XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Entre Waterloo y Salamanca

No es una ruta vacacional como la que muchos de ustedes empiezan ahora. La cumbre autonómica puede ser una foto o el inicio de algo. La mayoría de los comparecientes no se fían. No va Cataluña y el País Vasco acude tras haber conseguido unas cuantas bagatelas. Mientras Sánchez celebra su gestión de la pandemia y la recuperación económica.

1/08/2021 - 

No está el imprescindible Iván Redondo, pero Óscar López y compañía han preparado la escenografía en Moncloa y Salamanca. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, menos grandilocuente y poético, insiste en lo de la unidad como base para crecer como país. Y pone como ejemplo la pandemia y la vacunación de la que dice: "tenemos la medalla de oro porque hemos vacunado más que nadie".

Asegura que la recuperación económica es un hecho y afirma que el 93% de sus compromisos de gobierno de coalición están en marcha, y de ellos algo más del 30% cumplidos. O sea que tenemos un país moderno, ecologista, digital, verde y no sé cuántas cosas más. Sánchez hace balance muy autocomplaciente y se homenajea recordando su gestión sobre la pandemia. 

Reclama al PP implicación y unidad en asuntos de Estado como es el caso de la renovación de los órganos institucionales como CGPJ, Tribunal Constitucional, Tribunal de Cuentas o Defensor del Pueblo. Pero ahora toca repartir el dinero de los fondos europeos y como decía en las últimas horas, el presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page "que nadie se engañe a Salamanca venimos a hablar de dinero, no de ideología".

 Y tanto, los amigos del PNV, como siempre han conseguido su parte del pastel, -gestión de las tasas Tobin y Google e IVA de ventas a distancia-. Siempre lo hacen y son todo un clásico en la política española, gobierne quien gobierne. Y mientras todos estarán solazados en la foto salmantina, Pablo Casado insiste que todo es un 'mercadeo persa'. Pues nada, diálogo y más diálogo.

Pablo Casado. Foto: EFE/Juan Carlos Hidalgo

La mística de la cogobernanza. Esta pandemia además de desgracia, contagio, muerte y crisis social y económica nos ha dejado unos cuantos 'palabros'. Lo de la 'cogobernanza' es todo un hallazgo para quitarse de en medio en situaciones comprometidas en las que hay que tomar decisiones críticas o polémicas. Se ha construido todo un relato alrededor del concepto que parece el invento del siglo. Se declaró el Estado de Alarma, se venció la curva, llegó la normalidad y se dejó en manos de las comunidades la responsabilidad de gestionar las posteriores olas de contagio con el consiguiente guirigay judicial con decisiones encontradas de los distintos tribunales. 

Y es que la pandemia sigue aquí con nuevas variantes y nuevos problemas que surgen en el día a día. Cuando no son los jóvenes y su movilidad, tenemos la casuística de las mujeres embarazadas y su vacunación, o las restricciones a los sectores hosteleros, o los toques de queda o la próxima gestión de los fondos europeos. Así que más cogobernanza. Que ya luego en los asuntos bilaterales será otro cantar. Por ejemplo, el próximo lunes con Cataluña y la propuesta de un nuevo calendario para la famosa mesa de diálogo. ¿Y lo de la financiación para cuándo? Otro clásico que no sale adelante a pesar de la nueva amistad de Ximo Puig con Sánchez.

El Tablero

  • PSOE: Pedro Sánchez y sus ofrendas/ofertas antes de las vacaciones. Entre sus cuentas y las del FMI, el Gobierno es más optimista y el organismo internacional menos sobre nuestro futuro económico. Veremos que ocurre los primeros meses de gestión de los dineros europeos. En esta catarata de anuncios felices tenemos la creación de 30.000 plazas en la oferta de empleo público más importante que se recuerda. Cerca de 10.000 serán de promoción interna. Sánchez se felicita ya por su éxito y por sus nuevos “fontaneros” en Moncloa capitaneados por Óscar López, y con la atenta y decisoria mirada del ministro de Presidencia, Félix Bolaños. Y encima Casado no cumple con la Constitución como sí hace el Gobierno. Después de tanta autocomplacencia, el presidente se va a descansar con su familia. Lo necesita como todos. Septiembre promete. Esperemos que agosto no se nos complique.
  • PP: Pablo Casado y los nervios demoscópicos. Y la presión de Vox no les deja respirar. En el momento en el que todos los sondeos, salvo el del CIS, les da mayoría absoluta junto con Vox, resulta que los de Abascal les tensionan y dicen que votarán lo que quieran porque se les ha ido la mano al abstenerse en su reprobación en Ceuta. Así Casado nunca tiene un momento de descanso y tranquilidad. Los nervios siguen presentes en su liderazgo. Al estar atados de pies y manos con la necesidad numérica es difícil asentar su mensaje. El caso es que desde el PP intentan minimizar el órdago de Abascal. Se preguntan si Vox votará en contra si en alguno de sus gobiernos autonómicos propone la bajada de impuestos. Digamos que es una batalla desigual porque la fuerza la tiene el PP, pero bien haría en no descuidarse para desmarcarse en determinados temas que rentabilizan sus socios de apoyo. Mientras asegura Casado que está dispuesto a hablar con Sánchez de temas de Estado. Parece que hasta septiembre nada de nada.

