mc critica que el ayuntamiento no tenga ya el contrato CERRADO CON EL PRECIO DESDE JULIO PASADO

La factura de la luz municipal de Cartagena: a la búsqueda de excesos y culpables

20/03/2022 - 

CARTAGENA. Hace unas pocas semanas, la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, explicaba que el precio de la factura de la luz en dependencias municipales se había disparado, tanto como un 170% en el mes de febrero, lo que se traducía pasando de pagar 470.000 euros el año pasado a 1,2 millones este. "Me preocupa muchísimo, y vamos a tener que aplicar medidas de ahorro como en cualquier familia, evitar el despilfarro y malas prácticas y aplicar nuevas medidas de eficiencia energética", subrayaba Arroyo.

Si febrero supuso un 170% de más, ahora habrá que calcular que este incremento se vea incluso superado este mes de marzo y, probablemente, no decaiga en las siguientes facturas. Tal y como está el panorama internacional, nada hace indicar lo contrario.

Por ello, desde MC Cartagena, más concretamente su portavoz adjunto, Jesús Giménez Gallo, preguntará en el próximo pleno ordinario cuánto va a costar "de más" a los cartageneros estos excesos, más aún cuando el contrato de baja y media tensión está sin adjudicar. "El ayuntamiento de Cartagena está sin contrato de media y baja tensión desde julio de 2021, momento en el que Noelia Arroyo accedía a la Alcaldía de Cartagena. Pagamos la luz a precio de mercado, por no tener contrato, y no al precio que se hubiera fijado en ese contrato -menor, que lo que se paga a día de hoy-. La subida no afectaría a los cartageneros ni al Ayuntamiento. Estamos pagando un sobrecoste, pero pagamos un 170% más por culpa de Noelia Arroyo", añadía Giménez Gallo, quien apostillaba que  “encima nos está apagando el alumbrado público de barrios y diputaciones hasta media hora antes del horario habitual, provocando caos y seguridad ciudadana".

El partido cartagenerista preguntará cuánto se ha pagado de más por no tener contrato y si tienen pensado sacar el contrato, en el peor momento, porque si se fija el precio para uno o dos años, cuando más caro está, se compromete el Presupuesto municipal para ese periodo en el que se adjudique.

"No es un problema local, sino Nacional", dice Ortega

Contradice esta conclusión Diego Ortega, concejal de Infraestructuras y Descentralización, quien explica que si bien es cierto que los contratos de baja tensión (farolas, por ejemplo) y media tensión (instalaciones y edificios), concluyeron a mediados del pasado año, estos no se pudieron sacar a licitación ya que la estructura tarifaria cambiaba de dos a tres tramos. "Si los sacábamos con la estructura tarifaria anterior, corríamos el riesgo de que se impugnara dicha licitación al haber sido modificado. No podíamos sacarlo con unas tarifas que sabes que iban a ser otras, ni con otras que aun no habían llegado", por lo que decidieron negociar con Iberdrola un precio cerrado por esos seis meses, hasta el pasado diciembre.

"Es increíble que MC Cartagena culpe al Ayuntamiento y no al Gobierno Nacional, que es quien sube los impuestos", añade Ortega, quien explica que MC quiere dejar en lo local, "un problema que es nacional. La alcaldesa ya dijo que había que aliviar los precios de la energía bajando los impuestos. Los grandes países europeos han reducido el precio de la energía y el Gobierno de España sigue sin mover un dedo". El problema, añade, está claramente localizado "y MC pretende reducirlo al ámbito local, para ver si así pescan algo. Los sobreprecios son los mismos que paga el ciudadano y una vez más MC aplica la demagogia".

Los contratos a medio y largo plazo que se gestionaron antes de la crisis "ahora son inviables porque la inestabilidad de los precios impiden hacer contratos a largo plazo. Estamos pidiendo que bajen los precios y no hacer contratos que prolonguen o perpetúen los caros precios actuales. El señor Giménez Gallo debería saberlo, si no es otra cosa que pura demagogia".

Ahora, el Ayuntamiento busca de nuevo una negociación con la suministradora de luz pero por la inestabilidad de los precios lo hace más complicado. Además, sacar a licitación los contratos de baja y media tensión en estos momentos, con la inestabilidad del precio es más complicado acertar y que el acuerdo no suponga un lastre a posteriori.  

Noticias relacionadas

next