Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

 OLEADA DE LOCALES CON EL CARTEL DE 'SE ALQUILA'

Bajos comerciales en Murcia: los cierres y los altos alquileres matan la gallina de los huevos de oro 

2/11/2020 - 

MURCIA. Si tener un bajo comercial en el conocido como corazón de Murcia (zonas como la plaza de Santo Domingo, calle Alejandro Séiquer (la de Correos), Andrés Baquero o la de La Merced) era tener un tesoro, la pandemia del coronavirus ha dado la puntilla a esa gallina de los huevos de oro. Y es que los carteles de 'se alquila' o 'se traspasa' han tomado esta arterias de la ciudad hasta el punto de que en muchas áreas ya suponen dos de cada cuatro locales

Sólo hay que pasear por la mítica plaza que acoge el famoso ficus para ver que en cada una de sus esquinas hay un bajo en alquiler. Hasta ocho carteles se pueden ver en apenas 100 metros, sólo en la misma plaza. En el entorno más cercano se cuentan por decenas. El último local en quedarse vacío ha sido el que ocupaba la compañía murciana de yogurt helado Llaollao , al que esta misma semana le retiraban las letras del logotipo verde de la fachada.

Ni el salvavidas de las conocidas como 'cláusulas covid' atraen a los clientes. Esta cláusula implica que, en caso de confinamiento general, el inquilino puede resolver el contrato y abandonar el inmueble sin penalización. A la vez, el propietario tiene la tranquilidad de que puede disponer de inmediato del local para volver a ponerlo en el mercado. Así lo constatan fuentes del sector inmobiliario.

A la caída de las ventas y el consiguiente cierre de los establecimientos en esta arteria vital de Murcia se ha unido que "los elevados precios que aún se siguen pidiendo por los bajos desaniman a posibles inversores", explican desde una inmobiliaria murciana. Los precios han bajado sobre un 25% en los últimos cinco años, un poco más en los últimos meses de pandemia, pero los expertos del sector los consideran como todavía muy altos.

"Muchos propietarios hicieron inversiones elevadas y ahora quieren recuperar el dinero, lo que es muy difícil. Los inversores llaman muchas veces y no se atreven a entrar debido al precio, ya que comentan que los bancos les ofrecen mejores rentabilidades", destacan las mismas fuentes.

Un caso cercano de esa negativa a bajar los precios se ha dado en el local que ocupaba Llaollao. "Hemos negociado con la propiedad una bajada del alquiler, pero al no haber sido posible llegar a un acuerdo hemos decidido buscar un emplazamiento", destacaban a esta redacción fuentes de la compañía.

Pero el entorno de Santo Domingo no es la única zona de Murcia que en los últimos meses ha visto cómo cerraban comercios y se quedaban vacíos los locales, en la Gran Vía de Murcia han cerrado tiendas como Perfumerías de Marca Blanca, Café Salzillo, GranBiBio o Juguetes Berna, a los que recientemente se ha sumado Calzados Rumbo, una compañía que también cerró su local de Ronda Norte.

Noticias relacionadas

next