LAS DEFICIENTES VÍAS DE COMUNICACIÓN, LA FALTA DE CAMAS HOTELERAS Y DE ESPACIO PARA EL CONCIERTO SON LOS GRANDES PROBLEMAS A MEJORAR EN 2023

Los deberes que quedan por hacer para que el Rock Imperium Festival se convierta en el gran festival que todos pregonan

4/12/2022 - 

CARTAGENA. El Rock Imperium cumplirá el próximo mes de junio -los días 23, 24 y 25- su segunda edición y lo hará por todo lo alto, con un buen ramillete de grandes bandas del rock, entre ellas Kiss, que actuará en España solamente en Cartagena en la que, explican, puede ser su gira de despedida.

El año pasado, según los números que publicó el propio Ayuntamiento, fueron cerca de 40.000 las personas que acudieron a los conciertos durante los dos días de duración de los mismos y las expectativas para esta nueva edición son mucho más halagüeñas. Pero mientras llega esa fecha, los organizadores del evento, la ciudad y el propio Ayuntamiento tienen muchos deberes que hacer para que durante esa semana la sensación de los vecinos de la ciudad, los grupos que vendrán a tocar pero, sobre todo, las miles de personas que acudirán desde todas las partes del globo terráqueo sean muy positivas.

La comunicación vía ferrocarril y avión, principalmente, a la ciudad portuaria es más que deficiente y así lo han manifestado los empresarios cartageneros durante años. La ciudad se ha convertido en una 'isla ferroviaria' a pesar de las continuas demandas históricas para la incorporación de la Región a los grandes corredores ferroviarios. Llegar a Cartagena por tren desde Barcelona, Madrid o Sevilla es una auténtica odisea y un enorme hándicap para los que llegan por negocio o por ocio.

Pero tanto o más lo es por aire. Las conexiones con las grandes urbes de nuestro país son muy deficientes y, como indicaba días atrás la propia presidenta de Coec, es más fácil viajar a Londres desde Cartagena que ir a Madrid o a Barcelona. Se encuentra, por tanto, la ciudad en un rincón casi aislado de toda conexión rápida y eficaz, lo que lastra el tránsito de visitantes de forma notabilísima.

Este es un gran escollo que los organizadores o los empresarios de la ciudad no pueden solucionar y que son las administraciones las que deben ponerse de acuerdo para agilizar y ofrecer más y mejores servicios de comunicación en el intento de convertir a Cartagena en la gran capital turística de la Región.

Por otro lado, no son pocas las quejas que empiezan a recibir los empresarios de los hoteles de la ciudad por la falta de camas para este evento de junio. Algunos establecimientos ya han colgado el cartel de no hay habitaciones y otros están a punto de hacerlo. Cartagena, al igual que ocurre con las comunicaciones, tiene un problema de base en disponibilidad de camas hoteleras y apartamentos turísticos. Esto supone, por tanto, que los que hay empiecen a subir de precio de cara a este gran evento musical. En algún caso hemos podido ver precios que van de los 300 euros por una noche, aunque hay clientes que ya han denunciado que les piden de 500 a 700 euros por noche para esas fechas -circunstancia que hemos podido comprobar en el portal Airbnb-, algo inaudito y que deja en muy mal lugar el hospedaje en la ciudad.

Desde las asociaciones del sector se está trabajando para que los hoteles del Mar Menor y de La Manga, además de algunos de Murcia, lancen ofertas con posibilidad de traslado por autobús a la ciudad para los tres días de conciertos, con el fin de cubrir todas las necesidades.

Además, los organizadores, conjuntamente con el Ayuntamiento buscan un buen emplazamiento para instalar una zona de acampada cerca del recinto del festival, ya que ésta también fue una de las grandes demandas de la pasada edición.

Por último y a pesar de que tan sólo se ha cumplido una edición, es propósito de los promotores del Rock Imperium ampliar el lugar de celebración de los conciertos para los tres días. Reconocen que, con la llegada de Kiss, los escenarios se quedan pequeños y, por tanto, se hace más que necesario extender la zona ubicada en la Cuesta del Batel y ampliarla incluso a la vía que transcurre junto a la explanada. Todo indica que el tercer escenario también estará en este mismo lugar y no junto al Puerto como en la primera edición, por lo que los metros cuadrados de superficie del Rock Imperium piden más extensión y está sobre la mesa la propuesta de atender esta posibilidad.

Noticias relacionadas

next