Hoy es 18 de julio

el coste será de 800.000 euros anuales

Cartagena desestacionaliza la retirada de algas y el mantenimiento de playas con brigadas hasta 2025

2/08/2022 - 

CARTAGENA. Cartagena acaba de adjudicar a la unión temporal de empresas Transportes Europeos del Campo de Cartagena y Construcciones Iniesta el contrato para el 'Mantenimiento y conservación de las zonas del litoral y la retirada de biomasa', que salió a licitación el pasado mes de diciembre. No obstante, una serie de recursos ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales lo mantuvo paralizado durante dos meses y no se reactivó de nuevo hasta el pasado mes de mayo.

De esta manera, el Ayuntamiento de la ciudad portuaria consigue desestacionalizar la retirada de algas para los próximos tres años, lo que garantiza una asignación anual de 800.000 euros para colaborar en la retirada de biomasa, pero también llevar a cabo el mantenimiento del mobiliario y las instalaciones de playa.

Recordemos que la disolución del Imsel (Instituto Municipal de Servicios del Litoral) desprotegía, en parte, la atención que requiere la zona costera de Cartagena (más aún después de los episodios de Danas y la crisis del Mar Menor), que con este contrato vuelve a recuperar una importante inyección presupuestaria que es más flexible, ya que permite destinar los recursos en aquellos momentos o lugares donde se puedan necesitar. Con la llegada de Noelia Arroyo a la Alcaldía se buscó el fortalecimiento de la unidad de Litoral (en manos de Cristina Pérez), que ha conseguido por fin una gran partida como la destinada en este contrato.

Los trabajos que se llevarán a cabo son los de mantenimiento y conservación de las zonas del litoral que comprenden las poblaciones del Mar Menor y la zona Oeste: Playa Paraíso, Playa Honda, Mar de Cristal, Islas Menores, Los Nietos, Los Urrutias, Punta Brava, El Portús, La Azohía e Isla Plana. Parte de los trabajos consisten en el montaje, mantenimiento y desmontaje del mobiliario temporal de playas que se organizará según la temporada y las necesidades. 

Por otro lado, está la retirada de biomasa. Estos trabajos consisten en la retirada mediante maquinaria ligera de los detritos y biomasa acumulados en las playas del Mar Menor siguiendo el Manual de Buenas Prácticas redactado por la Subdirección General de Patrimonio Natural y Cambio Climático para tales fines.

La ventaja de este contrato es que “podemos dimensionar el tamaño de las brigadas a las necesidades que se presenten en cada momento en función de la producción de biomasa. En estos días estamos ultimando con la empresa el diseño de esos equipos para las primeras semanas de trabajo con la intención de comenzar la semana que viene”, explica la alcaldesa Noelia Arroyo, quien apostillaba que “tendremos personal de manera permanente sobre la playa haciendo mantenimiento de las instalaciones y combinándoselas con los empleados de la comunidad en la recogida de algas.

Recordemos, por otro lado, que el Reglamento de Costas y el propio Plan de Protección del Borde Litoral del Mar Menor indicaba que la retirada de lodos y la limpieza de secos era competencia del propio Ministerio de Transición Ecológica, algo que, desapareció del mismo documento el pasado año. "Ellos han sido los que han cambiado las reglas del juego, pero, por otro lado, se nos daba la posibilidad de actuar a nosotros en este asunto, a pesar de que los propios técnicos del Ayuntamiento de Cartagena siguen indicando que deber ser competencia del propio Ministerio", indica Noelia Arroyo

El trabajo se graduará para evitar la acumulación de algas y para garantizar que las playas estén listas para el baño.

400.000 euros invertidos desde comienzos de año

La falta de un gran contrato, como el que se acaba de firmar ahora, ha provocado que el Ayuntamiento de Cartagena tuviera que destinar dinero en partidas más cortas mientras se lograba desenredar el actual. "Hasta ahora hemos tenido que encadenar hasta cuatro contratos para la retirada de algas por un importe 400.000 € para multiplicar por 4 las horas de trabajo. Entre ayuntamiento y comunidad, una media de 40 operarios trabajan diariamente en la retirada de biomasa sobre las playas del término municipal de Cartagena", añade Arroyo.

Cien personas en tierra y cincuenta desde el mar han sacado en lo que va de año del Mar Menor más de 15.000 toneladas de biomasa.

No obstante, la regidora del Consistorio cartagenero reitera que hay que actuar sobre el acuífero "y cortar sus vertido subterráneos y por las ramblas. Hay una solución diseñada por el propio ministerio que es aumentar la capacidad de bombeo de la rambla de El Albujón y el colector vertido cero. Son propuestas del propio Ministerio y hasta el momento nadie ha ofrecido una solución mejor. Su situación nos ha obligado a emplear recursos especiales durante toda la legislatura para combatir los efectos de la proliferación de algas".

Noticias relacionadas

next