Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la empresa cartagenera hermanos inglés, el gran exportador por mar

El Puerto encuentra en la chatarra un motivo para crecer: 21.000 toneladas y un 125% más que en 2019

18/09/2020 - 

CARTAGENA. El Puerto de Cartagena ha encontrado en la chatarra un motivo más para crecer de manera sostenida. Los materiales férricos y no férricos han experimentado una notable subida en lo que va de año: un 125% de incremento hasta el pasado mes de agosto, que se transforman en 21.000 toneladas exportadas a Europa y Asia principalmente. 

Solo hay que ver que con 9.300 toneladas movidas en 2019 se han multiplicado por dos, de momento, hasta este pasado mes de agosto y las espectativas generadas pueden triplicar esa cantidad a finales de este extraño 2020.

La empresa cartagenera Hermanos Inglés, ubicada en Pozo Estrecho (dedicada a la recogida, transporte y gestión integral nacional e internacional de residuos férricos, no férricos y materiales como plástico, papel o cartón entre otros), es la gran valedora de este espectacular desarrollo en este sector. Tras diez años trabajando con la APC, el volumen de trabajo no deja de crecer: un 50% más en exportación en este 2020 comparado con los dos años anteriores, gracias, sobre todo, a la gran demanda de acero en países como Turquía.

La posición estratégica de Cartagena y la competitividad de tarifas y servicios suponen "una oportunidad para avanzar en nuevas líneas de negocio y una herramienta al servicio de las empresas regionales", señaló días atrás Yolanda Muñoz, la presidenta de la Autoridad Portuaria.

Francisco Inglés, en representación del Grupo Hermanos Inglés, explicaba que la relación con la Autoridad Portuaria es continua a lo largo de la última década y que gracias al compromiso de la Autoridad Portuaria de Cartagena "con empresas como la nuestra, durante el pasado año exportamos 36.000 toneladas de chatarra a varios países, principalmente a Turquía. Este año ya hemos superado esa cantidad y han salido de nuestra empresa más de 40.000 toneladas".

La demanda no deja de crecer: países como Italia, Alemania, Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, Austria, Francia, Portugal, Grecia, Turquía, India, Pakistán, Japón, China y Marruecos han puesto la mira en la firma cartagenera para comprar los materiales derivados de la chatarra y Hermanos Inglés ha encontrado en el Puerto una 'autopista' perfecta para embarcar sus materiales rumbo a países europeos y asiáticos: los principales clientes son la fundiciones, tanto a nivel nacional como internacional.

Fundiciones, el principal destino de los residuos férricos

Los residuos férricos (chatarra, vehículos fuera de uso- y equipos electrónicos -RAEES-) y no férricos (metales como aluminios, cobres, plomos……..), se envían a empresas (fundiciones, papeleras o gestores de plástico) convirtiendo los mismos en lingote, pasta de papel o granza de plástico respectivamente.

Pero para ello, las firmas, como es el caso del mayor exportador de chatarra en el Puerto de Cartagena, necesitan una amplia red de más proveedores: Hermanos Inglés cuenta con cerca de 2.000 en España, Francia, Portugal, Uruguay y Senegal. Una vez procesado en alguno de los centros de los que disponen, se entrega a fundiciones nacionales -por transporte ferroviario o por camión- o internacionales -barco- para su reciclado y transformación en materia prima.

Vagones y raíles de tren, instalaciones industriales, buques de la Armada, además de barcos comerciales y diversa maquinaria e instalaciones industriales, son la principal fuente de donde se extrae la chatarra que, tras su clasificación y procesado  mediante corte, cizallado, prensado, y/o fragmentado es enviado a las fundiciones.

next