Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

FÚTBOL

Como un huevo a una castaña: Murcia y Cartagena, que se miden en el derbi, se parecen muy poco

7/12/2019 - 

MURCIA. Pocas veces habremos asistido a un derbi de rivalidad regional e histórica con tanta diferencia previa entre sus contendientes. El Real Murcia-Fútbol Club Cartagena de este domingo a las seis de la tarde en el estadio Enrique Roca -hasta hace dos días Nueva Condomnina- es, sobre el papel, un choque desigual, aunque la grandeza del fútbol y del deporte en general hace que los pronósticos no sean infalibles y a menudo David vence a Goliat.

En este caso, a diferencia de lo que ocurrió en campañas precedentes, el Murcia es David y el Cartagena Goliat y los números dan a entender que el cuadro de la ciudad portuaria es claramente superior al de la capital del Segura.

La decimosexta jornada de la Liga en el grupo IV de Segunda División B trae un derbi en el que unos y otros asumen su realidad. La clasificación no engaña y el líder destacado Cartagena acumula justo el doble de puntos -34 frente a 17- que su enconado rival histórico, un Murcia que es duodécimo en la tabla y tiene las plazas de descenso a Tercera a tan sólo tres puntos de distancia y la promoción por salvarse a sólo dos.

Las trayectorias de uno y otro bando son muy diferentes, pues mientras el equipo que dirige el uruguayo Gustavo Munúa acumula 12 jornadas sin perder -nueve victorias y tres derrotas en ese periodo- el de Adrián Hernández únicamente ha ganado uno de sus siete últimos encuentros ligueros. El Cartagena viene de ganar por 2-1 al Villarrobledo y el Murcia de perder por 2-1 en el campo del Villarrubia.

Eso sí, los capitalinos llegarán con la moral que otorga el hecho de haber ganado la final de la Copa Federación por penaltis ante el Tudelano navarro.

Analizando ambas plantillas encontramos a un bloque plagado de canteranos y de jugadores de la tierra, el del Murcia, frente a un grupo de profesionales más contrastados, con un buen número de extranjeros -Fucile, Carrasquilla, Lucas de Vega, William, Jovanovic y Pablo Caballero- y sin futbolistas de casa, el del Cartagena.

El partido se jugará en Murcia, pero eso tampoco es un factor tan importante, al menos a tenor de las ejecutorias de los comparecientes. No en vano el equipo de Munúa es el mejor visitante de la categoría, con 19 puntos sumados de 21 posibles en siete salidas, y el de Hernández no destaca por ser especialmente sólido en su campo, donde ha sumado 11 puntos y ya ha dejado escapar 10.

Aunque en el verde lo que cuenta es lo que hagan los futbolistas y si acaso los entrenadores también hay que tener en cuenta la situación institucional, algo que habitualmente tiene reflejo en el rendimiento deportivo.

El Cartagena es un club saneado, la mejor fórmula para confeccionar un plantel competitivo y hecho para ascender sí o sí mientras que el Murcia se ve agobiado por las deudas, sigue jugándose su supervivencia hasta el 31 de diciembre y su plantilla fue calificada por su dueño y presidente, Francisco Tornel, como de “low cost”.

Así pues, se podría decir que las dos mayores entidades del fútbol regional hoy por hoy se parecen como un huevo a una castaña, pero eso no es impedimento para que se pueda ver un interesante espectáculo en el Enrique Roca de Murcia, donde se espera una buena entrada de público pues llegarán en torno a 3.000 aficionados desplazados desde Cartagena y se han llenado una decena de autobuses con seguidores blanquinegros. La afición grana seguramente también responderá dado el interés social del encuentro y el impulso anímico que ha supuesto conquistar la Copa Federación, decimotercer título nacional que logra el club en su centenaria historia y que llega dieciséis años y medio después del anterior.

Yeclano Deportivo y UCAM Murcia

La decimosexta jornada del campeonato en el grupo IV también pondrá a jugar al Yeclano Deportivo y al UCAM Murcia Club de Fútbol, los otros dos representantes de la Región en la categoría de bronce.

El Yeclano recibirá este domingo a las doce del mediodía en su estadio, La Constitución, al Villarrubia, que es el decimosexto clasificado con 16 puntos sumados y ocupa el puesto de promoción por la permanencia. El conjunto dirigido por el argentino Alejandro Sandroni, tras ganar el pasado domingo por 2-3 en el campo del Recreativo Granada, es el quinto clasificado con 26 puntos y está a dos de los tres de los cuatro equipos que le preceden, por lo que un nuevo triunfo le podría dejar en puesto de promoción por el ascenso a Segunda.

Por su parte, el UCAM Murcia Club de Fútbol visitará también este domingo, pero a las siete de la tarde, al Villarrobledo para cerrar la jornada ante el que es el colista con 11 puntos en su casillero. Los de Miguel Rivera, después de vencer por 2-0 al Talavera, son décimos con 19 puntos, cuatro por encima de la zona de peligro de descenso a Tercera. Las posiciones que dan derecho a pelear por llegar a la división de plata están a nueve puntos, por lo que el cuadro universitario precisa sumar de tres en tres para luchar por ese objetivo marcado al comienzo del curso.

Noticias relacionadas

next