XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

El ecuador: balance de una coalición

Nos gusta hacer balances de todo y por su orden. En este caso de la legislatura del primer Gobierno de coalición. Y es que en tan solo dos años han pasado muchas cosas. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias lideraron el acuerdo. Unidas Podemos entró en el Gobierno y hoy Iglesias ya no está, tampoco la entonces vicepresidenta Carmen Calvo, ni el ministro José Luis Ábalos ni el todopoderoso jefe de gabinete monclovita Iván Redondo. Y estamos en pandemia.

14/11/2021 - 

Pasar el ecuador. El ecuador según la RAE es un círculo imaginario máximo en la esfera terrestre, que equidista de los polos de la tierra o también el punto medio de una cosa, especialmente algo temporal. Es decir, el tiempo marca las decisiones y la gestión política a mitad de camino. La lucha de Sánchez es conseguir llegar al final de la legislatura y para ello como las matemáticas casi son imposibles, necesita no solo a Unidas Podemos, sino también a los nacionalistas y radicales como ERC, PNV y Bildu, amén de otras minorías. En esta mitad de camino/ecuador ha habido muchas cesiones que a veces parecían inverosímiles pero que se han concretado porque había que recabar escaños para seguir en Moncloa. Ahora estamos enfrascados en plena negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Sánchez tendrá que negociar la letra pequeña una vez que sus socios externos ERC, PNV y Bildu han retirado las enmiendas a la totalidad. Primero hubo de ponerse de acuerdo consigo mismo, con Unidas Podemos y les costó. Las huestes de Yolanda Díaz son persistentes y juegan con la necesidad numérica socialista. Y han pasado más cosas, la más importante es la pandemia global y de la que todavía no hemos salido. 

La gestión derivada de la situación sanitaria y sobre todo de la económica queman mucho. Son asuntos que afectan directamente a los ciudadanos. Perder la vida o el trabajo son razones mayores. Y también ha habido tiempo para mantener una lucha enconada con la oposición, en especial con el PP. Con todo, también se han podido llegar a acuerdos, aunque se ha tardado, como es el caso de la renovación de puestos en los órganos constitucionales. Y ha habido dos remodelaciones gubernamentales por necesidades del guión político. Tanto como para prescindir de gentes tan principales en la consolidación de la figura de Sánchez como Ábalos, Carmen Calvo o Iván Redondo. Dicen que los cambios eran necesarios para sobrepasar el ecuador y para conjurar los resultados electorales en la Comunidad de Madrid. El 4 de mayo Isabel Díaz Ayuso daba la vuelta al tablero, tanto como para suponer la caída/dimisión/salida de Pablo Iglesias.

Pactos perversos o lógicos. Por norma constitucional y parlamentaria determinadas cuestiones, como en este caso la renovación de puestos en los órganos constitucionales necesitan de una mayoría que tal y como están las matemáticas parlamentarias, es necesario el concurso de PSOE y PP les guste o no, o tengan que votar con pinza, tragarse sapos y cocodrilos y lo que corresponda. El portavoz socialista Héctor Gómez lo decía claro “son cuestiones de Estado”. Otro cantar es la elección de los cargos. El caso del magistrado Enrique Arnaldo es peculiar. El PP le prometió el puesto en el TC y echan balones fuera preguntándose quién y cómo se tapó la nariz el PSOE  en otros pactos más perversos. Así que hemos visto mucho de disciplina y presión interna partidaria, control de papeletas individuales o de votos telemáticos para que no hubiera fugas. Lo dicho pactos perversos que hacen retratar a más de uno. Al final después de tantas idas y venidas en Unidas Podemos solo ha habido un voto en conciencia, el de Meri Pita y en el PSOE el de Odón Elorza. Y finalmente PNV, ERC y Bildu se han ausentado del plenario. Pues ya hay renovación del Tribunal Constitucional. Ahora tocará el turno de la negociación del Consejo General del Poder Judicial.

Desabastecimiento y paro en las carreteras. Dice Sánchez que “España va mejor que hace un año y estas serán las navidades de la recuperación”. Dicho queda, pero la realidad puede ser otra. Para empezar Bruselas baja la previsión de crecimiento en un 1,6% para este año en referencia a lo marcado por el Ejecutivo. Todavía tenemos a 190.000 personas en ERTE, existe un problema global con el abastecimiento de productos. Los contenedores provenientes de Asia están bloqueados y el suministro de productos está siendo difícil. Muchas empresas y grandes comercios tienen problemas para servir las compras a sus clientes. Y por si esto fuera poco resulta que los transportistas no aguantan más. Las subidas en el combustible se les hace muy cuesta arriba y amenazan con un paro en los previos de las fiestas navideñas. O sea que el panorama no es muy halagüeño aunque Sánchez se empeñe en decir lo contrario.  

