Los hosteleros advirtieron de que se les estaba cobrando recibos desde antes de tener sus establecimientos adjudicados

El Ayuntamiento de Cartagena 'paga' los retrasos en la concesión de los chiringuitos del pasado año

14/01/2022 - 

CARTAGENA. A finales del pasado mes de diciembre los dueños de los chiringuitos de las playas de Cartagena recibían una factura en la que se les indicaba la cuantía a desembolsar a la Dirección General de la Costa y el Mar, por la ocupación del espacio público terrestre en los arenales en los que cada uno está desarrollando su negocio desde este pasado verano. La sorpresa para los empresarios llegó cuando vieron que en la descripción del recibo, observaron que se incluían los meses de marzo, abril y mayo, fechas en las que los chiringuitos aun no habían sido adjudicados a los correspondientes licitadores.

Y es que el Ayuntamiento de Cartagena había iniciado en marzo el proceso para licitar los chiringuitos, por lo que los permisos de ocupación de cada uno de los emplazamientos empieza a contar desde ese mes. Pero el gran problema es que en este periodo se acumularon un buen número de retrasos, que hicieron que los empresarios no pudieran tener la adjudicación hasta junio o incluso hasta julio. Esta demora en la gestión licitadora ha supuesto que ahora los empresarios, a través de Hostecar, hayan advertido de que no van a pagar un canon que no les corresponde.

El Ayuntamiento tendrá que asumir, por tanto, el periodo en el que cada uno de los emplazamientos desde el mes de marzo hasta el verano no fue adjudicado y abonar a Costas esa parte correspondiente del recibo, mientras que los empresarios se harán cargo del resto hasta final del año. A los hosteleros que ya hayan hecho el abono del recibo se les devolverá la parte correspondiente y aquellos que no lo hayan hecho todavía, recibirán por parte de la administración municipal una nueva factura con las fechas desde la adjudicación.

Este es otro del cúmulo de despropósitos que se han producido en la concesión de los chiringuitos para este periodo de cuatro años. Primero se produjo una demora de tres meses, que son los que Costas tardó en autorizar la propuesta del Ayuntamiento para la ocupación de los arenales. Posteriormente llegaron problemas técnicos en el pliego de condiciones que retrasaron un poco más las fechas. Luego, el cambio en algunos de los criterios en la concesión cogió desprevenido a muchos empresarios, que consideraban un proceso mucho más farragoso el actual. Todo ello supuso que a mitad del pasado mes de junio solo la mitad de los, a priori, 61 establecimientos en proceso licitador hubiera sido adjudicado.

Por otro lado, este mismo mes el Ayuntamiento de Cartagena, a través de la concejalía de Infraestructuras, Servicios y Litoral, ha abierto el plazo de presentación de las instancias de renovación para las instalaciones temporales de las playas del término municipal de Cartagena. Se trata de un trámite legal para confirmar que los licitadores de los chiringuitos del municipio que consiguieron la adjudicación de los diferentes lotes durante las temporadas 2021, 2022, 2023 y 2024 continúan interesados en ocupar y explotar las instalaciones.

next