Hoy es 13 de julio

retorno a la actividad

Los montadores de escenarios comienzan a ver la luz de la reactivación de la mano de los festivales

11/08/2021 - 

MURCIA. Con el confinamiento llegó el apagón de espectáculos. Con la nueva normalidad, tampoco resurgieron. En consecuencia, no solo artistas y público se vieron resignados a perder la magia que acompaña a los festivales, sino que también los montadores de escenarios tuvieron que afrontar una crisis inaudita en su negocio cuando la música dejó de sonar.

Al fin y al cabo, algunos de los eventos más reconocidos de la Región de Murcia cerraron sus puertas durante el 2020, como La Mar de Músicas o el Cante de las Minas, mientras que los que sí se celebraron tuvieron que llevarse a cabo con serias restricciones. En este caso encontramos al Animal Sound y a las Noches del Malecón, que redujeron su oferta para adecuarse a la situación de pandemia.

No obstante, ninguno de estos espectáculos ha querido perderse su gran reapertura en el 2021, con lo que los murcianos están pudiendo disfrutar de un verano que haría las delicias de cualquier melómano.

"Es un paso para adelante y otro para atrás"

En consecuencia, las empresas dedicadas a montar los escenarios están empezando a recuperar una la actividad "poco a poco". En concreto, esta reactivación comenzó en mayo o abril, con lo que pudieron sacar empleados de los ERTE y ponerse de nuevo manos a la obra, según afirma la empresa del sector Cabrastage en conversaciones con Murcia Plaza.

No obstante, también aluden a una "incertidumbre total" porque les están llamando "tanto para montar como para suspender porque los ayuntamientos aún tienen miedo, así que es un paso para adelante y otro para atrás". En cualquier caso, insisten en agradecer la mejoría respecto al año pasado cuando "no salía un escenario ni de broma".

Esto se debe a que las restricciones de aforo que hay vigentes en la Región de Murcia impiden en algunos casos que la celebración de conciertos sea rentable para el organizador porque se encarecen los costes de producción y los espectadores restantes no pagan de más para compensar los 'clientes perdidos'.

En consecuencia, los eventos de iniciativa privada son más escasos ahora que antes de la pandemia, pues tienen complicaciones para ganar dinero con la celebración de espectáculos. Los de origen público, por su parte, no dudan de la misma manera a la hora de realizar conciertos a pérdidas pues, además de ofrecer una alternativa de ocio para sus ciudadanos, tienen la oportunidad de recuperar lo invertido al generar consumo en la localidad.

Por tanto, aún resta comprobar la evolución de la pandemia para aventurar si los festivales volverán con renovadas fuerzas tras los primeros pasos que ya se han dado en la Región con algunos de los festivales antes mencionados o el Murcia Tres Culturas, entre otros.

Noticias relacionadas

next