Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

SIR CARTAGENA

Vecinos del casco antiguo de Cartagena denuncian que el trato preferente a la hostelería puede traer contagios masivos

25/06/2020 - 

CARTAGENA. El anuncio por parte del Ayuntamiento de Cartagena de la posibilidad de ampliación de las terrazas del sector hostelería hasta el próximo 31 de diciembre no ha sentado bien a todos los vecinos que tienen negocios relacionados con el mismo cerca de su casa. Entre ellos la asociación SIR Cartagena -Sin Ruido Cartagena- que considera que el Ayuntamiento "usa zonas residenciales consolidadas como zonas recreativas y espacios de uso común los convierte en uso privativo", una circunstancia que gracias al "trato preferente que se le da a la hostelería, a los vecinos que vivimos en el casco histórico, nos va a exponer a un riesgo real de que puedan producirse situaciones de rebrotes o contagios masivos, que serían nefastos en una sociedad en la que todos, en estos momentos estamos debilitados económicamente y psicológicamente".

Esgrimen desde la asociación que el presidente de Hostecar ha dicho que "somos el único municipio que ha permitido la ampliación de las terrazas. Y pretenden una prórroga hasta diciembre, de momento. Alcaldía lo apoya a través de su Concejal de Seguridad. Y van a convertir una excepción en algo normal".

Añaden que esto es un trato de favor al sentar los cimientos para "dar un trato preferente a un sector que es solo una parte de nuestra economía, permitiéndole no pagar agua, tasas e impuestos, cuando los demás pagamos a pesar de nuestras dificultades".

La ampliación de terrazas y horarios hasta las 4.30 de la madrugada los fines de semana, "tiene como consecuencia ruidos hasta altas horas de la madrugada, impidiendo dormir a  enfermos, vecinos y a niños pequeños que se despiertan sobresaltados. Esto es violencia", subrayan desde Sin Ruido Cartagena.

Tildan de insolidario al Ayuntamiento "con vecinos, niños y mayores y no les da el amparo especial para el disfrute de sus derechos, y es discriminatorio con las personas con discapacidad, pues no respeta las distancias sanitarias, la accesibilidad universal y la ley del ruido, que no han sido derogadas.(C.E. art. 14, 9.2, 10 y 49)".

La Alcaldesa, la Vicealcaldesa y el Concejal de Seguridad, añaden en su nota "no viven en Cartagena ni sufren el ruido que ocasiona la ocupación de cualquier espacio libre, ya sea solar o vía pública por la terrazas y el ocio nocturno".

Por último, SIR Cartagena concluye indicando que cuando un político "se ve incapaz de atajar un asunto y cumplir con las leyes, esgrime eso de compatibilizar el derecho al ocio y el derecho del descanso de los vecinos". Pero se olvida "que esto se consigue aplicando, cumpliendo y haciendo cumplir la Constitución Española, la Ley del Ruido y el resto de las leyes que no han sido derogadas".

Noticias relacionadas

next