Hoy es 21 de julio

el equipo está "plenamente operativo"... a la espera de patricia fernández

El PP engrasa su máquina electoral: candidatos a las Alcaldías, reuniones y el 'Libro blanco'

13/09/2022 - 

MURCIA. El PP está volcado en las elecciones de 2023. Todas las conversaciones y encuentros oficiales apuntan en la misma dirección: la ruta hacia las urnas, la gran meta del partido. El objetivo no es nada baladí: está en juego revalidar la Presidencia de la Comunidad Autónoma, que ostenta desde 1995, y las Alcaldías de los 45 municipios de la Región de Murcia. Hoy en día, recordemos, los populares gobiernan en 18 localidades frente a las 23 de su gran adversario local, el PSOE, quien además preside tres de los cuatro municipios más poblados (Murcia, Lorca y Molina de Segura) de la Comunidad.

La carrera electoral se abordó precisamente este lunes en el Comité de Dirección del PP, celebrado en González Adalid -la sede de los populares murcianos- con su presidente a la cabeza, Fernando López Miras. "Seguiremos en contacto permanente con la sociedad para que, cuando este curso finalice, se haga con una victoria contundente", anunciaba el portavoz parlamentario y nuevo hombre fuerte en el seno del PP como secretario de Organización, Joaquín Segado, decidido a construir "el mejor proyecto político" para la Región de Murcia.

Tres objetivos antes de final de año

El PP se ha encomendado tres grandes propósitos antes de que acabe el 2022: cerrar los 45 candidatos a las Alcaldías, mantener reuniones sectoriales con diferentes colectivos de la sociedad y concluir el llamado Libro blanco, el paso previo a la elaboración del programa electoral.

Los populares quieren que 2023 se inicie con un cabeza de cartel visible en los 45 municipios de la Región. Hay todavía incógnitas por despejar, aunque todos los indicios apuntan a que José Ballesta, el exalcalde de Murcia -cuyo bastón de mando perdió por la moción de censura- será de nuevo el aspirante. Del mismo modo que en Cartagena, el municipio con más habitantes en manos del PP, volverá tener a Noelia Arroyo como cabeza de lista. Nada de estas dos proposiciones son oficiales -no se han confirmado- pero sería una sorpresa que no sucediera así, especialmente en la ciudad portuaria, donde el proyecto está configurado para que Arroye vuelva a gobernar.

Después, tal y como contó Segado, serán los Comités Electorales quienes completen las listas. Habrá fichajes de la sociedad civil, como suele ser ocurrir en estos casos. Estas incorporaciones pueden salir del segundo cometido que prevé desarrollar el PP, las reuniones sectoriales, con las que pretende 'tomar nota' de las reivindicaciones de la sociedad. "Mantendremos reuniones con los colectivos sociales con un objetivo claro: la elaboración del Libro blanco que dará pie al programa electoral y que dará respuesta a los problemas y a las necesidades de los ciudadanos de la Región", indicó Segado.

Sin novedades con la alcaldesa de Archena

Otro de los asuntos pendientes en el PP es la integración que solicitó la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, quien llegó a afear a López Miras por escrito su "incumplimiento" en la elaboración de la ejecutiva tras la proclamación al frente del partido. El presidente dejó vacantes en la dirección, a la espera de resolver el problema interno. Desde entonces, sin embargo, no se ha producido ningún movimiento. Tampoco es este un tema que el PP aborde en público, decidido a que se resuelva entre bambalinas y sin ruido mediático, pero, a preguntas de los periodistas, Segado aseguró que no hay ninguna novedad. "Tenemos que continuar con el trabajo que el 98% de los militantes encargaron al presidente López Miras", dijo, en referencia a que una amplia mayoría del partido respalda sin fisuras al líder regional. "Vamos a seguir en nuestra línea: celebrando reuniones sectoriales y trabajando en todos los municipios, como hemos hecho hasta ahora", respondió. "El equipo está plenamente operativo", deslizó, aunque sin cerrar la puerta a nadie: "Podemos sumar más gente si fuera necesario".

Trabajo en la Asamblea

Otro aspecto importante del último curso de la legislatura es el trabajo en la Asamblea Regional, que terminará el 30 de marzo. El portavoz parlamentario señaló que quieren llevar varias leyes al Parlamento: como la modificación de la Ley de Costas, una iniciativa legislativa de impulso al Congreso de los Diputados, cuya tramitación finalizará antes de que termine este año. También quieren comenzar el trámite de la Ley de Familias, "una proposición de Ley amplia y compleja, que confiemos en que pueda estar aprobada antes del final de la legislatura. Y, asimismo, trabajan en un proyecto de ley de Emergencias que ha remitido el Gobierno regional. "Pretendemos se le dé luz verde en los próximos meses".


Noticias relacionadas

next