Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

cambio de tendencia en cuatro meses

El coronavirus 'rejuvenece': la edad media de los contagiados murcianos baja de 53 a 46 años

10/08/2020 - 

MURCIA. Durante los primeros meses de la pandemia, cuando la covid-19 golpeaba con fuerza y causaba estragos, la gran preocupación de las autoridades sanitarias se centraba especialmente en las personas mayores. Eran los más vulnerables, los más débiles y los que más sufrían las secuelas del virus; había, por tanto, que protegerlos y mantenerlos a salvo. Seis meses después, los mayores siguen siendo los más débiles, pero ya no se encuentran tan indefensos, en parte porque precisamente son ellos quienes más precauciones han tomado. El paso del tiempo, con la salida del confinamiento y el fin de las restricciones de la movilidad, ha modificado paulatinamente la tendencia. El foco del peligro ha virado por completo: el quebradero de cabeza son ahora los jóvenes.

El perfil ha cambiado. Casi siete de cada diez contagios en la Región de Murcia tienen menos de 50 años, según las cifras de la Consejería de Salud. El virus, que ya ha afectado a unos 4.500 murcianos desde que el 8 de marzo se originara el primer caso de coronavirus, ha reducido progresivamente la edad media de sus infectados. Los nuevos casos registrados desde mayo hasta agosto han bajado el promedio de 53 a 46 años, como así refleja el último informe de Epidemiología. En concreto, la media se sitúa en 45 años en el caso de los varones y en 46 años en las mujeres. Las murcianas, de hecho, suponen el 52,8% de los contagiados.

Fuente: Servicio de Epidemiología

Además, el 4,8% de los positivos no tienen más de 15 años. Hasta la publicación del informe, con fecha del 5 de agosto, Salud contabilizaba más de 200 casos en esta franja de edad. Y de todos ellos, 70 son niños que tienen menos de cinco años (con 33 infectados con menos de dos años). Precisamente esta pasada semana se conocía el contagio de un bebé de once meses en La Aljorra (Cartagena). Y, sirva como otro ejemplo, el segundo caso de covid-19 que se detectó en la Región fue un bebé de cinco meses. Aun así, hasta la fecha, ninguno de estos pequeños ha sido ingresado en un hospital ni tampoco se tiene constancia de ningún fallecimiento en edades tan tempranas.

"Los jóvenes creen que los riesgos no van con ellos"

El comportamiento inadecuado de parte de la población joven explica el aumento de los contagios. Así lo cree Salud: mientras los mayores "son más conscientes y responsables", algunos jóvenes "creen que los riesgos no van con ellos", como así reconvenía esta semana el director general de Salud Pública, José Carlos Vicente. Un error. Porque el virus no entiende de edades, como tampoco distingue por nacionalidades, por sexos ni por territorios. No existe el riesgo cero.

José Carlos Vicente, director general de Salud. Foto: JUAN CARLOS CAVAL (EFE)

Por eso los llamamientos de la última semana del Gobierno regional se han dirigido especialmente a los jóvenes. Deben extremar las medidas de precaución: la conocida triple recomendación (mascarilla obligada, higiene constante y distancia de seguridad) y, sobre todo, evitar las aglomeraciones. La clave es la conducta individual. Todo empieza por ahí; máxime en verano, una época proclive a los desplazamientos y a los encuentros con amigos.

No es una cuestión baladí: los contagios pueden dejar cuadros graves entre los jóvenes y adultos, no sólo los mayores. Una prueba de este peligro es la edad media de los últimos ingresados en las UCI de la Región: 40 años. En concreto, son cinco pacientes que tenían 31, 41, 41, 44 y 47 años, respectivamente, y han tenido que pasar a la zona de cuidados intensivos.

Cuatro jóvenes pasaron por la UCI

La población joven nunca ha sido indemne al virus. En seis meses de lucha contra la covid-19, cuatro chicos de la Región con edades entre los 15 y los 29 años tuvieron que ser ingresados en la UCI, según apunta Epidemiología. Uno de ellos perdió la vida, un joven del que apenas ha trascendido más información.

Fuente: Servicio de Epidemiología

La Unidad de Cuidados Intensivos también ha acogido a siete treintañeros, una franja de edad que no ha conocido ningún fallecimiento. Además, otros trece adultos, con edades entre los 40 y los 49 años, fueron hospitalizados en Intensivos. Uno de ellos murió: un vecino de Águilas de 45 años que perdió la vida tras varios días ingresado en el hospital lorquino Rafael Méndez

A pesar del repunte de los contagios, la Región lleva desde el 1 de julio sin fallecidos. Una vecina de 98 de una pedanía de Moratalla fue la última defunción. De las 151 víctimas mortales que se ha cobrado el coronavirus en la Comunidad, el 86% tenía más de 70 años. Y la media de edad de todos los ingresados en los hospitales es de 62 años, como así señala Epidemiología. "Pero los jóvenes harían un análisis incorrecto si creyeran que están a salvo de la pandemia", advierte el director de Salud. La moraleja es clara y rotunda: nadie está a salvo. Hasta que no haya una vacuna, la covid-19 es una amenaza para todos, con independencia de su edad.

Noticias relacionadas

next