podrá a alojar hasta un millón en su nueva terminal barlomar

Cartagena plantará cara a los grandes puertos que monopolizan el tráfico de contenedores en España

23/11/2021 - 

CARTAGENA. El Puerto de Cartagena movió el pasado año 703.556 toneladas de mercancías en contenedores, lo que representó un 20,88% menos que el año anterior. Por contra, Algeciras sumó 65.419.527 toneladas, un 1,77% más que en 2019; Valencia 63.391.454 toneladas, un 4,21%, Barcelona 31,966.359 toneladas, Las Palmas 11.441.606 millones de toneladas y, por último Bilbao 5.183.180. Estos cinco puertos representan casi el 90% del volumen total del sistema portuario español en tráfico de mercancías en contenedores.

Los grandes puertos españoles demuestran, tal y como los datos dicen, que son los acaparadores de este tipo de movimiento portuario, pero luego están otros como Santa Cruz de Tenerife, Vigo, Castellón, Alicante, Gijón, Cádiz y  Sevilla que superan los números del puerto de Cartagena, lo que representa un fantástico volumen de negocio que deja de aprovechar la APC. Los motivos que hacen que este tráfico disminuya cada vez más en Cartagena es una dársena pequeña, con una capacidad de tan sólo 100.000 contenedores, que supone un enorme hándicap para competir en igualdad de condiciones

Dicen los expertos, además, que hay una tendencia a la concentración especialmente entre los tres principales puertos del sistema portuario. Valencia, Algeciras y Barcelona suman el 80% del total en el año 2020 cuando, en 2017, representaban el 76%. 

Aseguran, por tanto, que estamos ante una polarización geográfica del tráfico de contenedores, pero, por contra, existen oportunidades para puertos más pequeños, especialmente para los que sirven a un mercado especializado. Algunos puertos cerca de los centros de producción agrícola, podrían considerar el establecimiento de rutas especializadas para contenedores refrigerados hacia el norte de Europa para los productos que hoy en día se mueven en camiones por carretera. 

Este es el camino que busca Cartagena para tratar de plantar cara a los grandes puertos que monopolizan el tráfico de contenedores en el país.

El expresidente de Puertos del Estado Fernando González Laxe, explicaba, en un artículo en El Mercantil, que "muchos de ellos no van entrar en la red global, lo que significa que aquellos que no posean índices de conectividad marítima elevada quedarán marginados y excluidos de las cadenas globales de suministro".

De Tercera a "Primera División"

El desplazamiento de contenedores a una nueva terminal, de mayor superficie y automatizada con más de cincuenta grúas, llevará a Cartagena "hasta la Primera División de los puertos de contenedores", indicaba de forma muy descriptiva Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena durante la presentación de la nueva terminal Barlomar, en la que se invertirán 822 millones de euros.

"El límite de la capacidad de la dársena de Cartagena está cubierto. Necesitamos ir más allá y ser un puerto, dentro de los más sostenibles, que crezca y sea capaz de competir más si cabe", añadía Yolanda Muñoz, presidenta del Puerto. Con el millonario proyecto puesto en marcha podrán multiplicar por diez la capacidad que actualmente tienen en la dársena, por lo que pasará a alojar el millón de contenedores en sus nuevas instalaciones portuarias. 

Recordaban en la presentación que cerca de 85% del tráfico marítimo del mundo pasa por delante del Puerto de Cartagena, algo que no se puede estar desaprovechando, reclamaban los políticos, mientras que son otros puertos los que se llevan esta parte del pastel. "El muelle de San Pedro se ha quedado pequeño para acoger al 90% de los pontacontenedores del mundo", indicaba Arroyo.

Desde que Malcom MacLean habilitara en 1956 un buque tanquero, el Ideal X con 96 TEUs de capacidad, para el transporte marítimo de contenedores, el tamaño y la capacidad de los buques contenedores ha crecido sostenidamente hasta situarse en la actualidad en el entorno de los 20.000 TEUs de capacidad. En la actualidad, el más grande es el HMM Algeciras, de bandera panameña, entregado en abril de 2020, con una capacidad máxima de 23.964 TEU, 399,9 metros de eslora y 61 de manga. 

El Puerto de Cartagena se ha quedado diminuto en capacidad de acogida y de atraque, lo que ha mermado, como indicaban las autoridades, sus posibilidades de crecimiento. Este ahogamiento supone el impulso de otros puertos en plena expansión, como el de Valencia, en el Mediterráneo. Con Barlomar, con 1.400 metros de muelle y 34 metros de calado, la APC apuesta por posicionarse en la carrera del tráfico de contenedores y convertir este tráfico en una de sus grandes apuestas de crecimiento económico a medio plazo.

Noticias relacionadas

next