Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

SENTENCIA DEL TSJ

El jardín de Floridablanca es BIC... pero no para acoger festejos populares

Huermur recurrió ese apartado de la declaración, que se hizo por decreto en abril de 2017

18/02/2020 - 

MURCIA. El Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJ) ha declarado nulo uno de los puntos de la resolución por la que se declaró Bien de Interés Cultural (BIC) el jardín de Floridablanca de Murcia en el que se defendía su función como espacio de encuentro y celebración de fiestas populares.

La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) recurrió ese apartado de la declaración, que se hizo por decreto en abril de 2017, al considerar que la cláusula daba "carta blanca" al Ayuntamiento de Murcia y la comunidad autónoma para "autorizar todo tipo de instalaciones festeras en el singular jardín histórico de Floridablanca bajo el paraguas de usos tradicionales de fiestas populares".

En su denuncia, Huermur advertía además de que la cláusula se había añadido al decreto "de forma sorpresiva e irregular" porque no fue objeto de informe por las instituciones consultivas ni tuvo trámite de audiencia.

En virtud de esta sentencia, a partir de ahora, los usos que se autoricen en el jardín deben ser los que refleja y autoriza la propia declaración de BIC y deberán ser autorizados en cada caso concreto por la consejería de Cultura.

El Tribunal Superior de Justicia de Murcia declara "acreditado que se alteró sustancialmente la "justificación de la Declaración de Bien de Interés Cultural" de forma que se introdujo en el Borrador de Decreto -y en el Decreto finalmente aprobado- una justificación nueva (o un valor del bien) que no estaba incluido en la Resolución de inicio del expediente y que no fue objeto de informes ni sometido al trámite de audiencia".

Para Huermur, una vez más "la Justicia pone en evidencia la forma de actuar de las administraciones públicas, y esta vez da un varapalo al Ayuntamiento de Murcia y a la Consejería de Cultura obligándoles a enumerar y autorizar de forma individual  todos y cada uno de los usos que se vayan a solicitar en el histórico jardín carmelitano".


Noticias relacionadas

next