Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista elia Guardiola, profesional del Marketing Emocional y el Storytelling

"Hay que convertir al usuario en un evangelizador, en un 'brand lover' de nuestra marca"

24/10/2020 - 

MURCIA. Elia Guardiola, profesional del marketing emocional y del storytelling, expondrá su teoría sobre este tipo de marketing y la metodología para desarrollarlo en una ponencia titulada  'Si no emocionas, no vendes', en el marco de la cuarta edición de 'Murcia Shops Forum'. Este evento anual organizado por la Cámara de Comercio de Murcia congregará el domingo de manera digital a 350 personas que podrán disfrutar de las conferencias de prestigiosos ponentes, charlas, talleres y casos de éxito, bajo el lema 'Nuevas claves... para nuevos horizontes'. 

Ceo de Serendipia, es docente en universidades internacionales, escuelas de negocios y en empresas de todo el mundo. 

-¿Por qué apostar por el marketing emocional?

-El marketing emocional es una disciplina que utilizan las marcas a través de contenidos y de acciones para crear un nexo de unión emocional, un vínculo afectivo entre la marca y el consumidor. Somos seres más emocionales que racionables.

-Y el storytelling, ¿qué importancia tiene dentro del marketing emocional?

-El storytelling nació en la época de las cavernas, es el arte de contar historias y comunicar. Se ha convertido en una herramienta super potente de marketing, comunicación y publicidad para que el usuario o cliente se sienta identificado con lo que estamos contando de forma que el vínculo afectivo sea más potente. Así, además de escuchar tu historia quiere experimentarla. Eso garantiza que sienta la marca como algo propio. Es más fácil vender que con un marketing más agresivo.

-Defiende que "si no emocionas, no vendes".

-Sí, somos seres muy emocionales. Depende un poco más de como lo hagas. El problema actual en una época de confinamiento y pandemia la gente está muy saturada de contenidos y de que las marcas les vendan. Llamamos al storytelling un soft sell, es una venta suave, no agresiva, ni intrusiva, ni invasiva. Es una forma de vender que parece que no estás vendiendo. Las emociones son el motor de la sociedad, pero es algo volátil, duran segundos, pero lo que hay que conseguir es convertir esas emociones en un sentimiento, que es más consistente a la largo del tiempo. Una emoción no fideliza, pero un sentimiento sí. En el neuromarketing dice que más del 90% de las decisiones que tomamos son emocionales.

-La felicidad no se vende pero, ¿se puede provocar?

-Sí, es sencillo. Nadie es feliz 24 horas al día. Es insano. Las emociones no son perennes, son impulsos químicos que se hacen a través de neurotransmisores por lo tanto nuestro cerebro está lleno de química con sustancias como dopanima, endorfinas, oxitocina, etc. Esta química no dura para siempre. Son momentos puntuales. Las emociones no duran siempre por lo tanto debemos fidelizar al cliente despertando esas emociones y convertir al usuario en prescriptor de nuestra marca y en un evangelizador, en un brand lover, el que está enamorado de nuestra marca y nos recomienda sinceramente.

-¿Quién hace mejor este trabajo?

-Cuando hablamos de love mark mucha gente piensa que nos referimos a Starbuck, Nike, Apple y marcas así. Pero no hace falta ser una gran marca. En el pueblo donde vivo a las afueras de Madrid, que es muy pequeñito, hay un supermercado muy familiar y se han digitalizado. Les mandas la lista de la compra por la mañana y por la tarde la tienes en tu casa. Los llamamos el Amazon del pueblo. Incluso te mandan fotos super bonitas de los productos que tienen y te dan ganas de comprar aunque no lo necesites. Este es un ejemplo muy bueno. La premisa para el éxito es la coherencia, que lo que pienses, dices y haces tenga coherencia a la largo del tiempo. Cuando prometes, te comprometes con los clientes, y generamos la confianza. Cuesta mucho ganarla pero perderla es muy rápido.

-Pero está al alcance de todos...

-Sí, realmente es querer hacer las cosas bien. El cliente está en el centro de cualquier estrategia que hagas. Hay que solucionar un problema. ¿Qué emoción despierta tu marca? Es muy importante saberlo y es un problema porque mucha gente no lo sabe. Esa es la cuestión. Si encuentras el problema, puedes dar con la solución.

-Y ante la pandemia y la falta de clientes, ¿qué hacer?

-Hay que saber tu nicho de mercado y el público objetivo, qué necesitan. Esa es la cuestión. Que se atrevan. Emprender es muy duro pero compensa cuando recoges todo lo que has sembrado durante mucho tiempo. Hay que seguir sembrando y echándole ganas, y seguir con la formación al máximo.

-Si no te digitalizas, ¿mueres?

-Hay muchas formas de hacerlo y no hace falta invertir mucho dinero sino en el canal que ellos saben que van a vender más.

Noticias relacionadas

next