Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

fútbol sala

El Jimbee Cartagena, en desacuerdo con la RFEF, pide acabar la Liga según el reglamento o anularla

17/04/2020 - 

CARTAGENA. El Jimbee Cartagena, principal damnificado de la propuesta que ha hecho la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para llevar la Liga de la Primera División de fútbol sala directamente a las eliminatorias por el título con los ocho primeros clasificados, reclama que el campeonato acabe según lo establecido en el reglamento o directamente se anule para pasar a pensar en la siguiente campaña.

El conjunto cartagenero, que es noveno en la tabla y suma 27 puntos en 23 jornadas, está a seis del octavo, que es el Jaén Paraíso Interior, cuando faltan siete fechas para acabar el campeonato regular -21 puntos en juego-, no oculta su malestar por una decisión que aparece en plena crisis por la expansión del coronavirus Covid19 y que, aunque todavía está pendiente de aprobación, "es injusta", tal y como indica su gerente, Juan Giménez.

Movistar Inter, Fútbol Club Barcelona, Viña Albali Valdepeñas, ElPozo Murcia Costa Cálida, Palma Futsal, Osasuna Magna, Levante Unión Deportiva y Jaén Paraíso Interior serían los equipos que disputarán los play off, seguramente con menos partidos de los establecidos en principio, y para el resto la temporada habría acabado. Es el planteamiento que la RFEF ha hecho para concluir la Liga lo antes posible.

"A nosotros nos pilló de sorpresa ese anuncio de propuesta que todavía tiene que ser votado en junta general porque el criterio de la RFEF en principio era otro, el de acabar las competiciones como estaba programado desde antes de comenzarlas. Me temo que ese plan que han presentado tiene visos de prosperar, aunque nosotros no estamos ni mucho menos de acuerdo y mantenemos que el campeonato debe acabar según lo establecido en el reglamento o directamente anularlo, que sería lo más lógico y sensato si es que el Ministerio de Sanidad y el Consejo Superior de Deportes (CSD) no lo ven claro por constituir una amenaza para la salud, que desde luego es lo más importante", afirma el gerente del Jimbee, cuyo equipo tenía y todavía conserva esperanzas de estar entre los ocho primeros.

Giménez recuerda que hace unos días la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), de acuerdo con los clubes, puso encima de la mesa un borrador para que la competición se reanudara en Primera y en Segunda División a comienzos de junio y que se prolongara hasta agosto.

"Confiábamos que se pudiera jugar en verano, pues además el fútbol sala, a diferencia del fútbol, disputa sus partidos en pabellones que tienen aire acondicionado y las altas temperaturas no serían un problema. Creo que hay otras fórmulas más justas y menos lesivas para los intereses de los clubes y, en definitiva, distintas a la última que hemos conocido, además no a través de la Federación Española directamente sino mediante un comunicado hecho público", se queja.

Juan Giménez tiene claro que, de aprobarse la medida planteada por la RFEF, "se dará lugar a problemas y seguramente a recursos e impugnaciones" y afirma que "de esta forma el fútbol sala se deprecia cuando tratamos de proyectar la imagen de la mejor liga de este deporte que hay en el mundo".

Según Giménez, "se cae en el error de la comparación entre el fútbol y el fútbol sala cuando son deportes distintos, con distintas economías, y el paso que se pretende dar podría dibujar un panorama complicado en el futuro, pues evidentemente el fútbol sala no genera tanto negocio a pesar de movernos en el primer nivel mundial de nuestro deporte".

El gerente rojiblanco lo explica: "Tantos meses sin competir podría tener efectos muy negativos y lo que deberíamos hacer, si hay incertidumbres en la presente temporada, que las hay, es centrarnos en la próxima campaña y pensar, por ejemplo, en la campaña de abonos que se puede hacer".

Los patrocinios, en opinión de Giménez, están en peligro de forma generalizada. "Si las empresas que acompañan a un club no ven retorno es lógico pensar que anulen los contratos, los dejen sin pagar o se pospongan. Insisto que cuando no hay un presente claro es mejor hablar de futuro y deberíamos centrarnos en la próxima temporada y darle valor a nuestro producto. En nuestro caso en concreto se da la circunstancia de que, como pasa en ElPozo, el principal patrocinador es el dueño del club y tenemos esa suerte, pero no se nos escapa que estar tres meses sin jugar son tres meses de déficit, pues no estás produciendo", asegura.

En su caso concreto, el Jimbee, aunque no descartaba alcanzar altas cotas ya este año y sigue sin hacerlo, asume que esta temporada era la preparación para la siguiente, en la que dibuja "un proyecto más ambicioso, que tiene que ser el de la consolidación para estar ya definitivamente entre los aspirantes al título".

Con respecto a si se ha planteado la opción de acogerse a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) en el club cartagenero su gerente responde de forma no tajante: "Hemos estudiado todas las opciones. Somos partidarios de tomar decisiones sabiendo cuál es el horizonte y por ahora no hemos aplicado un ERTE ni hemos rebajado sueldos, pero estamos a la expectativa y no hemos querido precipitarnos", concluye.

Noticias relacionadas

next