Hoy es 13 de julio

DYNÁMICO 365 / OPINIÓN

Del Gran Reset a muy posiblemente el Gran Set

23/01/2022 - 

MURCIA. Hartazgo es la palabra para definir a los agoreros que llevan diciendo los últimos 10 años y más: ¡El gran petardazo ya está aquí! ¡Nos vamos al tajo! Todo va a quebrar y Amazon está en máximos históricos ¡Vas a perder todo tu dinero! Hace 5 años, cuando ya iba por los 800€ también en máximos históricos, se decía lo mismo y vamos por los 3.200€.

Seguramente todo reviente en algún momento, pero de nada sirve estar cada año con el mismo cuento porque pasar tendrá que pasar. Aquí la clave es descubrir quien es el próximo Michael Burry (La Gran Apuesta) para saber el cuándo, el dónde y el cómo... Pero eso es periodismo de verdad y cansa mucho. Sube vídeos a TikTok cada año con el tema: si pasa has acertado y si no pasa borras los del año pasado. Éxito garantizado.

Si se me permite el beneplácito de minimizar el factor covid, es posible que podamos estar por fin en el paso de pandemia a endemia; nos encontramos con que el ejercito de matracas que pronosticaron el fin del mundo para 2021 se han quedado sin negocio una vez más y me explico:

"¿Estamos de verdad ante el gran Reset que los agoreros vaticinan? No, estamos ante un "set", una gran verdad escondida que suena poco"

Haciendo memoria he sobrevivido ya solo desde los 90 a las vacas locas, al fin del mundo de Nostradamus del 99, el efecto 2000, al Sars 2002, a la gripe aviar de 2005, a la gripe porcina de 2009, al fin del mundo Maya de 2012 (aunque ahora dicen que el tipo era disléxico y en realidad quería decir 2021), al Mers de 2012, al Ébola de 2014, a Rajoy subiendo impuestos y haciendo una banca pública, a Pablo Iglesias recientemente y siguen tragedias en curso como el coronavirus o el reguetón. ¿Y qué ha quedado de todo esto? Que, sin quitar importancia detalles muy graves de algunos de estos acontecimientos, ha sido la covid el que más impacto ha tenido en nuestras vidas y el que de verdad supuso un "stop" pleno con hasta un encierro domiciliario. Pero... ¿Estamos de verdad ante el gran Reset que los agoreros vaticinan? No, estamos ante un "set", un planteamiento, un mensaje casposo, una gran verdad escondida que suena poco y contra la que cada ciudadano debe luchar.

¿Hace mucho que no ves a pepito porque te cae mal y no se lo quieres decir? Aprovecha la pandemia. ¿Un proveedor pesado que no te atrevías a dar de baja? No hacemos más pedidos por la pandemia. ¿Necesitas una excusa buena para cambiar ese trabajo que odias? La pandemia es estupenda ¿Sientes vergüenza de ese negocio emprendedor que no terminaba de arrancar? La pandemia, la pandemia. Toda culpa de la pandemia.

Es entonces cuando toda esa gente que necesita de verdad ayuda mira a esta gente sin ética ni moral alguna, porque la conoce bien, teniendo claro que tarde o temprano el karma hará su trabajo. Es el "Gran Set" que ya está en marcha, la gran oportunidad, la excusa para un cambio que te la da ponerte detrás de otras víctimas como si se fuera una más.

El mundo está cambiando, sí; de hecho, desde los 80 con internet y la revolución digital se aceleró la velocidad de cambio. Nadie cuerdo niega que con la pandemia se puede haber acelerado un poco más este viaje. Pero es por tres perfiles muy bien definidos. El primero, la necesidad de todos aquellos a los que no les quedó más remedio que aprender a hacer algo nuevo y lo hicieron. El segundo, la oportunidad de meter un turbo para que los que estaban muy capacitados y no podían avanzar aún más, si otros no se formaban en competencias digitales, avancen más todavía. Y, por último, la gente con inquietudes que en vez de pasteles dedicaron esos tristes meses a formación financiera, digital o incluso gastronómica.

De los creadores de "voy hasta arriba ya veremos cuando pueda" nos llega... "ya cuando todo esto pase". Que no engañen, quien quería verte ahora lo tiene más fácil que nunca, aunque esté en el fin del mundo, y esto solo ha sido un doloroso STOP. El coche ha vuelto a arrancar y no ha cambiado mucho de rumbo, así que llegaremos a donde nos merecemos.

La idiocracia cada vez más cerca y el freno roto. Ese ya era y sigue siendo... El peligro.

Noticias relacionadas

next