El Tablero

  • PSOE: Pedro Sánchez en su particular encrucijada. Su objetivo es claro, cumplir la legislatura y no le importa cómo. Concesiones y cesiones que en tiempos no muy lejanos parecieran imposibles se están produciendo y da igual los interlocutores. Tiene la presión de su socio de Gobierno, Unidas Podemos y la que ya todos consideran carismática o cuando menos mediática, Yolanda Díaz. Dicen que está consiguiendo más hitos que el propio Pablo Iglesias. En estos dos años que faltan para rematar la legislatura necesita sacar adelante los PGE y conjurar posibles resultados adversos en elecciones autonómicas que pudieran producirse como en el caso andaluz. En cuanto a los asuntos de partido, Sánchez ha dado la vuelta a su formación con nuevos/antiguos fichajes que en otros tiempos no eran sus favoritos. Pensamos en Óscar López, que ahora hace de Iván Redondo o algo así, o de Antonio Hernando que ha pasado una mediana travesía del desierto para recuperar el favor presidencial o la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez muy afín en tiempos a López y Hernando. Ya nadiea se acuerda de Ábalos, Redondo y compañía
  • PP: Pablo Casado y las repeticiones. Nunca fueron buenas la segundas partes.  Lo del liderazgo del partido en Madrid empieza a tener tufillo pretérito. Ocurrió con Alberto Ruíz Gallardón, con Esperanza Aguirre, con Cristina Cifuentes. Es todo un clásico de las formaciones políticas. El chiste está en ver la habilidad de los afectados. Pongamos que Alberto Núñez Feijóo y Juanma Moreno mantienen sus lideratos partidarios y de gobierno autonómico y veamos que Isabel Díaz Ayuso defiende y pelea por lo mismo. El caso es que Génova ha puesto en el disparadero a su portavoz nacional y alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida que quiere apartar ese cáliz. Y Casado y su entorno genovés no consiguen calmar las aguas. El problema es que estos avatares están afectando a los apoyos. Las tan socorridas encuestas ya descuentan votos por estos rifirafes partidarios.
  • Vox: Santiago Abascal y su víctimismo. Ahora blande su desespero porque ve un atisbo de grosse koalitionen entre PSOE y PP. No se lo cree ni él. Para titular mediático está bien. Intenta sumar apoyos con el lío del liderazgo popular en Madrid, cree que le beneficia. Y también defiende sus esencias a la hora de acusar al PP de connivencia con el PSOE. Lo ya dicho en anteriores ocasiones, las amenazas de moción de censura para mover las filas populares, no le generan adeptos. Está en una encrucijada e intenta rentabilizar su estrategia judicial, pero no termina de rematar
  • Unidas Podemos: Yolanda Díaz también en València. Está visto que todo empieza en Valéncia y no solo Madrid centra la cosa política. Este sábado cumbre por todo lo alto auspiciada por Díaz con la compañía de Ada Colau, Mónica García, y con Mónica Oltra haciendo de anfitriona y maestra de ceremonias. Dicen que esta “juntanza” es un “acto de cuatro políticas desvinculadas de sus siglas a modo de reflexión sobre ideas y experiencias políticas bajo liderazgos femeninos”. Pues más de uno/a está nervioso/a. En el PSOE y en Unidas Podemos. Se está cociendo una alternativa electoral que piensan puede restarles apoyos. Por cierto, al encuentro no se ha invitado a Ione Belarra e Irene Montero. O sea que lo de los liderazgos femeninos va por otro barrio.   
  • Ciudadanos: Inés Arrimadas liberada. Esa sensación parece traslucirse cuando interviene en el Congreso o en cualquier acto público. Trata de conjurar su sino haciendo discursos sencillos y contundentes contra la política del Gobierno de Sánchez y se atreve también con los acuerdos que firma el PP con el PSOE. Por momentos parece que ha asumido su futuro y se siente libre o es que tiene que disimular ante su precaria situación. Las encuestas son muy negativas y auguran un futuro complejo y catastrófico. El tiempo dará o quitará resultados y será el momento de tomar decisiones.

Las frases de la semana

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno a Pablo Casado: “Está haciendo un inmenso daño a la imagen y reputación de España fuera e incluso socavando la confianza de los ciudadanos en nuestro sistema democrático. Me da vergüenza ajena su comportamiento” ¡Parecen los previos de una convocatoria electoral!

Pablo Casado, presidente del PP: “Deje de mentir y ser triunfalista. Es arrogante, miente y es incompetente. Esto es cesarismo”¡A pesar de ello pactan. Se necesitan. Hay que mantener las estructuras del Estado!

Yolanda Díaz, vicepresidenta y ministra de Trabajo: “El PP pone en riesgo la presunta independencia del Tribunal Constitucional”¡Se está convirtiendo en un clásico. Dos Gobiernos en uno, con distintas visiones. El PP les vale de pim pam pum!

Santiago Abascal, presidente de Vox: “Cada vez suenan más fuertes los tambores de la gran coalición PSOE-PP ¡En el fondo, le gustaría estar en el pacto.  Significaría que habrían superado al PP!

Gabriel Rufián, portavoz de ERC: “Nosotros en la coalición con la antigua Convergencia tuvimos que tragarnos muchos sapos, pero cocodrilos, no. Lo del TC con Arnaldo no tiene nombre” ¡Qué culpa tendrán los animalitos! ¡Señores, esto es política y el arte de negociar cesiones y en ERC lo saben bien!

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid: “Tengo criterio propio. Las urnas me dan más libertad que los despachos” ¡Seguimos para bingo. Las urnas son inequívocas a pesar de que en el partido no lo quieran asumir. Ven competencia en el liderazgo popular!

Marc Márquez, motorista: “Toca paciencia. Si algo he aprendido es a afrontar la adversidad con positividad” ¡De nuevo con diplopía (visión doble) pero con constancia volverá a demostrar que es un número uno!

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

La Joya de la Corona 

Para Pedro Sánchez es la política internacional. A ella se dedica y parece que en los últimos tiempos con resultado desigual. Ahora toca ser amigo de Marruecos y desdeñar a Argelia, que anuncia represalias. Y pensar en la UE como garante y salvadora de nuestra catástrofe económica. Mientras, se trata de resistir y ningunear al nuevo líder de la oposición Núñez Feijóo y de paso marcar el paso al Jefe del Estado.

next