Hoy es 15 de julio

se añaden al snorkel, kayaks o la vela

Las nuevas actividades de ocio que se asientan en el Mar Menor: desde las bicis de agua al flyboard

27/08/2022 - 

CARTAGENA. Es habitual que en el verano de las costas de la Región el snorkel, el buceo, las motos de agua, los kayaks, piraguas o embarcaciones de distintos tamaños formen parte del paisaje costero de la Región. Especialmente en la zona del Mar Menor, donde las escuelas de vela y los centros de buceo son actores protagonistas. A los conocidos, este verano se han unido algunas actividades que, con el paso del tiempo, aspiran a ser protagonistas: se trata del flyboard y las bicicletas de agua.

Las bicicletas de agua son bicicletas que funcionan con un motor eléctrico, pero que se alimentan mediante baterías y el pedaleo de su único pasajero. Para desplazarse, en vez de ruedas, la bicicleta acuática cuenta con un sistema de hélices y láminas de fibra de carbono, con el que te impulsas. "Durante unos seis años se ha estado perfeccionando en Nueva Zelanda por parte de apasionados de la bicicleta que querían trasladar ese placer de la bicicleta en tierra al agua", señalan desde Kalima Charter, pioneros en la Región en ofrecer este servicio.

La compañía de alquiler de embarcaciones, situada en La Manga del Mar Menor, en el Puerto Deportivo Tomás Maestre, ha adquirido dos modelos de este nuevo tipo de embarcaciones. "Los costes de una bicicleta de agua son muy costosos y por el momento hemos comprado dos para ponerlas en alquiler. Tenemos más ofertas de alquiler de embarcaciones, como motos de agua, kayaks o veleros, y vamos desbordados", cuenta José Álamo, responsable de Kalima Center.

Además de las bicicletas de agua, en los últimos años se han hecho cada vez más habituales imágenes espectaculares de gente en una tabla volando sobre el agua propulsada a chorro. Un deporte al que, por el momento, muchos han visto pero pocos le ponen nombre. Se trata del flyboard, que en La Manga del Mar Menor ofrecen centros como la escuela Profly o la compañía FlySky, situadas en el Puerto de Tomás Maestre y en la playa de Mistral, respectivamente.

"Nuestra idea, y a lo que más enfocamos nuestra actividad, es en tratar de enseñar a nuestros clientes a dominar este deporte mediante una metodología que hemos diseñado exclusivamente. Lo enfocamos para que, con el curso básico, que consta de una o dos sesiones, de 45 minutos cada una, adquieras el nivel básico de FlyBoard", señala Manuel Álvarez, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. "No queríamos crear Profly como una simple oferta de ocio, sino que queremos crear escuela y afición a este deporte, enseñar las técnicas para mejorar tu destreza en la tabla", añade. "También ofrecemos la posibilidad de simplemente probarlo. En este caso las sesiones son de 15 minutos. Es la más económica de las sesiones que ofertamos, pero no da para mucho". Afirma Álvarez que el 90% de los que cursan el nivel básico alcanzan la destreza mínima para manejarte con soltura. "Es una actividad muy emocionante y que además tiene mucha recompensa. En poco tiempo aprendes a manejar la tabla y tienes la sensación de volar. Eso es algo espectacular", señala Álvarez. Actualmente, desde Profly ofrecen cursos básicos por 100 euros.

Por su parte, desde FlySky, se orientan más al plano profesional de la mano de un campeón de España en flysky, Kike Soriano, con el que realizan exhibiciones en las que se demuestran todas las posibilidades que ofrece esta disciplina. "Todas las exhibiciones tienen una temática. En una nos disfrazamos de gala y junto a una bailarina 'bailamos mientras volamos'. También hacemos algunas disfrazadas de dinosarios… De noche, uso una mochila de pirotecnia, con luces led. Es muy espectacular", señala Soriano. "Realizamos tanto espectáculos privados, como en eventos más públicos, como campeonatos de moto náutica o en nuestros propios campeonatos de FlySky", añade. "Estamos abiertos a cualquier contratación. Lo que necesitamos es una profundidad de 1,20 metros, y unas dimensiones de 10 metros x 10 metros".

Además de estas exhibiciones, en FlySky La Manga, en colaboración con la federación española de FlySky, tienen una escuela en la que ayudan a aquellos que pretenden avanzar de forma más profesional en esta disciplina. Aunque, si no has probado, ofrecen cursos para iniciarte. "Puedes venir a probar sin ningún problema. Ofrecemos todo tipo de cursos, tanto para profesionales como para aquellos que quieren simplemente probar. De hecho, existe una categoría llamada ‘promotion’, para animar a que, aquellos que les pica el gusanillo, pero se ven muy lejos de los que llevan más tiempo practicando esto, se atrevan a competir", señala el campeón de España. Nuevas disciplinas que se van abriendo paso en la Región.

Noticias relacionadas

next