guerra y paz con las luces de navidad

Cartagena brilla, Murcia desluce

5/12/2021 - 

CARTAGENA. Vecinos y comerciantes miran con asombro la situación. Metidos ya en el mes de diciembre, cuando la gran parte de los Ayuntamientos ha aprovechado estos días para hacer lucir sus calles con el encendido navideño, Murcia continúa a oscuras, sin luces, sin brillos, sin la alegría que genera y con lo que algunos han venido a denominar el "caos" ante este "retraso injustificado" de las luces de Navidad.

La polémica se agranda día tras día: los reproches, el cabreo y la indignación contrastan con su vecina Cartagena, que este pasado viernes daba al botón de encendido a sus luces, con toda la pomposidad que pudo, para transformar la ciudad a las puertas de las fiestas. Mientras Cartagena brilla, Murcia desluce.

Anta la falta de luz o en este caso de luces, el PP murciano ha sacado toda su artillería a la calle y pone en duda la capacidad para gestionar de PSOE -representado por su alcalde José Antonio Serrano- y Ciudadanos, quienes les arrebataron el bastón de mando el pasado mes de marzo tras 26 años gobernando. "En esta Navidad el socialista Serrano está demostrando su sectarismo haciendo política con la pobreza infantil mientras va a pagar el doble que otros años por la iluminación navideña", denuncian desde los populares..., ahí queda eso.

Ayer mismo, el Ayuntamiento murciano contrarrestaba la ofensiva popular, como no podía ser de otra forma en este libro de Pesadilla antes de Navidad, y sacaba un comunicado explicando que la culpa no es suya, sino de la oposición: "El montaje de las luces debe retrasarse unos días ya que el grupo municipal Popular recurrió el procedimiento de adjudicación del contrato de la iluminación el último día del plazo determinado para ello, y esto ha provocado que no se puedan instalar esas luces en tanto los servicios jurídicos municipales no respondan a la citada reclamación".

Mientras que Murcia continúa a oscuras, desde Cartagena miran con el rabillo del ojo toda esta refriega que tienen montada al otro lado del Puerto de la Cadena y afirman que en el momento que los murcianos vean y comparen "van a empezar a tenernos envidia".

Arroyo, alcaldesa de Cartagena, prefería no meter el dedo en el ojo este pasado jueves, cuando anunciaba la programación para estos días y se le preguntaba si le quitaba a Murcia la capitalidad de la Navidad. "Queremos que se viva con ilusión, responsabilidad y que, si Cartagena es la capital del Turismo en la Región de Murcia, solidaria y con vida, que se transmita también en la Navidad".

Las principales vías de Cartagena, su centro urbano, y en los próximos días en sus barrios y diputaciones cuentan con los adornos, guirnaldas, decoración luminosa, grandes conos o elementos volumétricos. Murcia, mientras, se ha quedado sin el gran árbol de Navidad en la Plaza Circular o se 'enreda' con los gastos del contrato, por el coste de los adornos navideños.

Todos han empezado a ser conscientes de que la planificación festiva es un gran reclamo para atraer a visitantes de otras localidades e impulsar el negocio local. Que se lo pregunten si no es así al propio alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, que hace unos días decía que por cada euro que gastan, "y gastamos alrededor de un millón, se ingresan entre 500 y 1000", revelaba el edil, "Para la ciudad, y en términos de turismo, es el negocio del siglo".

Cartagena ha sabido posicionarse en ese primer lugar en la Región. Ha aprovechado que en Murcia se está 'armando el Belén' para adelantar, vender todas sus bondades, enchufar sus luces, su programación, sus conciertos y demás, y ofrecer, a propios y extraños, un mensaje bien diferente a lo que se vive al otro lado. 

Noticias relacionadas

next