Hoy es 20 de julio

EL EUROCRISTIANO TIBIO / OPINIÓN

Las reacciones a lo de Olona

25/02/2023 - 

CARTAGENA. Siempre opinó el tibio que no conviene limitarse a leer lo que concuerde con nuestras concepciones, sino que hay que leer también algunos medios y libros opuestos a nuestra forma de pensar. Es una buena forma de aprender. En aplicación de ese principio, el tibio ha seguido el debate abierto por la entrevista de Évole a Olona en la Sexta. Antes de analizar las reacciones a esa entrevista, se impone presentar a los que la protagonizaron. En primer lugar, el periodista Évole, tan buen profesional como izquierdista. Está en su derecho. Entre sus entrevistados figuran el papa Francisco (Los cristianos deben abrir las puertas a la inmigración), Puigdemont (Haremos un referéndum limpio y sin coacciones) y Maduro (No cederé ante la presión europea; es como si yo quisiera imponer la separación de Cataluña). Y en esta ocasión Olona que, como diputada, logró grandes éxitos, entre ellos el de que se declarasen inconstitucionales los dos estados de alarma por la covid. ¿Le preguntó Évole por eso? Pues claro que no. Luego Olona logró que subiese el número de diputados del grupo de Vox en el Parlamento Andaluz, pero no sirvió de nada porque el pepero Bonilla obtuvo mayoría absoluta. ¿Le preguntó por el éxito pepero? Pues claro que no. Finalmente Olona dimitió aduciendo enfermedad y, recuperada, causó baja en Vox cuando le comunicaron que no la harían senadora. Desde entonces ha emprendido una campaña contra su antiguo partido. Nada que objetar: la gente tiene derecho a la revancha e incluso a cambiar de opinión. Y si no que se lo pregunten a Saulo de Tarso, que salió hacia Damasco a perseguir cristianos y llegó convertido en Pablo, el apóstol de los gentiles.

"¿No es contradictorio que los mismos que antes se oponían a que hablase Olona ahora jalean sus declaraciones?"

La crítica de Olona a Vox fue la clave de que la entrevistasen en la Sexta. Algunos datos de esa cadena: horas dedicadas a la corrupción del pepero valenciano Camps, más de 200; al caso andaluz de la corrupción socialista de los ERE, 3 horas; a las dudas sobre la alcaldesa pepera de Marbella, 35 horas; a las del socialista valenciano Puig, media hora; a las del descomunal patrimonio del exministro socialista Bono, ninguna hora. ¿Queda claro? La Sexta está a favor del PSOE y en contra del PP y de Vox (Recuerden las carcajadas irrefrenables del exministro pepero Margallo cuando Ferreras le dijo que su cadena era neutral). Están en su derecho. Cada medio tiene su línea editorial y lo que salva nuestro acceso a la información no es la inexistente neutralidad de cada uno de ellos, sino la pluralidad de su conjunto.

En suma, se trató de una entrevista dirigida por un excelente periodista de izquierda, en una cadena prosocialista, a una abogada del Estado dispuesta a combatir a Vox. Justo el tipo de programa al que el tibio debe prestar atención para aprender.

Hace unos meses Olona dio una conferencia en la universidad de Granada, a raíz de lo cual los podemitas acusaron a la rectora, Pilar Aranda, de antidemocrática (el tibio da fe de que esa mujer era una demócrata pata negra). ¿No es contradictorio que los mismos que antes se oponían a que hablase Olona ahora jalean sus declaraciones a la Sexta? Explicación: perjudica a Vox y beneficia a todos los demás. No hay otra causa. Pero los podemitas salieron decepcionados de la entrevista. Esperaban mucho más de Olona. Se tragaron la entrevista haciendo un esfuerzo y resultó que apenas dijo nada de interés. A lo mejor ocurre que, a diferencia de Barba Azul, Vox no tiene ninguna habitación repleta de cadáveres.

Aparte de la decepción, a algunos les dolió que mencionase a Anguita. Lo comprendo, pero lo cierto es que, les guste o no, en su juventud Anguita fue falangista. Al tibio no le caía mal. Es más, compartía su discurso de explotar al máximo las potencialidades de la Constitución en beneficio de los trabajadores. Sus sucesores quieren ahora abolirla. Sin comentarios. Sin embargo, discrepó el tibio cuando Anguita dijo que pedirle democracia al capitalismo sería como pedirle a un tigre que se hiciese vegetariano. Según el tibio, las democracias representativas solo han florecido en países capitalistas, sin que haya habido ningún país comunista que no haya aplastado las libertades individuales y colectivas. ¿Y qué decir de las teocracias islámicas? En suma, decepción con Olona y cabreo por nombrar a Anguita.

