Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El nuevo decreto regional de vivienda protegida reduce la burocracia "para adelantar la entrega de las casas"

14/02/2021 - 

MURCIA. "El nuevo decreto de vivienda protegida reduce la burocracia para que las familias puedan disfrutar de su nuevo hogar sin esperas innecesarias, posibilitando que los compradores de las nuevas viviendas puedan escriturarlas y entrar a vivir en ellas inmediatamente después de la finalización de la obra, y una vez presentada la declaración responsable", según aseguran fuentes del Gobierno regional.

El avance en la agilización de los trámites administrativos que propone el texto legal hace que se equipare la vivienda protegida a la vivienda libre en lo que se refiere al momento en que se puede entrar a habitar la casa. Así, "se eliminan duplicidades y se establece que la declaración responsable de primera ocupación equivalga a la calificación definitiva de vivienda protegida".

La tramitación de esta normativa regional llega a su recta final y ya ha sido remitida al Consejo Jurídico de la Región de Murcia. El consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, mantuvo esta semana una reunión con su presidente, Antonio Gómez Fayrén, en la que explicó las novedades que introduce este decreto que tiene el objetivo de "facilitar el acceso a la vivienda a todas las familias".

"Queremos posibilitar el acceso a la vivienda protegida a aquellas familias que aun teniendo ingresos regulares estos no son suficientes para adquirir una vivienda libre, ni tampoco son beneficiarios de una vivienda social", manifestó el consejero. El decreto permitirá que las personas que superen los 18.000 euros de renta puedan acceder a este tipo de hogares.

Ventajas fiscales

El consejero destacó que el texto legal presta especial atención a las personas con discapacidad, víctimas de terrorismo, mujeres que sufren violencia machista y familias numerosas, en cuyo caso sus viviendas pueden llegar a tener una superficie máxima de 150 metros cuadrados.

Asimismo, afirmó que el objetivo del decreto es "adaptar la tipología de las viviendas a las necesidades actuales de las familias y flexibilizar el acceso a este tipo de hogares".

Este tipo de viviendas tienen "interesantes rebajas fiscales" como la exención del impuesto de Actos Jurídicos Documentados y Transmisiones Patrimoniales y la disminución a la mitad del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) durante tres años. Además, en el caso de las familias de régimen especial el IVA se sitúa en el 4 por ciento.

Noticias relacionadas

next