exposición en el palacio almudí de murcia

Los pintores murcianos que llegaron a El Prado... y que no siempre fueron recordados

fotogalería

| 08/06/2021
8/06/2021 - 

MURCIA. Grandes pintores murcianos gozaron en su época de merecidos reconocimientos -recibiendo diferentes premios y becas-, siendo considerada su obra digna de pertenecer a una pinacoteca como la del Museo del Prado, donde aún hoy se exponen algunos de sus cuadros. Sus nombres, sin embargo, no siempre, y no en todos los casos, han permanecido en el lugar de la memoria que se merecían... a pesar de que sea inevitable que casi todos ellos 'nos suenen', porque figuran en las placas de muchas calles y plazas de la Región. La exposición Pintores murcianos en el Museo del Prado, que se puede contemplar en el Palacio Almudí de Murcia hasta el 25 de julio, salda una deuda con trece de estos magníficos artistas -nacidos entre los años 1580 y 1876-, sacando de colecciones privadas un total de cuarenta pinturas (la mayoría óleo y alguna acuarela), muchas de ellas inéditas.

Cuenta el comisario de la muestra, el galerista Darío Vigueras, que no ha sido fácil localizar obra de calidad de estos pintores en manos privadas -proceden de once colecciones murcianas-, por lo que la exposición que tenía en mente desde hace tiempo ha tardado en materializarse. Finalmente, ha podido reunir una más que interesante selección de los pintores Pedro de Orrente, Rafael Tegeo, Germán Hernández Amores, Domingo Valdivieso, Manuel Wssel de Guimbarda, Alejandro Seiquer, Antonio Gil Montejano, Enrique Atalaya, Manuel Piccolo López, Manuel Arroyo y Lorenzo, Antonio de la Torre, José Marín-Baldo e Inocencio Medina Vera. Todos ellos están relacionados con El Prado, ya sea porque sus obras están expuestas en las propias paredes del museo; pertenecen a la colección de la pinacoteca y se guardan en sus fondos; o están cedidas por la institución a otros museos nacionales.

La exposición tiene un orden cronológico, iniciándose con el murciano Pedro de Orrente (1580-1645), quien ya gozó en vida de la suficiente fama para ser considerado un gran artista, y cerrándose con el archenero Inocencio Medina Vera (1876-1918). En este sentido, recueda Darío Vigueras que la colección del Museo del Prado termina con los autores nacidos antes de 1881, año del nacimiento de Picasso, y a partir de esa fecha es el Reina Sofía el encargado de dar visibilidad y acoger a los artistas que destacan en las nuevas vanguardias artísticas. Durante este recorrido lineal por los trabajos de estos pintores murcianos se puede apreciar los diferentes estilos y temáticas, desde las escenas costumbristas de Medina Vera a las miniaturas de Enrique Ayala, pasando por la elegancia de Wssel de Guimbarda o las marinas de Antonio de la Torre. 

Muchas de las obras de estos artistas murcianos llegaron al Prado al participar éstos en la Exposición Nacional de Bellas Artes (que se vino realizando desde 1856 a 1968), recibiendo premios, medallas y menciones de honor en las distintas disciplinas. El Museo adquiría muchas de estas piezas galardonadas, aunque no hay que olvidar que el grueso de su colección procedía de las Colecciones Reales y que otra vía eran las donaciones y los legados.

En algunos casos, hay cuadros de estos artistas murcianos que siguen expuestos en El Prado, como ocurre con las obras del caravaqueño Rafael Tegeo. Otras se encuentran cedidas en otros museos e instituciones. Es el caso de obras de Germán Hernández Amores, en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid; de Manuel Picolo, en el Tribunal Superior de Justicia de Las Palmas de Gran Canaria; de José Marín-Baldo, en la Embajada de España en Roma; de Medina Vera, en el Ayuntamiento de Valladolid y en el Museo de Bellas Artes de Murcia; o del mazarronero Domingo Valdivieso, en el Museo de San Telmo de San Sebastián.

"Gracias a estas cesiones, dichas obras pueden ser contempladas en otras regiones de España y en el extranjero", señala Darío Vigueras, que este viernes se encontraba ultimando los últimos detalles de la muestra antes de que abriese oficialmente sus puertas al público, que podrá contemplar 'el espíritu murciano de El Prado' en el emblemático espacio municipal.

Noticias relacionadas

next