De las edificaciones con titularidad municipal

Cartagena pone en valor sus molinos como seña de identidad: terminan las obras de rehabilitación del Ayuntamiento

18/01/2021 - 

CARTAGENA. Los molinos del campo de Cartagena tienen una particularidad que no comparten con aquellos a lo que se enfrentó Don Quijote de La Mancha y es que se diferencian del resto por sus aspas, que están tan compuestas por las llamadas velas latinas (procedentes de los barcos). Es por ello, que estas edificaciones constituyen una señal de identidad de esta zona del Mediterráneo que merece ser preservada del paso del tiempo y el desuso. En esta labor está el Ayuntamiento de Cartagena, que ha concluido los trabajos de rehabilitación de todos los molinos de titularidad municipal con la reciente finalización de las obras en el Molino de las Piedras, ubicado en el barrio de Los Mateos. Con esta intervención termina esta apuesta del área de Patrimonio Arqueológico, que encabeza la alcaldesa, Ana Belén Castejón, para recuperar y poner en valor estas construcciones típicas del campo de Cartagena.

El Molino de las Piedras ha sido el último en ser rehabilitado. Los trabajos de la fase final de su restauración comenzaron en verano y consistieron en el arreglo e impermeabilización de la cubierta plana, tras lo cual, recientemente, se ha instalado el chapitel, mientras que la rehabilitación del exterior y del interior del edificio se acometieron en 2019 con fondos de los Presupuestos Participativos. Así, se recuperaron los espacios y la separación de las cámaras mediante forjados de madera.

La fase final de la reforma se puso en marcha en la segunda mitad de 2020. La intervención, adjudicada a la empresa Marcaser S.L., contó con un presupuesto de 30.000 euros y permitió recuperar uno de los elementos más emblemáticos del barrio de Los Mateos.

El Molino de las Piedras está situado sobre un promontorio rocoso en la zona este de entrada a Cartagena. Esta construcción destaca por su gran valor paisajístico, ya que se conecta visualmente con el Campo de Cartagena y los cabezos de la Fraila, Beaza y Ventura, al tiempo que permite contemplar los principales castillos del entorno de la ciudad.

Antes de rehabilitar el Molino de las Piedras, el Ayuntamiento había acometido reformas en el resto de molinos municipales. En el campo de Cartagena hay más de 160 molinos, la mayoría ubicados dentro de los márgenes del municipio de Cartagena y de titularidad privada.

De este modo, en los últimos años, se han reformado, además, el molino del Monte Sacro, el Molino de Zabala y los dos construidos en el Molinete, conocidos como de la Cima y de San Cristóbal. En los dos últimos, los trabajos consistieron en la reparación de los muros que marcan el aterrazamiento de la época tardorrepublicana, los accesos y las vallas perimetrales, la reposición de gravas donde era necesario y en uno de ellos se instalaron puertas antivandálicas. 

Por otra parte, en 2019, el Ayuntamiento de Cartagena acometió la restauración de la Casa Molino del Monte Sacro, con fondos de la Sociedad Casco Antiguo de Cartagena. Las obras de esta infraestructura, que había sido puesta en marcha en 1884 y que tuvo actividad hasta finales del siglo XIX, consistieron en la recuperación de elementos originales y la rehabilitación del chapitel, las aspas y el palo guía.

El de zabala, el más antiguo

También en 2019 se rehabilitó el Molino Zabala, ubicado en la diputación de Perín. De titularidad privada y construido en el siglo XVII, había sido ya restaurado en 1999 con fondos europeos pero requería una nueva reforma que se acometió como un compromiso personal del concejal de Cultura, David Martínez, con los vecinos. El molino Zabala, cuya labor desde hace siglos ha sido moler el grano y conseguir harina, es el más antiguo de los que aún perviven en la Comarca del Campo de Cartagena. Ya en el Catastro de Ensenada, en 1755, aparece registrado este molino de viento, que desde hace varios años quedó desarbolado por un fuerte vendaval, y que ahora, gracias a la labor del Ayuntamiento de Cartagena, se ha vuelto a restaurar, listo para ponerse de nuevo en funcionamiento.

"Nuestros molinos de viento son una de las señas de identidad del campo de Cartagena y preservarlos y ponerlos en valor era un objetivo para todo el equipo de gobierno", ha explicado la alcaldesa y responsable del área de Patrimonio Arqueológico, Ana Belén Castejón. "Con estas reformas hemos podido rehabilitar nuestros molinos de viento, que son edificaciones tradicionales del campo de Cartagena y parte de nuestro legado e historia", ha remarcado la alcaldesa.

Noticias relacionadas

next