'rutas misteriosas'

Los misterios de Cabo de Palos: del avistamiento de ovnis a la leyenda de la Isla del Barón 

1/08/2021 - 

MURCIA .Cabo de Palos, enclave turístico, residencial y natural de la Región de Murcia, tiene tanto de paradisiaco como de misterioso. Las playas de la costa murciana atesoran experiencias y misterios, por ello, las Rutas Misteriosas han decidido estrenar, hace apenas tres semanas, las visitas guiadas nocturnas que le descubrirán a los visitantes las historias más ocultas de la zona.

"Muchas entrevistas, patear la zona, hablar con la asociación de vecinos o buscar en el archivos", cuentan fuentes de Rutas Misteriosas para Murcia Plaza "todas las vías para llegar a conocer los fenómenos paranormales, enigmas y leyendas de Cabo de Palos". 

Del hundimiento del “naranjito” al faro de Cabo de Palos

Muy cerca de la costa termina la península ibérica: la formación rocosa de la cordillera penibética está muy alta, a 2-4 metros de profundidad máximo, por lo que es capaz de destrozar la quilla de los grandes barcos que pasan por encima.

Las características del territorio han provocado muchos naufragios, algunos tan conocido como el barco minerva, "naranjito", que se hundió a principios del siglo XX y llenó la playa de naranjas durante varias semanas. De similar manera ocurrió con el barco Isla Gomera, también cargado con cientos y cientos de naranjas que fueron llegando a la orilla poco a poco.

Foto: RUTAS MISTERIOSAS

Las más de 100 historias de los barcos hundidos son contadas desde el señalado faro de Cabo de Palos, uno de los grandes tesoros terrestres de la ruta. Esta torre vigía del siglo XVI y XVII ayudó a formar parte del entramado defensivo de toda la costa.

Además, una de las calas situadas a su alrededor fue el escenario en el que ocurrió la defensa contra los ataques piratas. El entorno y la leyenda se entremezclan en las playas permiten vivir los hechos muy cerca de la historia y las leyendas. 

La leyenda de la Isla del Barón

Julio Falcó d’Adda, el Barón, fue expulsado de Madrid y vino hacia la zona del Mar Menor. En ese exilio, entorno a 1800/1999, se pasa el exilio en lo que hoy es la Isla del Barón. El, muy aficionado a organizar fiestas de alta sociedad en su isla, recibió en uno de sus eventos a una joven princesa rusa, de la que se enamoró. La familia de la joven se encontraba en la ruina, así que aceptó el matrimonio entre la joven y el Barón. Pero ella no correspondía al noble italiano y se casó sumida en la tristeza. El difícil matrimonio concertado terminó con el asesinato de la princesa. 

Desde los años 60 o 70 hasta la actualidad se han registrado varios testimonios de avistamiento de sombras en la isla, además de una de luz blanca que mucha gente relaciona con la princesa.

Avistamiento de ovnis y "el sonido de la tierra"

"Desde Rutas Misteriosas buscamos el lado más científico de un expediente, pero para llegar ahí tocamos todos los palos y todas la hipótesis", asegura el arqueólogo encargado de hacer las rutas de cabo de Palos. "Hay algunas veces que la resolución de los acontecimientos es concreta, pero hay otras muchas veces que la respuesta no está clara, por lo que se sigue enmarcando todo en ese halo de misterio". 

Explica, por ejemplo, que, cuando hay algún avistamiento, la Academia General del Aire es la encargada de salir a comprobarlo. "Nuestros expedientes provienen tanto de los expedientes desclasificados de la Academia del Aire como de los testimonios de la gente, como el caso de Vicente Miralles. A veces se espera para darle pista a los aeroplanos", pero desaparecen, asegura, "y no hacen ningún tipo de contacto".

Otro de los sucesos más impactantes son los "sonidos de la tierra", un tipo de zumbido que se lleva recogiendo desde los años 40. Muchas personas lo relacionan con una especie de llamada de catástrofe, "el cielo que llora", un sonido continuo similar al ruido de un motor que se prolonga durante días. 

Antes de la DANA de 2019 ocurrieron dos fenómenos que se corresponden con ambos acontecimientos: varios días antes de lo sucedido se avistaron grupos de aves desorientadas y un zumbido que se prolongó a lo largo de varios días.

"Las respuestas a ese ruido son muy variopintas", asevera el arqueólogo, "desde las teorías más exotéricas (como el mismo ruido del movimiento de la tierra y las placas tectónicas) a explicaciones tan simples como las propias torretas eléctricas que generan ese ruido, o las depuradoras que suelen estar en zonas de costa". El Guía explica que en el momento en el que no hay contaminación acústica, los zumbidos aparecen, pero no dejan de ser sucesos que generan curiosidad entre los ciudadanos. 

next