Miras elude pedir el confinamiento domiciliario y carga contra "la falta de contundencia" del Gobierno central 

13/01/2021 - 

MURCIA. El Gobierno regional no ha apostado por el confinamiento domiciliario obligatorio de la Región pese a la situación extrema en la que se encuentra. Al menos así lo ha comunicado el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, quien informó de la medida más rotunda tomada por el Comité de Seguimiento Covid para intentar frenar la tercera ola: prohibir desde este jueves las reuniones familiares, sociales y lúdicas de personas no convivientes en toda la comunidad.

Lo que sí hizo Miras es cargar contra el Gobierno central, de quien dijo que echa de menos "una unidad de actuación conjunta para todo el país". Preguntado por qué medidas echa de menos por parte del Ejecutivo de Sánchez se limitó a apelar a "su falta de contundencia".

Mientras el avance de la tercera ola se deja sentir como un tsunami en la Región, con las cifras de positivos batiendo otro récord este martes, con 2.072 contagios detectados, el doble del máximo de la segunda ola, que fue de 1.002 casos el 5 de noviembre, deja una situación crítica en la comunidad con la posible falta de camas en la UCI y un posible colapso sanitario sobre la mesa.

En la Región formaciones políticas como Podemos y el Colegio de Médicos han pedido ya al Gobierno murciano que solicite el confinamiento al Ejecutivo central. Hace unos días, el portavoz del Comité Covid, Jaime Pérez, preguntado por los medios de comunicación en su comparecencia, tampoco consideraba el confinamiento total como una solución. "Es algo que no depende de nosotros, sino del Gobierno central, y hasta ahora han funcionado las medidas en los momentos más preocupantes. Hay que restringir en la medida de los posible los encuentros sociales, pero no ir más allá", aseguraba. 

El presidente, por su parte, criticó que el Gobierno central "no está haciendo nada" porque "ha delegado la pandemia". En su opinión, la reunión del Consejo Interterritorial de Salud, celebrada antes del Comité, "ha sido "una nueva oportunidad perdida para la coordinación de una acción conjunta y eficaz". En su opinión, en España "combatimos al virus de 17 formas diferentes sin ningún tipo de coordinación nacional, lo que nos hace más débiles". Y, por eso, volvió a reclamar "coordinación" y que el Ejecutivo central "ejerza el liderazgo, la responsabilidad u la competencia que le corresponde".

"Vemos con envidia que otros países toman decisiones como país, y aquí cada día nos levantamos con una medida diferente de cada comunidad autónoma", según López Miras.

Defiende las restricciones de la Región

Sobre la prohibición de reuniones sociales, Miras destacaba que "todo contacto que suponga no usar la mascarilla está considerado como riesgo extremo y, por tanto, su actividad queda prohibida", añadiendo que "son medidas necesarias para salvar vidas", dijo, justificando las restricciones adoptadas en los últimos días, como el cierre de la hostelería. "Son medidas que no nos gustan a nadie, pero que son imprescindibles".

La norma establecerá excepciones: para las personas que viven solas; para la reunión de menores de edad con sus progenitores si no viven en el mismo domicilio; para los cónyuges cuando no vivan en la misma casa; o para el cuidado de dependientes.

Noticias relacionadas

next