Hoy es 14 de julio

sostiene que los morados salen de las europeas "con más ganas que nunca"

Serna reivindica que Podemos se pone en pie y evita hacer sangre con Sumar: "Somos respetuosos"

Foto: MARCIAL GUILLÉN
11/06/2024 - 

MURCIA. Ni lo hacía antes ni mucho menos quiere hacerlo ahora. El líder de Podemos en la Región de Murcia, Javier Sánchez Serna, evita hurgar en la herida con la crisis de Sumar pese a que una de las batallas que se había planteado en las elecciones europeas era precisamente dirimir quién es el partido que lidera la izquierda alternativa, el espacio a la izquierda del PSOE.  

"Desde que Podemos abandonamos Sumar en diciembre, decidimos pasar página y también quisimos ser muy respetuosos con las decisiones que tomaran [Sumar], un proyecto que no es el nuestro", reflexionaba Sánchez Serna dos días después de los comicios europeos. "Y hoy no va a ser distinto", incidía. "Tienen que ser los dirigentes y los partidos que forman Sumar los que den cuenta de lo que pasa", añadía.

Serna precisamente llegó a ser el cabeza de lista por Murcia de la coalición Sumar en las elecciones generales del 23 de julio y logró el escaño. Pero el 5 de diciembre, hartos de los desplantes y sumidos en una profunda discrepancia, los cinco diputados de Podemos confirmaron su divorcio y se pasaron al Grupo Mixto. Fue el propio el parlamentario murciano, en calidad de portavoz de los morados, quien anunció la noticia. "Podemos decidió abandonar Sumar para poder hacer política en el Congreso, para poder plantear sus propias iniciativas, para poder hablar en los plenos y para defender la paz y denunciar los planes bélicos de la OTAN", recuerda Serna.

Javier Sánchez Serna y Yolanda Díaz, en una imagen de hace un año, cuando Podemos era parte de Sumar. Foto: SUMAR

El resultado no ha sido precisamente boyante en las elecciones del pasado domingo. La formación morada, con la exministra Irene Montero a la cabeza y con una la murciana Elvira Medina en sus listas, obtuvo solamente dos escaños y apenas recibió 571.902 votos. No superó a Sumar, que consiguió 811.545 papeletas y tres diputados. En clave regional, tampoco fue mejor. Los morados se quedaron en sexta posición, superados por Sumar (cuya candidatura regional incluía al líder de Izquierda Unida, José Luis Álvarez-Castellanos, a la representante de Verdes Equo Helena Vidal y al dirigente de Más Región Óscar Urralburu). 

Ambos, de hecho, fueron superados por el partido del agitador antisistema Alvise, Se acabó la fiesta, que consiguió más apoyos (34.036) que las dos fuerzas progresistas juntas (16.909 votaron a Sumar, el 3,26%, y 12.196 lo hicieron por los morados, el 2,35%). Además, Sumar sacó más votos que Podemos en 42 de los 45 municipios de la Región, con la excepción de San Pedro del Pinatar, Beniel y Villanueva del Río Segura

En cualquier caso, pese a perder el duelo directo, la sensación que aflora es que Podemos ha quedado mejor parada que Sumar. Máxime tras conocerse la dimisión de su principal responsable, Yolanda Díaz. Esta formación, que forma parte del Gobierno de España, queda descabezada y obligada a un proceso de reestructuración interna. Además, se escuchan críticas internas. Izquierda Unida, cuyo primer candidato figuraba en la cuarta posición, se quedó fuera del Parlamento Europeo.

Mientras, Serna sostiene que Podemos sale de las elecciones europeas con más ganas que nunca y reivindica que el pasado domingo dieron un "paso muy importante": "Hemos puesto en pie una izquierda transformadora en pie, porque es una izquierda que se atreve a denunciar el consenso bélico, que se atreve a llamar genocidio donde nadie lo dice y que no vota recortes en el Congreso". No hay que olvidar que a ser rivales directos el pasado domingo, Podemos e Izquierda Unida son aliados en la Asamblea Regional, pues concurrieron juntas a los comicios autonómicos y está previsto que en 2025 el morado Víctor Egío ceda el testigo a Álvarez-Castellanos.

Noticias relacionadas

next