Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

crisis de la covid-19 

Las familias más afectadas recibirán ayudas de hasta 550 euros cada mes para evitar desahucios

28/08/2020 - 

MURCIA. El Gobierno regional destinará hasta 550 euros al mes a las familias que, como consecuencia de la crisis de la covid-19, tengan dificultado económicas para pagar la vivienda. Por un lado, se atenderá el alquiler del hogar, con 350 euros mensuales, y, por otro, se cubrirán los gastos de suministros básicos, mantenimiento y comunidad con hasta 200 euros al mes.

La ayuda se ha ampliado hasta los 3,1 millones de euros en total, con el objetivo de evitar los desahucios a través de la implantación de un procedimiento "ágil y sencillo" para que las personas que necesitan la ayuda, la cobren de manera urgente y no dentro de unos meses, según explica el consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, y la vicepresidenta y consejera de Igualdad, Isabel Franco.

Así, esta línea de ayudas, ofrece apoyo en una situación de dificultad económica a las familias más afectadas, y también da la seguridad de que van a poder conservar su hogar. Para ello, el Gobierno regional "se apoya en organizaciones sin ánimo de lucro de reconocido prestigio y que están extendidas por toda la Región para ayudar a quienes más lo necesitan", ha recalcado Isabel Franco.

A partir de este viernes, las familias pueden dirigirse a cualquiera de estas ONG -Columbares, Cáritas y Jesús Abandonado- para recibir el apoyo social necesario. Se dará prioridad a las situaciones más urgentes, especialmente aquellas en las que las familias o víctimas de violencia machista no puedan afrontar el pago del alquiler de su vivienda o que estén en riesgo de perder su único hogar por un desahucio.

Se prestará especial atención a las personas especialmente vulnerables, las personas sin hogar, las personas objeto de desahucio de su único hogar y a las víctimas de violencia doméstica.

Las organizaciones sin ánimo de lucro serán las encargadas de realizar un diagnóstico de las personas solicitantes de ayuda y valorar, junto a los servicios sociales de los ayuntamientos, la situación de cada una para finalmente conceder la ayuda, en base a la correspondiente justificación, y el período de tiempo.

 

Noticias relacionadas

next