Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

perspectiva económica

La CE da un respiro y sube la previsión de crecimiento de España al 1,6% en 2020 y el 1,5% en 2021

13/02/2020 - 

BRUSELAS. La Comisión Europea (CE) elevó este jueves en una décima su proyección de crecimiento de la economía española tanto para 2020 como para 2021, hasta el 1,6% y 1,5%, respectivamente, porque espera una ligera mejora del consumo privado y la inversión.

En sus previsiones macroeconómicas de invierno, el Ejecutivo comunitario ha revisado también una décima al alza su estimación de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) español para 2019, hasta el 2%.

Tras esta actualización, las proyecciones de crecimiento de Bruselas para estos tres ejercicios coinciden con las recogidas en el nuevo cuadro macroeconómico del Gobierno español, presentado el pasado martes tras aprobar la senda de estabilidad presupuestaria y el techo de gasto que servirán de base para los Presupuestos Generales del Estado de 2020.

En su análisis de la economía española, la Comisión señala que la ralentización del crecimiento en el segundo semestre de 2019 fue más suave de lo esperado debido a una "pequeña recuperación del consumo privado", lo que ha motivado la revisión al alza para el ejercicio pasado.

Los resultados de la segunda mitad del año apuntan además a que la demanda interna (consumo e inversión) será "más resiliente" de cara al futuro, lo que justifica una "previsión ligeramente más positiva" para 2020 y 2021 que la anticipada por el Ejecutivo comunitario en sus previsiones de noviembre, apunta el informe.

"El consumo privado debería verse apoyado por aumentos en los ingresos reales disponibles y un incremento más moderado de la tasa de ahorros de los hogares", dice la Comisión, que espera además que la inversión "se recupere en el horizonte de las previsiones tras un débil final de 2019".

La contribución de las exportaciones al crecimiento, por su parte, "disminuiría en 2020 y se convertiría en neutra en general en 2021". Estos factores son los que han llevado al Ejecutivo comunitario a revisar una décima al alza su previsión para este año, al 1,6%, y para el próximo, al 1,5%.

La economía española crecería así por encima de la media de la eurozona, cuya tasa se estancaría en el 1,2 % en 2020 y 2021, y de la Unión Europea, dónde el incremento sería del 1,4 % en ambos casos.

Por otra parte, el Ejecutivo comunitario prevé que la inflación en España aumente al 1,2% en 2020, tras situarse en el 0,8% en 2019 -una décima menos de lo proyectado en otoño pasado-, y que llegue al 1,3% en 2021.

Las previsiones macroeconómicas de invierno de la Comisión solo actualizan sus estimaciones de PIB e inflación, con lo que no será hasta primavera cuando ofrezca nuevas proyecciones de déficit, deuda o desempleo.

Bruselas aún está a la espera de que España, ya con un Ejecutivo en plenas funciones, le remita su borrador de Presupuestos de 2020 para evaluarlo. Sin embargo, el Gobierno aún no sabe cuando presentará las cuentas, aunque quiere tenerlas aprobadas antes de que termine el verano. 

Noticias relacionadas

next