Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ALTA VELOCIDAD

La llegada del AVE a Murcia y su eterna hemeroteca de fechas incumplidas

10/02/2020 - 

MURCIA. ¿Cuántas veces habría llegado el AVE a Murcia si fuera por las promesas de los dirigentes políticos? ¿Cuántas veces han puesto fecha al estreno de la Alta Velocidad en la Región? La eterna reivindicación murciana, cuyo germen nació en los noventa, alcanzará la tercera década del milenio sin convertirse en una realidad. Los murcianos siguen esperando el AVE mientras la hemeroteca continúa acumulando un reguero de titulares con fechas que jamás se cumplieron. 

El último retraso se conocía la pasada semana. Las obras del soterramiento no terminarán hasta dentro de quince meses, por lo que hasta mediados de 2021 no estará operativa la línea de Alta Velocidad en Murcia. Después comenzarán las pruebas ferroviarias, por lo que el AVE seguirá haciéndose de rogar e incluso no se descarta que acabe poniéndose en marcha en 2022. Esta última demora de las obras se debe, según explicó el delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, a los problemas surgidos tras encontrarse tierra contaminada con hidrocarburos en las vías.

Este nuevo plazo deja en papel mojado las palabras del actual líder del PSOE, Diego Conesa, quien en su etapa al frente de la Delegación del Gobierno anunció que el tren de Alta Velocidad "llegará soterrado a la ciudad de Murcia en el segundo semestre de 2020". Conesa, que ejerció como delegado desde junio de 2018 hasta abril de 2019, lideró el cambio de planes del Ejecutivo nacional para el AVE en Murcia: el Gobierno central dio prioridad al soterramiento frente a la oposición del Ejecutivo regional, partidario de una vía provisional en superficie mientras se ejecutaban los trabajos para soterrar. Conesa prometió un tren bajo tierra, un compromiso con visos de efectuarse, y un calendario de puesta en marcha, que, en cambio, ya no está garantizado.

Es la promesa incumplida sobre el AVE más reciente, pero tal vez no será la última a tenor de los antecedentes. La lista es alargada y abarca a presidentes, ministros y consejeros. El actual jefe del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, también dio una fecha, aunque en su caso puso condiciones. En febrero de 2019, con las urnas a la vuelta de la esquina, manifestó que "el AVE llegaría a Murcia en 2019 si el PP gana las elecciones". El PP perdió los dos comicios nacionales, pero, ya en 2020, el AVE aún no ha llegado a Orihuela (Alicante).

Una de las declaraciones más sonadas fueron las uvas de Francisco Bernabé. En marzo de 2015, el ahora senador del PP y entonces consejero de Obras Públicas profetizó que "los murcianos se podrán tomar las uvas este año en la Puerta del Sol viajando en AVE". Pocos días antes, la ministra de Fomento en tiempos del primer Gobierno de Rajoy, Ana Pastor, visitaba la pedanía murciana de Zeneta y prometía que el AVE emergería "ese año y soterrado". 

En aquella época, Pedro Antonio Sánchez (PAS), a la sazón presidente murciano (2015-2017), también puso una fecha. En noviembre de 2016 se reunía con el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y apuntaba que el AVE se pondría en funcionamiento en 2017. "El próximo año el AVE llegará a Murcia, y de Murcia a Cartagena y desde ahí a su conexión con Lorca y el Corredor del Mediterráneo", aseveró PAS. 

También Alberto Garre en su periplo como jefe regional (2014-2015) sostuvo que el AVE llegaría "en los tiempos previstos y de acuerdo a las exigencias del planteamiento del soterramiento". Tiempo después, cuando se marchó del PP, Garre envió una carta de despedida a Mariano Rajoy echándole en cara, entre otros reproches, las promesas incumplidas "del AVE de nunca acabar". 

Pero si se refiere a expresidentes murcianos y hemerotecas del AVE, Ramón Luis Valcárcel se lleva la palma. Presidente desde 1995 hasta 2014, desde el inicio hasta el final de su andadura en San Esteban pronunció varias fechas que nunca vieron la luz. En el 2000, el jefe del Ejecutivo regional aseguraba en una entrevista en Antena 3 con Isabel San Sebastián que el AVE Madrid-Levante llegaría a Murcia al mismo tiempo que Valencia y Alicante. Valcárcel incluso se reafirmaba: "Está garantizado por el presidente; está escrito en la página 86 del programa electoral del PP". El AVE se inauguró en la capital del Turia en el año 2010, arrancó en Alicante en 2013... y Murcia todavía sigue esperando. 

En 2012, el presidente murciano afirmaba que Ana Pastor le había confirmado que el AVE sería una realidad en 2014. En 2013, Valcárcel se citaba con el secretario de Estado de Transporte, Rafael Catalá, y proclamaba que el AVE llegaría a la Comunidad en... 2015. "La Alta Velocidad llegará a la Región en los tiempos previstos, sobre el año 2015", señalaba, dando por hecho que el tren circularía por la pedanía murciana de Los Dolores". 

Aquel día, Valcárcel también cuestionaba que el AVE y el soterramiento se sucedieran simultáneamente: "Plantear el soterramiento vinculado a su llegada es decir que no llegue en 2015, sino en 2025, 2030 o vaya usted a saber; no, los murcianos no merecen ese castigo". Un año después, en 2014, dos meses antes de dejar la Presidencia para enrolarse en las listas del Parlamento Europeo, declaraba: "El AVE llegará en 2015 soterrado a Santiago el Mayor".

Aznar, Zapatero y Rajoy

Los expresidentes de España también mencionaron a Murcia en sus promesas. Lo hizo José María Aznar, que en 2002 posó colocando la 'primera piedra' de las obras del AVE hacia el Levante. En 1999, el ministro de Fomento de Aznar, Rafael Arias Salgado, había anunciado que el tren llegaría a Murcia en el año 2006. Después se apuntó al carro José Luis Rodríguez Zapatero, que en 2007 dijo que cumpliría con el AVE en Valencia y Murcia. Y no faltó tampoco Mariano Rajoy, que se comprometió por un AVE "Albacete, Cieza y Murcia".

Las líneas de Alta Velocidad se extienden por todo el país, con una red de 3.402 kilómetros que comenzó en 1992, con el trayecto Madrid-Sevilla, mientras la Región continúa desconectada. Los empresarios han puesto el grito en el cielo ante el nuevo retraso -"Es una burla a los murcianos"- y los vecinos del sur de Murcia siguen contado los días que permanece instalada la pasarela de Santiago El Mayor y cerrado el acceso peatonal por el paso a nivel. Y entre tanto, los políticos, que en su día incumplieron los plazos, ahora se echan las culpas unos a otros de los retrasos: el AVE y su guerra política 'de nunca acabar'.

Noticias relacionadas

next