La tan esperada ordenanza de ruidos no levanta pasiones ni entre hosteleros ni entre vecinos

15/12/2020 - 

CARTAGENA. La nueva Ordenanza de Ruidos de Cartagena está a punto de ver la luz, tras el dictamen favorable de la Comisión de Urbanismo y después haber sido sometida a un segundo periodo de alegaciones en cuyo estudio ha participado un panel de expertos de la UPCT. La actual data de 2003, demasiado tiempo esperando desde los diferentes sectores afectados por esta ordenanza.

Pero ni unos, los hosteleros, ni otros, los vecinos, están demasiados contentos con la solución, aunque los casos son bien diferentes. En el caso de los dueños de bares, cafeterías y locales de copas, representados, en este caso por la patronal del sector Hostecar, no se entiende cómo después de tantos años esperando una ordenanza de este tipo y trabajando desde los diferentes vectores para encontrar puntos en común, desconocen "qué se ha aprobado, ni nos han informado de cómo queda ni de qué alegaciones se nos han aprobado", dice Juan José López, presidente de Hostecar.

Considera el mandatario de los hosteleros que en este tramo final se ha ido demasiado deprisa "y de espaldas a nosotros. No lo veo lo más adecuado", y añade que se está jugando "con el futuro de una ciudad, porque ellos saben perfectamente la importancia que tiene para Cartagena nuestro trabajo". "No digo que sea la mejor ordenanza o no, pero es que no lo sabemos, porque no nos lo han dicho antes de aprobarla y lo peor es que llevamos cuatro años luchando por conseguir una normativa lo más justa no solo para nosotros sino para todas las partes que se sienten afectada", de ahí, subraya López "la sensación de vacío que nos queda después de que toda esta lucha se culmine de esta manera", sin consultarles ni tan siquiera informarles.

En el otro lado se encuentran un sector de vecinos que también han peleado para que la ordenanza sea lo más ajustada a la ley. La asociación SIR (Sin Ruido Cartagena) sale al paso de esta nueva ordenanza al subrayar que el "deterioro económico con cierre de establecimientos en el Casco Histórico de Cartagena es el resultado de la poca visión de futuro que tuvieron los anteriores Consistorios".

Creen que lo mismo va a ocurrir con la nueva ordenanza. "Todo va a ser con megafonía, o como ellos dicen con aparatos de reproducción sonora. Esto va a contribuir a que se siga despoblando Cartagena centro,  cerrando tiendas,  quitando servicios, y no va a mejorar el panorama".

Añaden desde SIR Cartagena que los bares los van a convertir "en salas de fiestas con megafonía" y  las calles peatonales "en terrazas con espectáculos o TV con megafonía", las plazas en "Feriales con megafonía, ya tenemos atracciones de ferias en ellas, sólo hay que darse una vuelta por la Ciudad. Estas atracciones además producen intrusión lumínica, que es parte de la contaminación, dentro de nuestras viviendas".

Los ruidos, afirman, van a superar los 73 decibelios, algo que ya está sucediendo "con creces los fines de semana desde el pasado mayo. Estos decibelios son los que están autorizados en las zonas catalogadas por el PGOU como zonas recreativas y de espectáculos". En las zonas residenciales como es el casco antiguo están autorizados sólo 65 decibelios y por la noche 10 decibelios menos.

También se va a "seguir abusando de la suspensión de los objetivos de calidad acústica con la excusa que son actos de especial proyección cultural y otros".

"Que nos expliquen en qué cultura se dice que hay que saltarse las leyes vigentes", argumentan desde SIR Cartagezna, "la ley del ruido y la disciplina urbanística, imponiendo a los vecinos dentro de sus viviendas niveles de ruido que dañan la salud para celebrar un concierto. Soportar el ruido de los aparatos de megafonía tan cerca de las fachadas de nuestras casas, es tortura".

Por último, apostillan que "sin exageración, esta es la consecuencia de la poca previsión de futuro de este Ayuntamiento que aprueba una Ordenanza en un momento de incertidumbre económica, social y sanitaria para toda la población, y que va a marcar nuestro día a día durante muchos años".

161 alegaciones presentadas 

En el periodo de información pública 12 personas y organizaciones han presentado un total de 161 alegaciones que, en su mayoría, son reiteraciones de sugerencias que no fueron incorporadas en el anterior periodo de consulta pública, trámite en el que ya fueron aceptadas total o parcialmente 176 reclamaciones y sugerencias. Tras su estudio, han sido estimadas total y parcialmente otras siete alegaciones, explicó la alcaldesa.

El nuevo texto aclara ahora que está entre el deber de los dueños de los locales velar para que los clientes no generen ruidos y que podrán contar con la asistencia de la policía para lograrlo.
 


Entre las estimadas se encuentra la presentada por Hostecar para que se amplíe del 20 al 30% la reducción de las sanciones a los infractores, indicaba Ana Belén Castejón.
 
Además, se ha incorporado una nueva redacción al capítulo que habla de los deberes de los propietarios de los establecimientos de hostelería, en la que se decía que serían "los responsables" de los usos que sus clientes hagan de las instalaciones en materia de ruidos.
 
El nuevo texto aclara ahora que está entre sus deberes velar para que los clientes no generen ruidos y que podrán contar con la asistencia de la policía para lograrlo.

Entre las alegaciones propuestas por la Asociación sin ruido de Cartagena se ha aceptado varias mediante las que se protegerá frente a los ruidos la franja horaria entre las 14 y las 17 horas, de manera que entre esas horas los mercados ambulantes no podrán hacer uso de música y tampoco podrán tocar instrumentos los músicos ambulantes que, según la nueva ordenanza, solo pueden actuar en plazas y deberán hacerlo sin percusión ni elementos de amplificación.

También se ha incluido la previsión de que los ensayos de bandas de música, de agrupaciones de carnaval o de Semana Santa se realicen en espacios cerrados o en lugares asignados por el Ayuntamiento para garantizar distanciamiento y reducir su impacto sonoro.

Noticias relacionadas

next