Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

sesión de control

Sin armisticio antes de Navidad en la Asamblea: Miras, el "asustaviejos" vs Conesa y su "incoherencia"

16/12/2020 - 

MURCIA. Sin cuartel, lanzándose calificativos con sorna y buscando el adjetivo más efectista. Así transcurrió la última sesión de control al presidente del Gobierno regional, en la que los portavoces de la oposición dispararon con bala sobre asuntos como los Presupuestos, los centros de educación especial y los pactos del agua "antitrasvases" mientras que el jefe del Ejecutivo murciano devolvía los golpes en el cuerpo a cuerpo dialéctico. Ni siquiera la cercanía de la Navidad les hizo bajar la guardia.

Abrió fuego la diputada de Podemos, María Marín, que inquiría al presidente regional si piensa cerrar los centros de educación especial porque "está instalado en una campaña de bulos, acompañado por Vox". La portavoz morada acusó a Miras de "convertirse en un asustaviejos" -"No es un insulto, es una expresión de la tierra", apostillaba- porque se ha entregado "al alarmismo y al España se rompe". Marín recriminaba que "hasta Ciudadanos", su socio de Gobierno, "le tienen calado" y remataba su intervención: "Repita conmigo y tranquilice a las familias: los centros de educación especial no se van a cerrar".

María Marín (Podemos). Foto: ARM

Miras contraatacó apuntando que la pregunta sería para Podemos, y no para él, puesto que, en su opinión, ese es el objetivo del Gobierno nacional: "Cerrarlos". El mandatario defendió que las familias y los profesores le han transmitido "su miedo" ante la Ley Celaá y reprochó que desde el Ejecutivo central no se han reunido con ninguno de ellos. "Lo han hecho sin escuchar a nadie, sin consenso", lamentaba.

Después disparó Diego Conesa, el líder del PSOE, quien cuestionaba al presidente por el retraso en los plazos para presentar los Presupuestos en la Asamblea, una demora que ya sucedió con las cuentas del año pasado. "Eso tiene un nombre: irresponsabilidad". Claro que la pregunta tenía una réplica fácil para Miras: "Si retrasar las cuentas es una irresponsabilidad, ¿cómo definiría estar tres años gobernando en España sin llevar los Presupuestos al Congreso? "¿Superirresponsabilidad? ¿Tri-irresponsabilidad?", ironizó.

El socialista, aun así, le espetó que "padece una alergia aguda" a cumplir con sus obligaciones. "Tenían que haberlos presentado hace 45 días". Y alegó que han dispuesto de 411 millones para los gastos adicionales de la pandemia y que "saben desde hace meses" que contarán con recursos para el año 2021. Y tachaba a Miras como un aprendiz del inhabilitado presidente catalán, Quim Torra, por su afición a la "crispación". Y le reprendió por no aprobar ninguna de las diez medidas que prometió para los cien primeros días de mandato. "No sé si acuerda porque no ha ganado las elecciones", deslizó.

En su réplica, el dirigente popular acusaba al socialista de caer en la contradicción. "Su incoherencia no le hace creíble en la Región". Miras se justificó aduciendo que habría cumplido los plazos si el Gobierno central hubiera enviado "en tiempo y forma" los datos necesarios para elaborador el borrador. "No tenemos todavía siquiera el fondo covid". El presidente concluía con un triple dardo: las cuentas de la Comunidad no subirán los impuestos, "ni las acordarán a cambio de eliminar el carácter vehicular del castellano" ni "las pactarán a cambiar de acercar asesinos a las cárceles que están al lado de sus casas".

Juan José Molina (Ciudadanos). Foto: ARM

Tras el intercambio de la oposición, llegó el momento de la complicidad para Miras: el portavoz del PP, Joaquín Segado, planteaba debatir sobre las consecuencias de la Lomloe sobre la convivencia entre la educación pública y la concertada. Pero rápidamente aprovechó para meter baza: se acordó de la situación judicial del PSOE: "Un imputado más en la corte del PSOE", dijo sobre Conesa -que se ha ofrecido a declarar ante un Juzgado de Totana por un presunto caso de prevaricación durante su etapa de alcalde de Alhama-. "Toda la cúpula regional está investigada: Vélez, Arce y Conesa", afirmó.

Ciudadanos optó esta vez por no confrontar en la Cámara. La formación liberal está acentuado sus desmarques del PP en los últimos meses, como así hizo recientemente su líder, Ana Martínez Vidal, con su negativa a apoyar el adelantos a las matriculaciones para eludir la Ley Celaá. El portavoz parlamentario se limitó a interesarse por los problemas que apareja una campaña de vacunación. "Los murcianos queremos saber", apuntó Juan José Molina. El jefe del Ejecutivo adelantó que cuenta con tener vacunados antes de marzo a todos los mayores y trabajadores de residencias.

Por último cargó Vox, que lo hizo recriminando "el disgusto" del 'Pacto de la Sed', como así califica Juan José Liarte al documento que firmaron PP, PSOE y Ciudadanos en Castilla-La Mancha. "Quieren cargarse el Trasvase Tajo-Segura", aseveró. "Pero nos preocupa la posición que adoptarán las direcciones nacionales de los tres partidos", añadió, temiendo que no se impongan a los líderes regionales. Miras contestó que estaba de acuerdo con sus reflexiones, pero echó balones fuera sobre las diferencias entre mismos partidos políticos: "Hoy estoy para dar cuenta como presidente del Gobierno", no como líder regional del PP.

Noticias relacionadas

next