cristóbal belda, nuevo director del INSTITUTO CARLOS III

"El virus busca el hueco que le dejamos; y en estos momentos es la población no vacunada"

8/08/2021 - 

MURCIA. El murciano Cristóbal Belda Iniesta es el nuevo director del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII). Es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Murcia, especialista en Oncología Médica y doctor en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid. Hasta la fecha, Belda Iniesta ha desempeñado el cargo de subdirector general de Evaluación y Fomento de la Investigación del ISCIII. El pasado 6 de agosto fue nombrado el nuevo director, relevando a la doctora Raquel Yotti. Murcia Plaza habla con él para conocer sus futuras líneas de trabajo, así como la valoración de estos ocho meses de vacunación y el progreso de la quinta ola. 

- ¿Cómo ha llevado el cambio a director del Instituto de Salud Carlos III?

Bueno, yo hasta ahora era el responsable de la parte financiera, la parte de financiación de la ciencia del Carlos III, con lo cual evidentemente el cambio es tremendo en cuanto a nivel de responsabilidad, pero no deja de ser un movimiento dentro de una organización a la que llevo vinculado desde hace muchos años. 

- La doctora Raquel Yotti ha sido su predecesora, ¿cuáles van a ser sus futuras líneas de trabajo, va a continuar con la línea de la doctora?

Esencialmente lo que vamos a hacer va a ser continuar con los planes que diseñó y estructuró la doctora Yotti, entre otras cosas porque tenemos un plan estratégico aprobado por el Consejo Rector que nos llevará hasta el 2025, y porque ese plan estratégico lo diseñamos entre todo el equipo directivo, del que yo formaba parte en aquel momento, por lo que lo raro sería hacer algo diferente. Lo que se hará será algo completamente continuista con los planteamientos de la doctora Yotti, que llevaron al Instituto de Salud Carlos III a unas cuotas de excelencia desconocidas hasta el momento.

- ¿Está al tanto de la situación de la covid en la Región de Murcia?, ¿cómo valora las medidas adoptadas y el progreso de la quinta ola?

Sí. Estoy al tanto, además de que es una de las regiones del país que tiene una tasa de vacunación más alta, que asimismo ya están llegando a grupos de gente muy joven y que el ejercicio de gestión que se ha realizado es muy correcto. En cuanto a las medidas, me va a permitir que no haga ningún tipo de comentario, porque seguramente quedan alejadas de mi conocimiento y de mis competencias, pero si nos fijamos en los resultados a día de hoy, el ejercicio de la vacunación ha sido un ejercicio excelente; así que yo no creo que haya mucho más que decir, porque lo importante es el resultado. ¿Cuál es el resultado?, que están empezando con grupos de edad muy jóvenes, algo que les pone entre las primeras comunidades del país en cuanto a todo el programa de vacunación. 

- ¿Cómo funcionan las vacunas?

Lo importante de esto es que tengamos claro para qué valen las vacunas, y hay distintos tipos de vacunas, y esta vacuna, al igual que otras para otras enfermedades, lo que permite es que la infección en el caso de que ocurra no sea grave. Cuando una persona se contagia de una enfermedad que no le produce nada grave, no tiene necesidad de ir al hospital ni de quedarse ingresado, por tanto, yo creo que esta es la perspectiva que tenemos que tener. ¿Qué es lo que hubiera ocurrido en el caso de que el número de casos se hubieran producido con las personas sin vacunar, tal y como ocurrió en la primera, segunda y tercera ola? Ahí es donde hay que poner el foco. 

- ¿Cree que el aumento de la vacunación va a frenar la quinta ola?

No es que crea o deje de creer, la ciencia no es cuestión de fe, la fe es una cosa mucho más elevada (ríe). Esencialmente lo que vemos es que los casos se producen en personas no vacunadas, y que en aquellas que están vacunadas, lo hace de forma leve. Por lo que las personas que no están vacunadas, o que se les propuso y no se vacunaron, son las que principalmente están sufriendo esta quinta ola. 

