancar 41 palmeras datileras existentes, ya que "la ubicación actual de las palmeras supone un problema a la hora de ejecutar el proyecto", según explica dicho proyecto.

De ahí que se contemple un "traslado y trasplante" de las palmeras durante la fase de construcción y su "posterior replantación en el paseo en nueva ubicación en alcorques en alineación correcta". El lugar de plantación provisional podrá ser en el espacio libre de la Plaza de las Américas, "en contenedores especiales". 

Además, los trasplantes y posteriores replantaciones "se podrán realizar conforme avance la ejecución del paseo, no siendo trasplantadas todas las palmeras desde un inicio".  

Afirma el informe que "a pesar del mayor cuidado que se pueda llevar durante las labores de trasplante, habrá algunas unidades que no soporten el estrés post-trasplante. Si consideramos un 20% de pérdidas, estas unidades deberán ser repuestas por unidades nuevas".

Esta decisión supone que el paseo pierda su sello de identidad y ahí es donde los colectivos vecinales están dispuestos a presentar batalla. Para este sábado han preparado una protesta a partir de la una de la tarde en la zona, una manifestación "pacífica y cívica" en el paseo.

Desde Eneas defienden que se mantengan en su sitio actual

Desde Eneas Servicios Integrales, la empresa encargada de ejecutar la obra han insistido desde el principio en no tocar esas palmeras. Fuentes de la empresa explicaban a Murcia Plaza que desde el inicio de las obras han sostenido que es "totalmente inviable" replantar esas palmeras, tanto por el hecho en sí de moverlas y el daño que sufrirían y la época del año para hacerlo, como que según el proyecto las palmeras, se deberían reubicar sobre un solado de hormigón con 80 centímetros de tierra. 

Además, afirman que han llevado a cabo el levantamiento topográfico teniendo en cuenta la ubicación de las palmeras para que en el caso de que desde Demarcación de Costas procedan a rectificar el proyecto y aceptar las sugerencias colectivas, las obras no sufran ningún tipo de alteración en tiempo.

Ahora está a falta de concretarse una reunión entre los colectivos vecinales, Demarcación de Costas y la administración municipal para tratar de resolver este entuerto, que las palmeras queden en su lugar, que el paseo Miguel Hernández no pierda su sello de identidad y que las obras no se retrasen ni un minuto más.

Noticias relacionadas

next