EXIGEN QUE aplique lo que dice la Ley del Ruido y la Ley de Patrimonio Histórico de la CARM

La asociación SIR pide a Arroyo coherencia y advierte de que las fiestas en el centro causarán daños al patrimonio cultural

14/09/2021 - 

CARTAGENA. La Asociación Sin Ruido Cartagena ha pedido a la alcaldesa Noelia Arroyo coherencia tras manifestar que "el Ayuntamiento va a ser especialmente estricto en la conservación del Conjunto Histórico Artístico Casco Antiguo de Cartagena, y que no va a permitir que nadie destruya el Patrimonio de los Cartageneros" y para ello le pide que aplique lo que dice la Ley del Ruido y la Ley de Patrimonio Histórico de la CARM.

Además, desde la asociación en contra del ruido advierten a Arroyo que este año el impacto medio ambiental, producido por el ruido y las vibraciones de las aglomeraciones que se van a producir en el Conjunto Histórico Artístico, en los numerosos monumentos y en las viviendas que están en el centro de la ciudad después de las representaciones de Cartagineses y Romanos, "posiblemente cause daños o expolio, que es como lo considera la ley de Patrimonio Histórico, y la Ley del Ruido lo considera receptores sensibles".

Recuerdan desde SIR Cartagena que hace una semana la asociación reclamó al Ayuntamiento durante el transcurso de estas fiestas próximas "el cumplimiento estricto de la ley del ruido y la ley del Patrimonio Histórico Cultural, para evitar el impacto medio ambiental producido por ruido y vibraciones dentro de nuestras viviendas y que también ocasiona el deterioro de los monumentos que producen un daño acumulativo evaluables según Real Decreto 1513/2005, de 16 de diciembre".

Argumentan que los grupos turísticos y los cruceros que hacen escala "en nuestro puerto lo hacen por nuestra riqueza monumental: el Teatro Romano y el Foro del Barrio del Molinete, recientemente restaurado, y por la Catedral Antigua que se va a restaurar al igual que el Anfiteatro. Todo esto produce riqueza todo el año".

Recuerdan que las reuniones y aglomeraciones se van a celebrar en el entorno colindante de nuestros principales monumentos y fachadas modernistas "y en los bajos de nuestras viviendas donde están ubicados los establecimientos hosteleros". Por todo ello "no ha habido ni habrá descanso durante 8 horas diarias, durante los diez días de fiestas y se acumularán junto a los 38 días que llevamos desde el 16 de julio. De 72 días, 48 días han sido suspendidos los objetivos de calidad acústica. El cansancio es acumulativo y evaluable según ley". Lo curioso, apostillan, es que "el calendario laboral solo señala un día festivo como fiesta de Carthagineses y Romanos".

Un "conjunto Histórico Artístico no es una zona de ocio recreativa"

"La continua suspensión de los objetivos de calidad acústica que es un acto extraordinario lo usan como ordinario y transforman un Conjunto Histórico Artístico, que es zona cultural, en una zona de ocio recreativa. Esto es tergiversar la aplicación de la Ley", explican.

La Ley del Ruido dice que las zonas culturales son zonas de especial protección acústica "y que una zona no puede tener dos usos a la vez. Una zona no puede ser cultural o residencial, y al mismo tiempo de ocio recreativa". "Esto ocurre en el casco histórico" con la concentración de establecimientos hosteleros en el mismo lugar y "la ocupación excesiva del espacio público". Y lo mismo ocurre "cuando suspenden de continuidad los objetivos de calidad acústica en la misma zona residencial o cultural. De todo esto es responsable el Ayuntamiento que no tiene en cuenta la ley por falta de coordinación".

El casco histórico es una "zona acústicamente saturada desde el pasado mes de mayo de 2020" en que las terrazas "ocupan casi la totalidad de la vía pública, impidiendo: el paso de personas impedidas, el acceso a nuestras viviendas y garajes, y dificultando el posible acceso de los vehículos de emergencias", además hay que hablar del "incremento de suciedad, de las decoraciones miccionales a la altura de la cintura y en los bajos de nuestros edificios y garajes, y del ruido de las máquinas de limpieza viaria". Esto se incrementará durante la ocupación del espacio público por las aglomeraciones y el adosamiento a estos centros de reunión por los botellones".

Por ello, exigen a la alcaldesa y vicealcaldesa que durante el desarrollo de estas fiestas "sea efectivo el cumplimiento de la ley que proclaman públicamente en los medios de comunicación".

Cartagena, concluyen, necesita con urgencia "una zona ocio-recreativa especialmente adaptada para celebrar los eventos fuera de los límites que marca el R.D. 3046/1980 como Conjunto Histórico Artístico. Hasta la fecha carecemos de ella debido a la falta de previsión de nuestros ediles".

Noticias relacionadas

next