constructor

Tomás Olivo, de villano a héroe

12/06/2021 - 

CARTAGENA. De villano a héroe. El nombre de Tomás Olivo ha estado ligado de forma directa o indirecta a lo largo de los últimos 30 años a Cartagena. Natural de Balsapintada (Fuente Álamo), ha conseguido a sus 73 años que su voz sea escuchada y que sus actuaciones, también. Lo hemos podido ver a lo largo de los últimos seis meses inaugurando la avenida del Cantón, prestando su centro comercial La Rambla para la vacunación masiva de cartageneros, cortando la cinta del nuevo pulmón verde de la ciudad, participando como un socio más en el FCC Cartagena Bussines y, por último, como anfitrión para presentar dos de los grandes proyectos urbanísticos que tiene en marcha en la ciudad portuaria.

En este último acto le pudimos ver y escuchar para dejar de estar en ese discreto segundo plano que siempre ha ocupado con las cámaras delante y pasar a la acción, y tanto que aprovechó su casa para repasar cuentas pendientes, sobre todo con el Ayuntamiento de Cartagena.  Relató que durante el desarrollo del Sector Rambla -donde ahora se ubicarán sus 1.700 viviendas- el ayuntamiento interrumpió el proyecto y suspendió las obras. "Me mandaron de vacaciones, para bien o para mal y estuve desarrollando proyectos en toda la geografía española y en América", pero guarda ese "sentimiento" de no haber llevado a cabo "en mi ciudad" uno de los proyectos "más emblemáticos". 

El tiempo pasó, el proyecto, bloqueado décadas y el desarrollo urbanístico de la zona Oeste fue interrumpido, hasta que Ana Belén Castejón llamó a su puerta y, como máxima autoridad en ese momento, reconoció el error. "Una señora de Pozo Estrecho se sentó frente a frente con uno de Balsapintada y hablamos los dos, frente a frente, y diciendo las cosas sin cortapisas", relata Castejón a Murcia Plaza. "Tuve que reconocer el error que había cometido el Ayuntamiento porque era evidente. Se habían equivocado en la cartografía".

"En una rueda de prensa la alcaldesa llamó a las cosas por su nombre. Nos fuimos de aquí porque nadie quiso solucionar este problema y así lo mantuvieron durante 31 años", explicaba Olivo, quien dijo que había decidido desoir las sugerencias de sus abogados de demandar al Ayuntamiento.  

"Lo que pasó es que cuando te aburren, pues te vas a otro sitio", indicaba la alcaldesa, quien fue la que decidió llamar a la puerta de Olivo. "Lo llamé a él, pero también a otros empresarios más que se fueron de Cartagena, porque era imperdonable que el talento no tuviera ni siquiera la oportunidad de intentarlo en nuestra ciudad". 

A partir de ahí, la relación ha sido fluida "y ahí está el resultado. Nadie daba un duro por el desbloqueo del Plan Rambla. Lo miré a la cara y le pedí que nos diera una oportunidad para demostrarle que queríamos hacer proyecto de ciudad. No lo podemos hacer sin grandes, pequeños y medianos empresarios. Esto es lo que necesita Cartagena, pues Olivo brinda la oportunidad a que los de aquí participen en sus proyectos", apostilla Castejón.

Llamamiento a los empresarios a que participen en sus proyectos

Por suerte, el "Ayuntamiento nos llamó y mantuvo una reunión donde participaron técnicos, jurídicos y la alcaldesa para desbloquear el Sector Rambla. Aquello nos dio mucha confianza", apostilló el constructor ante los empresarios invitados al acto. Aprovechó para explicar sus proyectos más inmediatos, pero a la vez lanzó una llamada a los allí presentes: "Queremos contribuir al desarrollo de la ciudad y desde aquí os brindo a todos los empresarios la oportunidad de participar en algunos de los proyectos que puedan ser de vuestro interés".

Con el desbloqueo, dice Castejón, "se nos abre un abanico de oportunidades enormes. Estamos viendo otra forma de invertir en otras actuaciones, que le va a poner en contacto con otros empresarios de la ciudad. Queremos liderar otros proyectos que están parados y creo que Olivo es capaz de conjugar y participar".

Entre las diez fortunas de España y expansión en República Dominicana

Tomás Olivo se encuentra entre las diez personas más ricas de España según Forbes. Es promotor y mayor accionista de General de Galerías Comerciales (GGC), uno de los grupos españoles más importantes del país. Olivo ha trasladado su volumen de trabajo principalmente a Madrid y Andalucía y ha construido un imperio que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil con una capitalización de 3.640 millones de euros, un 28% más que en 2017, según Forbes.

Además, tal y como apuntaba hace tan sólo unos días atrás el diario Abc, sigue apostando por el mercado residencial y tras haber construido más de un millar de viviendas en la urbanización de lujo Guavaberry de República Dominicana, afronta ahora una segunda etapa de este proyecto, que incluye otros 12.500 apartamentos y villas. 

Noticias relacionadas

next