coinciden en que ha sido un buen verano de baño

Así ven los alcaldes el estado del Mar Menor: "El agua transparente ha vuelto"

31/08/2022 - 

CARTAGENA. Había cierta preocupación al comienzo del verano sobre cuál sería el estado real del Mar Menor tras un mes de mayo complicado, con un nuevo episodio de peces muertos que elevo la preocupación entre las administraciones y vecinos, temiendo que deberían soportar un nuevo verano sin la posibilidad de bañarse con tranquilidad. Sin embargo, todos coinciden en señalar que ha sido un gran verano, con unos niveles de transparencia que hacía tiempo que no se recordaban.

"Podemos decir que hemos tenido un Mar Menor con aguas cristalinas. Solo había que acercarse a las playas. Durante el mes de julio son las fiestas de Santiago de la Ribera y ahí tenemos mucho contacto con los vecinos. Me paraban y me comentaban que el agua estaba muy bien", señala José Miguel Luengo, alcalde de San Javier. "Este verano hemos visto una mejoría. Los vecinos y los turistas han disfrutado mucho, subiendo fotos a sus redes sociales…Se ha disfrutado mucho el Mar Menor", apunta por su parte Visitación Martínez, alcaldesa de San Pedro del Pinatar. "Nos han comentado que el nivel de transparencia ha sido espectacular. Al principio no se creían que pudiera estar así", afirma con alegría Mario Pérez Cervera, alcalde de Los Alcázares. "Quienes nos bañamos en el Mar Menor hemos apreciado su mejoría. Es una realidad que el agua está mejor", cuenta por su parte Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena.

Reunión de alcaldes con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Foto: Edu Botella / Europa Press.      

El nefasto verano de 2021 para la laguna salada, con muchas playas cerradas para el baño, hacía temer que la población tuviera cierto miedo para el baño pese a la mejoría que se empezaba a constatar. Un miedo que con el paso de los días desapareció por completo. La transparencia del agua ha sido una de las frases más repetidas entre los bañistas del Mar Menor.  "Tenemos playas en ambos lados, tanto en el Mediterráneo como en el Mar Menor, y la mejoría ha sido evidente. No ha habido nada de rechazo al baño en la laguna. Todo lo contrario", cuenta Visitación Martínez. "La alta ocupación hotelera y la gran afluencia a los festivales de San Javier son indicadores de que el miedo al baño no ha existido y nos anima a seguir trabajando", apunta Luengo. "Los bañistas y vecinos nos han manifestado que el agua está mejor, aunque hay algunas zonas en las que seguimos sufriendo la acumulación de fangos", afirma Arroyo. "Se ha disfrutado mucho el baño, los niveles de transparencia del agua hacía tiempo que no se veían", insiste el alcalde de Los Alcázares.

Pese a la mejoría, y a que se ha podido disfrutar en líneas generales de un gran verano en las aguas del Mar Menor, la situación de la laguna salada sigue siendo delicada. De ello son conscientes los alcaldes, que insisten en la necesidad de seguir implementando medidas para no dar pasos atrás en esta recuperación. "Hemos intensificado las actuaciones de retirada de algas para evitar su descomposición y nuevos episodios de eutrofización y anoxia. Los científicos atribuyen la mejoría en el baño al enorme esfuerzo que venimos realizando en la retirada de la biomasa. En todo caso, su situación sigue siendo muy delicada y de extrema fragilidad y no cesaremos hasta que consigamos su recuperación total", señala Arroyo. "Estamos en plena elaboración del proyecto de retirada de fangos y secos en todas las playas del sur del Mar Menor que padecen este problema específico como Los Urrutias, Punta Brava, Estrella de Mar y Los Nietos", añade la alcaldesa de Cartagena. "En los próximos días, nos volveremos a reunir para pedir la autorización de la puesta en marcha del programa piloto de retirada de fangos. Muchos de estos fangos se originaron a raíz de la DANA de 2019, por lo que no son 'naturales'", añade el alcalde de Los Alcázares.

La retirada de biomasa durante este verano es uno de los puntos en los que coinciden todos los alcaldes como medida clave para la mejoría del agua del Mar Menor. "También es clave cortar los vertidos de la rambla del Albujón. Esto lo tiene que realizar el Estado", apunta la alcaldesa de San Pedro del Pinatar. "Cada administración tiene que ser consciente de sus competencias. Que no se pare el bombeo del Albujón es clave. El Estado tiene que realizar ahí una inversión fuerte, para evitar que haya avería", señala por su parte Luengo. "Hay que seguir levantando las hectáreas ilegales y evitar que lleguen fertilizantes contaminantes al Mar Menor", apunta por su parte Mario Pérez. "El próximo reto es que vuelvan a ondear las Banderas Azules en el Mar Menor", lanza como reto la regidora de Cartagena. "El Mar Menor nos necesita a todos", añade. Un verano que esperan que sea el primero de la recuperación definitiva de la laguna salada más grande de Europa.

Noticias relacionadas

next