- ¿Qué hemos aprendido del virus en este tiempo de pandemia?

Aquí hay dos mensajes que son importantes. Primero, el virus busca el hueco que le dejamos, y el hueco que le dejamos en estos momento al virus son los segmentos de población no vacunados, lo que hay que intentar es que esos huecos sean cada vez más pequeños, este es uno de los ejercicios más importantes. El segundo mensaje es que las infecciones generalmente no vienen y se van, que es lo que nos gustaría a todos, pero la realidad y el conocimiento científico nos dicen que eso no va a ser así, y que tenemos que ir viendo cómo evoluciona, y en función de cómo evoluciona, la ciencia nos irá orientando a unos serie de medidas u otras.

- ¿Y de la vacunación en estos ocho meses?

Lo importante es que desde el punto de vista logístico (y no lo hemos aprendido solo en estos ocho meses), el Sistema Nacional de Salud funciona muy bien, porque hemos conseguido en ocho meses en un país de casi 50 millones de personas (que la administración, distribución, etc. no son lo mismo que un país de 7) el sistema se ha comportado como lo que es: flexible y capaz. Por tanto son lecciones que nos hacen ver el futuro con optimismo (aunque amargo) y ánimo, pero esto es muy importante.

- ¿Qué va a pasar con la vacuna del CSIC?

Actualmente hay varias vacunas en desarrollo por científicos y científicas en España. El avance de la ciencia se produce mediante el ensayo y error, hay una serie de reglamentos que están pensados para garantizar la seguridad de las personas donde la calidad de la ciencia no juega un papel, es decir, uno puede tener una calidad científica de excelentísimo nivel pero la norma para dar un salto desde la ciencia a las personas es un aspecto regulatorio, no es un aspecto científico, son dos cosas distintas. Cuando hablamos de esos experimentos, que ya están en formato de ensayo clínico, tienen que superar la barrera regulatoria de la Agencia Española del Medicamento y tendrán que superarlo, como hacen todos los ensayos clínicos que llegan al mundo occidental. Mis compañeros están trabajando en una línea excelente.

- ¿Va a ser necesaria una tercera dosis?

Yo creo que ahí la ciencia nos irá proporcionando datos acerca de si es necesaria o no una tercera dosis y cuáles son los grupos en lo que sería necesario. La ciencia nos lo irá contando. A partir de ahí lo importante es, de nuevo, ¿estamos preparados para esa tercer dosis? Sí, incluso si fuera necesario modificar la propia vacuna, hacerle pequeños cambios para hacer frente a las cepas que en estos momentos son las cepas que están siendo las predominantes en el país. Lo importante es fijarse en los ingresos hospitalarios, en la conversión entre infección e ingreso. No se puede mirar una enfermedad de la misma manera después de un programa de vacunación que antes. La vacunación ha protegido a sectores altísimos de la población de la cuarta y quinta ola. 

-¿Qué pasa con la pérdida de la inmunidad?

Aquí volvemos otra vez al mismo punto: qué significa la inmunidad. Si lo que miramos es el número de anticuerpos, es correcto; pero, a lo mejor, tenemos que mirar cuántas de esas personas reinfectadas han pasado la enfermedad de forma grave para terminar en el hospital, y estos son los valores que hay que mirar. ¿Se han contagiado con la vacuna? Claro, porque la vacuna no es neutralizante. Una vacuna que corte de raíz la trasmisión no está, la que está es la que permite que la gravedad de la enfermedad sea leve, que es, como mínimo, excelente. Te lo dice alguien que es oncólogo y que está acostumbrado a ver enfermedades gravísimas, por tanto alguien como yo ¿no te va a decir  que es excelente eso? ¡Pues claro!, esto que hemos conseguido es muy importante, tengamos un poquito de perspectiva.

next