"hay tránsfugas buenos (los que critican a Vox) y tránsfugas malos (los que apoyan al PP)"

En el caso de los separatistas catalanes el calificativo apropiado a su reacción es cinismo. En el Nacional. cat, un periódico puigdemontista, Pilar Velasco pidió que la Fiscalía imputase a los dirigentes de Vox por haber financiado a la Fundación Disenso. Se trata del mismo medio que solo ha dado muy magra información sobre el soborno del Barça al dirigente arbitral Negreira (33 penaltis a favor; 3 en contra) y que está rehabilitando a Pujol (centenares de millones de euros procedentes de sobornos). E ignora ese medio que el Tribunal de Cuentas ha aprobado las cuentas de Disenso y, en especial, que todos los partidos, empezando por los separatistas, emplean parte de sus fondos en financiar foros afines de pensamiento y agitación. ¿De dónde sale el presupuesto de la Asamblea Nacional Catalana o los fondos para los que espían a los niños por si hablan en español en los recreos? Y se podrían citar casos parecidos del PSOE, del PP y de Podemos, pero no merece la pena porque tampoco ellos se han ensañado con Disenso.

Afirmó también la separatista Velasco que Olona vinculó a Vox con grupos nazis. En realidad, lo único que hizo fue un ambiguo comentario en ese sentido. De lo que sí hay constancia es de la llamativa similitud entre las técnicas propagandísticas nazis y las que emplearon los separatistas catalanes durante su abortado proceso: masivas manifestaciones, con niños incluidos, vestimentas uniformes y perfecto orden marcial; acoso y agresión a los que hablen español o defiendan la Constitución; monopolio separatista informativo en la televisión regional; teorización de que el movimiento separatista está por encima de las leyes; invención de una inexistente historia del imperio catalán y deformación deliberada de la historia de España; acoso a los judíos y defensa cerrada del islamismo, etc. Por no recordar los intentos del PNV en la época de la Guerra Civil de apoyar a Hitler a cambio de que los nazis convalidasen la separación de la región vasca. Si antes decíamos ¡Vosotros, fascistas, sois los terroristas!, ahora podríamos decir ¡Vosotros, separatistas, sois los nazis!

La entrevista de Évole pilló de cerca a nuestra región. "Olona, la Universidad y el circo". Ese fue el título del artículo publicado por Elvira Medina para oponerse a que la abogada del Estado impartiese una conferencia en la Universidad de Murcia. La tesis más sustanciosa de Elvira, candidata de Podemos a la Presidencia regional, era que las ideas anticientíficas, representadas por Olona, deberían quedar excluidas de las universidades. Por cierto, participó en el escrache que le montaron para boicotear el acto. Hay que repetir lo ya preguntado: ¿por qué antes boicoteaban a Olona y luego la escucharon en la Sexta? En cambio, el tibio defendió antes el derecho de Olona a dar conferencias y ahora el de conceder entrevistas a la cadena que le plazca. Sería gloriosa una en TV3, la cadena regional catalana.

Escandalizados, afirman los neolonistas de nuestra Región que los tribunales revirtieron la expulsión de tres miembros de Vox que se habían negado a seguir las indicaciones de la dirección nacional. En cambio, no dicen nada de que el PSOE expulsase a todos sus concejales en Cartagena por el terrible delito de pactar, contra la directriz nacional, con el PP y Cs. Para apoyar a Liarte, los neolonistas tienen el cuajo de recordarnos que los diputados no están sujetos a mandato imperativo. ¡A buenas horas! El tibio lleva meses diciéndolo, solo que nadie le hacía caso porque el objetivo era desprestigiar a los diputados regionales de Ciudadanos que se opusieron a la moción de censura contra Miras. Así que ya saben: hay tránsfugas buenos (los que critican a Vox) y tránsfugas malos (los que apoyan al PP). Y luego está Mabel Campuzano, que es ambas cosas a la vez, una suerte de curioso hermafroditismo político.

A todo esto, nadie ha explicado cuáles son los objetivos de Disenso: defender la libertad, la igualdad, la justicia y reivindicar que España es una nación (y, añade el tibio, no 17 ni 51). Más extensamente, Disenso defiende la soberanía de España, la vida y la familia, el imperio de la ley, la civilización occidental, el legado internacional de España en el mundo, y la conexión española con Hispanoamérica. ¡Caray! Para que un desconcertado tibio se viese obligado a reconocer que comparte esos ideales solo faltaría que Disenso se decidiese a defender las ciencias naturales, la libertad de enseñanza e investigación, la sanidad de calidad, y que se opusiesen al decrecimiento económico como modo de afrontar el cambio climático. En ese caso, habría acuerdo.

JR Medina Precioso

jrmedinaprecioso@gmail.com

                                                              

Noticias relacionadas

next