Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

LA JUVENTUD ANTE EL NUEVO GOBIERNO

Los jóvenes murcianos ante la coalición: divididos entre la esperanza y el miedo

La derogación de la Lomce, la regulación del precio del alquiler y las políticas de empleo juvenil son las principales reivindicaciones

13/01/2020 - 

MURCIA. Es miércoles, Pedro Sánchez promete su cargo como presidente y un grupo de Whatsapp de jóvenes arde, encadenando mensajes sin cesar. Los inquilinos, murcianos veinteañeros que compartieron clase en la universidad y que hoy buscan asentarse en la selva del mercado laboral, debaten sobre el nuevo Gobierno de España, el primero de coalición desde la restauración de la democracia. "Yo estoy temblando porque la última vez que dijeron que iban a mejorar las condiciones de los autónomos nos subieron la cuota", comenta Arturo, que estudió Comunicación Audiovisual en la UCAM y es ahora fotógrafo freelance. "A mí me da miedo que presionen a diputados que no votaran a favor", responde David, que hizo Periodismo y Comunicación Audiovisual. David insiste: "Me da miedo que un partido no aplauda a una diputada con cáncer. Que se usen las víctimas de ETA de manera partidista". Jorge, que se graduó en Publicidad y Relaciones Públicas y trabaja ahora en Madrid, intercede con una reflexión: "Yo creo que somos víctimas de nuestro propio sistema. A lo largo de nuestra democracia cada partido que salía elegido miraba a otro lado o alimentaba un poco más a la bestia. Años después... tenemos el panorama que tenemos". 

Dicen que la juventud se desentiende de la política y su día a día, lo que la prensa denomina como 'la actualidad'. Nada más lejos de la realidad. La política también afecta a los jóvenes y, como tales, valoran la entrada de un nuevo Gobierno: lo critican o lo celebran; lo siguen con atención, en cualquier caso. Manejan sensaciones encontradas y sus opiniones se podrían dividir en dos grupos: entre quienes consideran que se abre un periodo de esperanza y entre quienes ven con temor la coalición. Las ideologías, en el fondo, influyen entre la gente joven. 

Jóvenes murcianos de Nuevas Generaciones. Foto: @NNGG_Murcia

Esta polaridad se observa de forma más clara entre los representantes de las canteras políticas de la Región. El presidente regional de Nuevas Generaciones, Francisco José García, prevé una legislatura incierta para la juventud: "Hay motivos para que los jóvenes estemos intranquilos con este Gobierno de traición a España que antepone los sillones a los intereses de la nación", critica, molesto con que el Ejecutivo se forme "gracias al apoyo de quienes quieren romper España y con desprecio a todas las víctimas del terrorismo". Para él, "Pedro Sánchez ha hecho lo impensable para seguir como presidente y deja claro que le importa más el sillón que generar empleo juvenil, por ejemplo".

Bien distinto contempla el panorama político Miguel Ortega, el secretario general de las Juventudes Socialistas en la Región. La coalición, opina, "es un mensaje de esperanza y de futuro, que pone en valor a los jóvenes, a una generación que se siente defraudada con los políticos, con dirigentes que no han estado a la altura". Ahora, añade Ortega, es el momento de rescatar las reclamaciones olvidadas por los anteriores gobiernos: el salario mínimo, las becas y la calidad de los trabajos juveniles. Y pide además entendimiento a los partidos de la oposición: "Ya está bien de enfrentamientos. Hay que aceptar los resultados democráticos y enterrar esa mirada excluyente y trasnochada que tienen algunos sobre España".

Hay un país entero de jóvenes por arreglar. Las estadísticas muestran una juventud castigada. España tiene la tasa de paro juvenil más elevada de la Unión Europea, con un 32%, según Eurostat. En la Región, el 32% de los menores de 25 años no tiene un empleo, según la última EPA. Esta tasa es mayor entre las murcianas, con un desempleo del 38%. Los sueldos son precarios: el 75% de los menores de 26 años no alcanza a percibir el salario mínimo anual. Y así es imposible salir del hogar familiar y rebajar las cifras de emancipación. Sólo el 19% de los menores de 30 años ha conseguido independizarse, según el Consejo de la Juventud, cuyo informe sitúa a los murcianos a la cola del país.

Una generación que busca su hueco

Una generación de jóvenes cualificados busca su sitio en el mundo laboral. Es el caso de Sara García, una educadora que antes de cumplir 25 años ya tenía dos carreras y un máster. Actualmente trabaja en el centro Astrade de Molina de Segura y espera que el nuevo Gobierno dé una vuelta a la situación en todos los sentidos, no sólo en los indicadores económicos: "Mejoría y subida de las pensiones. Disminución de las barreras raciales y de género. Transición ecológica real", expone, sin olvidarse de la sanidad y la educación ni tampoco de la política territorial: diálogo y entendimiento es su receta. También reclama que la vivienda sea accesible para los jóvenes al igual que el trabajo, pero con un empleo de calidad y no precario, recalca. "Y uno de los temas que más me atañe, como trabajadora de lo social, son los que competen a la política social. Pese al poder verme perjudicada por el cese de las entidades privadas, estoy totalmente de acuerdo con el dominio por parte del Estado de este ámbito", estima.