Santiago Abascal. Foto: EDUARDO MANZANA

  • Vox: Santiago Abascal tensa la cuerda. Y da la sensación que está con una pataleta considerable. De ahí su anuncio de ruptura con los populares, aunque sea con la boca pequeña. Su posición de actor necesario para apoyar gobiernos del PP es un arma de doble filo. Desde Vox se aprovecha cualquier oportunidad para forzar acuerdos con los populares. A cuenta de lo ocurrido en la Asamblea de Ceuta, Abascal y los suyos aprovechan para presionar en Andalucía, en Madrid, Murcia o donde se tercie. Es cierto que pueden hacerle incómoda la gestión a los gobiernos que apoyan, pero por momentos da la sensación de que sus actitudes van en la dirección de arrastrar voto con su presunta pureza y radicalidad que los populares no se atreven a asumir. De tanto ir el cántaro al río, al final se puede romper. Forzar demasiado la máquina se les puede volver en contra
  • Unidas Podemos: Yolanda Díaz por libre. Y no solo en lo que se refiere a los asuntos de partido en detrimento de Ione Belarra sino en la gestión del Gobierno. Con Pablo Iglesias no hubiéramos visto esta delegación de funciones. Díaz negocia los Presupuestos Generales del Estado con PNV, PdeCat, Bildu y Compromís en principio con empatía y veremos con qué compromisas. Las formas de Díaz parece que son efectivas, aunque en el fondo los contenidos sean los mismos. Es cierto que Ione Belarra ha conseguido la prórroga del denominado escudo social hasta el 31 de octubre. En ocasiones da la sensación de que Unidas Podemos paso a paso va consiguiendo que se ejecuten sus propuestas y que Sánchez no tiene otro remedio que sucumbir a sus postulados, aunque algunos de sus ministros socialistas se revuelvan en sus sillones.
  • Ciudadanos: Inés Arrimadas y su semana perdida. Y es que el tiempo va en su contra. Cuando intenta lanzar un mensaje siempre aparece la fuerza territorial del PP y la pro actividad de Vox siempre muy mediática. Los supuestos réditos de la reciente Convención con nuevos mensajes han quedado diluidos. Cuesta visualizar su relato y cada día que pasa es una dolorosa cuenta atrás. Al final la formula será la que sea, pero su pérdida de votos que rentabiliza el PP acabará con la formación

Las frases de la semana

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: “Tengo el mejor equipo posible para que los sueños se hagan realidad” ¡Y todos tan tranquilos! Iván Redondo desparecido en combate retirado a sus cuarteles de invierno. Pronto tendremos un libro de su paso por Moncloa!

Pedro Sánchez.

Santiago Abascal, presidente de Vox: “Se ríen de nosotros, pero votaremos lo que queramos en cada momento” ¡Más madera para el PP. Puede morir de éxito con tanta pro actividad!

Pablo Casado, presidente del PP: “Desde el PP no levantamos cordones sanitarios” ¡No saben si mirar a su derecha con Abascal o a su izquierda con Sánchez!

José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid y portavoz del PP: “No nos equivoquemos. El adversario es Sánchez” ¡Alguien centrando el mensaje, por si a alguno se le despista”

Emiliano García Page, presidente de Castilla La Mancha: “Fue un error dar los indultos, sobre todo porque los beneficiarios han renegado de ellos. Es mejor ir a Salamanca que ir tanto a Waterloo” ¡Siempre tan lenguaraz y marcando terreno. Que no se las prometa tan felices que la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez está a la espera. Aquello tan clásico, de los enemigos de tu propio partido!

Simone Biles, gimnasta estadounidense: “Tenía la necesidad de hacerme a un lado. No estoy bien. Tenemos que proteger nuestras mentes y nuestros cuerpos y no solamente salir a hacer lo que el mundo quiere que hagamos. No somos solo atletas. Somos personas. Desde que entro al tapiz, estoy yo sola con mis demonios en mi cabeza y ahora tengo que hacer lo que es bueno para mí” ¡Demasiada presión! Les encumbramos y exigimos demasiado. No pensamos que también sienten y padecen!

Noticias relacionadas

la nave de los locos

La derechina patina

Son incorregibles, como dijo Borges de los peronistas. Las derechas españolas andan de nuevo a la gresca. La culpa del último desencuentro la tiene la derechina de Casado, crecida con las últimas encuestas. Pero aún queda mucho partido. El PP, le guste o no, necesita a Vox para gobernar los restos de España

next