Desde la Federación Murciana de Asociaciones de Estudiantes (FEMAE) reciben con satisfacción la configuración del Ejecutivo, cuya investidura evita unas terceras elecciones y "da cierta estabilidad al sistema", como así declara su presidente, Iván García. "A partir de ahí, de tener un Gobierno estable, ya podríamos ir hablando de cuestiones como la reforma en el sistema de becas o la promesa electoral de la derogación de la Ley Wert (Lomce)".

En clave juvenil, la derogación de la vigente Ley de Educación es la gran promesa del acuerdo que firmaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. "La Lomce fue uno de los grandes temas debatidos en 2015 y parece que va a entrar en la agenda institucional", examina el politólogo Salvador Moreno. "Veremos si de forma satisfactoria porque una reforma educativa en España siempre tiene grandes críticas", analiza Moreno, quien sopesa que será "una medida conflictiva y más en el contexto actual, ya que no va a haber consenso, pues se va a depender de independentistas o de Ciudadanos, algo abiertamente complicado en ambos casos".

El arranque del Ejecutivo y el fin del bloqueo institucional es fundamental. No hay tiempo que perder. Muchas medidas están pendientes de ponerse en marcha. Así lo considera Miguel Lajarín, portavoz de juventud del sindicato UGT en la Región. A su juicio, la primera tarea es poner fin a la reforma laboral que impulsó Mariano Rajoy, porque "ha facilitado la precariedad juvenil y permite que un empresario despida a un trabajador por enfermar". El documento de Gobierno suscrito entre PSOE y Unidas Podemos recoge la derogación parcial de la reforma laboral.

El acuerdo incluye además la regulación del precio del alquiler. Se trata de una de las medidas que más beneficiarían a los jóvenes, ya que a la tradicional dificultad de la juventud para hipotecarse se añade la escalada de precios del alquiler. Los movimientos estudiantiles reclaman la intervención del Gobierno central. Murcia terminó 2019 con una subida del coste del alquiler del 10,3% y su media alcanza los 6,8 euros por metro cuadrado, según los cálculos de Idealista. Otras ciudades de la Región registraron un encarecimiento más acusado, como Torre Pacheco, con un ascenso del 21,9% y San Javier, del 11,4%

"También pedimos que se pongan barreras al peligro de las casas de apuestas", apunta el portavoz de UGT. El flamante ministro de Consumo, Alberto Garzón, asumirá las competencias en esta materia y está previsto que se ponga coto a la proliferación de las casas de apuestas. La Región es uno de los territorios con mayor proporción de salones de juego y casas de apuestas, con 363 establecimientos repartidos por la Comunidad.

El Consejo de Ministros tendrá un marcado acento económico, pero la coalición insiste en subrayar que las prioridades son las políticas sociales. Desde UGT recuerdan que hay que trabajar para reducir el acoso y la discriminación entre hombres y mujeres y también hacia el colectivo LGTBI. "Y exigimos que el nuevo Gobierno trabaje para reducir los accidentes laborales", reclaman desde el sindicato, agregando: "Exigimos que mejore la calidad de las prácticas de los estudiantes becarios, que dote de herramientas a la inspección para detectar el fraude allí donde se dé y que pueda subir el salario mínimo".

Hay además muchas esperanzas depositadas en que este Gobierno mejore las políticas de igualdad, como así señala Sara García: "Espero que desarrolle unas acciones prácticas y eficaces con la finalidad de la concienciación de toda la sociedad de la, tan buscada, igualdad de género en todos los ámbitos: trabajo, economía, social y un largo etcétera. Y, por supuesto, reducción -o eliminación- de las tan alarmantes cifras de violencia de género, en donde incluyo los delitos sexuales".

Corregir el abandono escolar, incide el politólogo Moreno, es otro de los aspectos que recoge el programa de PSOE y Unidas Podemos. La Región, con un 24%, tiene una de las tasas más elevadas del país. En esta materia también tiene responsabilidades el Ejecutivo regional, que sostiene que la Región ha mejorado en los últimos años, con una reducción de 18 puntos de la tasa de abandono escolar en una década.

El debate del derecho al voto con 16 y 17 años

El pacto de Gobierno incluye someter a votación la ampliación del electorado a jóvenes de 16 o 17 años, una medida propuesta por Podemos y que aplauden en UGT: "Es una histórica demanda del Consejo de la Juventud de España, del que es miembro UGT Juventud", recuerda Lajarín.

Con todo, la palabra 'juventud' no aparece en ninguna de las carteras de los ministros, a pesar de que ha aumentado el número de sillas -hasta 22- en el Consejo de Ministros. "Que figure esta palabra es algo simbólico, pero importante", analiza Moreno. No obstante, el vicepresidente Pablo Iglesias asume las competencias en juventud. Para el politólogo, Podemos es clave: "Los jóvenes se pueden sentir 'algo' más representados porque sabemos que tienen cierto peso en el electorado de Podemos, lo que hará que los morados estén más pendientes de ellos". 

Investido Pedro Sánchez y designados los ministros, el Gobierno echa a andar esta semana y la juventud le examinará con lupa. A ellos también se deben. Y la misión es trascendental, pues "una sociedad que aísla a sus jóvenes, corta sus amarras y se condena a desangrarse", como así dejó dicho Kofi Annan, exsecretario general de la ONU.

Noticias relacionadas

next